Funny Games: la violencia que no ves, el placer de la violencia

Loyola Campus analiza la película Funny Games en la asignatura del grado de comunicación

Funny Games es un largometraje  de Michael Haneke (1942, Austria), uno de los realizadores ‘más incómodos’ del panorama europeo, que llegó a participar en el Festival de Cannes de 1997, causando una reacción que nadie excepto el propio Haneke esperaba: la totalidad del público abandonó la sala de proyección.

Hace unas semanas, los alumnos de tercero del Grado de Comunicación pudieron realizar un análisis exhaustivo de esta obra y su simbolismo en la asignatura ‘Narrativa y estética audiovisual’, impartida por el Dr. Javier Lozano.

Película para reflexionar

Advertimos que no es una película para ver solo en casa, puesto que exige un debate posterior, preferiblemente con alguien que conozca los distintos matices que esconde tras ella. La historia se desarrolla en el primer día de vacaciones de una familia unida en un entorno rural casi idílico. Pronto recibirán una inocente e inesperada visita. Partiendo de una situación corriente, la vida de nuestros protagonistas cambiará para siempre.

Funny Games es una película violenta que no muestra violencia explícitamente. No os queremos hacer spoiler, lo mejor es que vosotros hagáis click en el Play.

La premisa de la que nace el guión es sencilla: realizar una crítica a la exhibición masiva de violencia en los medios de comunicación, que contemplamos anestesiados, incluso con ‘ansia de más’. Por ello, el director decide jugar con el sonido y el fuera de campo (insinuar y no mostrar) para inquietar al espectador y forzarle a completar la realidad de los protagonistas.

Además, utiliza una técnica conocida como ‘ruptura de la cuarta pared’, consistente en que los personajes se dirigen directamente a la audiencia. En conjunto, Michael Haneke intenta incomodarnos con la intención de hacer su mensaje más efectivo. Te invitamos a ver el trailer en este enlace

Haneke ha sido definido por el diario El País como “uno de los intelectuales más respetados de Europa” afirmando que “en ocasiones la violencia se consume con cierto gusto; y eso me parece asqueroso”, quizá uno de los motivos por los que cada una de sus películas está cargada de crítica social y más que perfilar sus personajes persiga retratar al espectador.

Sobre Funny Games, un afamado crítico de cine británico sentenció: “No sé si me atreveré a recomendársela a mis lectores, pero obligaré a mis hijos a verla”. ¿Y tú?, ¿te animas a sentarte frente a la pantalla?

¿Quieres saber más sobre Funny Games?

Si quieres conocer un poco más sobre esta película de Michael Hanake te dejamos aquí algunos enlaces de interés.

ComparteShare on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn0

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *