La importancia de Alpha Sigma Nu en Loyola Andalucía

“Cree en ti mismo y en lo que eres. Sé consciente de que hay algo en tu interior que es más grande que cualquier obstáculo”. Con esta frase de Christian D. Larson, líder y maestro del Nuevo Pensamiento Americano, podríamos englobar a todos los miembros pertenecientes a Alpha Sigma Nu.

Esta sociedad de honor de los colegios y universidades jesuitas instaura a los estudiantes de dichas instituciones que se distinguen por la excelencia académica, lealtad y servicio. De esta manera, la inclusión a Alpha Sigma Nu es uno de los más altos honores otorgados en un campus jesuita.

El 4 de junio de 1915, John Danihy, SJ, Decano de Periodismo en la Universidad de Marquette (Wisconsin), celebró la inauguración de esta Sociedad con 11 hombres de pregrado universitario. Actualmente, cuenta con más de 80.000 miembros y con 32 capítulos, estando presente en todas las organizaciones jesuitas de enseñanza superior de Estados Unidos y Canadá; en Asia, a través de la Universidad de Sogang (Corea del Sur); y en Europa, gracias a la Universidad Loyola Andalucía.

En 2015, en el marco de la celebración del centenario de la Asociación, Loyola Andalucía fue aceptada como capítulo, siendo de esta manera la primera universidad europea que forma parte de las instituciones que la conforman. Hoy en día, más de 120 estudiantes de ambos campus han sido distinguidos como miembros Alpha Sigma Nu. Su labor es colaborar en los proyectos que más les ilusionan y a los que piensan que pueden aportar su conocimiento y experiencia. Además de colaborar en todo momento en la formación de mujeres y hombres para los demás, comprometidos con el mundo y con la justicia.

Recientemente, la delegación de Loyola Alpha Sigma Nu ha sido distinguida con la ‘Mención Honorable’, concedida por la comisión central de la sociedad de honores en Milwakee, por su actividad durante el curso 2017-2018De esta manera, el Servicio de Comunicación y Relaciones Institucionales se ha puesto en contacto con José Aranda Álvarez, presidente – Executive Board de Alpha Sigma Nu en Loyola Andalucía, para realizarle una entrevista sobre esta distinción y qué implica pertenecer a esta Asociación.

Alpha Sigma Nu ‘está reconociendo las virtudes que se me han dado’

  • ¿Cuáles son las singularidades de esta Asociación?

Alpha Sigma Nu es la sociedad de honores de las universidades jesuitas y está basada en tres pilares básicos: el servicio, el compromiso y la excelencia. Entonces, todo lo que se hace en Alpha Sigma Nu va orientado a intentar cumplir con esas tres virtudes, intentar hacer actividades que promuevan dichas virtudes, e intentar que en el día a día de los miembros estén presentes estos valores.

  • ¿Qué le implica como persona pertenecer a Alpha Sigma Nu?

Desde un punto de vista personal, Alpha Sigma Nu supuso darme cuenta de que me habían sido asignadas una serie de condiciones, de valores, de virtudes, que tenían que ser aprovechadas; que no eran para mí, sino para entregarlas a los demás. De esta forma, creo que desde el punto en el que a uno se le reconoce, uno debería de ser consciente, tomar conciencia de lo que ha ocurrido, e intentar que esto sea un punto de inflexión en su vida.

Me reconoce, y no solo me están reconociendo a mí, sino que están reconociendo las virtudes que se me han dado. Y, a partir de aquí, voy a intentar llevar a gala estas virtudes, voy a intentar mejorarme, voy a intentar ser aún mejor, voy a intentar distinguirme todavía más por estas virtudes.

  • ¿Qué características de esta Asociación o valores tendrá presentes para su futuro profesional y personal?

Sobre las características, Alpha Sigma Nu es una organización única porque, para estar dentro, primero tienes que ser excelente en lo académico (que no significa que seas un ‘coquito’), sino que seas una persona que posee una nota media que te destaca entre los demás. En concreto, el 15% de las mejores medias de la Universidad son los que pueden aplicar a este proceso.

Una vez que hemos dado ese primer paso, hay otro segundo que resulta, para mí, incluso más interesante, y es que se te reconoce no solo por estas notas, sino por todo lo que has hecho más allá de ellas. Esto es el servicio que hayas mostrado, tus habilidades en el trato a los demás, tu solidaridad demostrada en actos de servicio, tus ganas de emprender nuevos proyectos. Se te reconocen una serie de virtudes que pueden llegar a estar muy reconocidas en el plano profesional, según se ha demostrado en todos los años que lleva la Asociación en América.

  • Fue el encargado de recibir el premio ‘Mención Honorable’ para la delegación de Loyola, ¿qué supuso a nivel personal recoger dicho galardón? Y, ¿a nivel académico?

El recibir el premio es un reconocimiento muy grande a todo el equipo ejecutivo, a los 10 estudiantes (cinco alumnos del Campus de Sevilla y otros cinco del Campus de Córdoba) que durante todo el año hemos estado trabajando en desarrollar las actividades que ha hecho la organización. Este reconocimiento nos dice de alguna manera que las actividades que se han hecho, no solo han sido muchas, sino que han sido actividades con fondo, actividades con calidad.

Es algo que nos motiva a todos a seguir trabajando, sobre todo a los que se queden en el equipo para seguir haciendo cosas durante el año que viene; y los que nos despedimos, nos vamos con un buen sabor de boca. Era algo que nosotros pensábamos porque veíamos mucha gente que salía contenta, veíamos que se estaban consiguiendo los objetivos que se plantearon a principios de semestre. Cuando viene las cosas desde fuera y de una institución centenaria como es la Oficina Central de Alpha Sigma Nu (la que reúne a todas las delegaciones), pues es algo para estar orgulloso como equipo.

En cuanto a nivel académico, quizá está bien el haber formado parte del equipo, y, al haber tenido esta distinción, nos hace pensar que somos estudiantes capaces de llevar dos cosas hacia delante: nuestras asignaturas, por un lado, pero también este tipo de liderazgo que hace falta para llevar, para dirigir, una asociación de este tipo.

“Un compromiso hacia el futuro, hacia ser ese tipo de persona el resto de nuestra vida”

Por otra parte, también entrevistamos a Ignacio Garrido Cruz, expresidente y miembro de Alpha Sigma Nu, sobre qué implica formar parte de esta Sociedad de Honores, los aspectos que puede aportar dicha Asociación en el futuro personal, y qué supuso el reconocimiento de ‘Mención Honorable’ a la delegación de Loyola Andalucía.

ComparteShare on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn0

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *