Sacando partido a la experiencia internacional de Chicago

Experiencia internacional de chicago

En el mes de Noviembre, me acerqué al tablón de anuncios como cada semana y vi en letras llamativas “San Francisco/ Silicon Valley”. Cuando leí un poco descubrí que era un viaje que hacía todos los años Quinlan School of Business, la escuela de negocios de Loyola University  Chicago, en la que llevo un año estudiando.

La actividad consiste en llevar alumnos de la Universidad a visitar algún núcleo empresarial importante en el país: el primer año fue Seatle, el segundo Dallas y Austin y este San Francisco. Apliqué con objetivo de no quedarme con la espinita de no haberlo intentado sacar partido a mi experiencia internacional de Chicago, pero nunca pensé que me llegaría aquel email de “¡has sido seleccionada!“.

Quinlan Rambler Spring ha marcado para mí un antes y un después en mi vida. En el transcurso de los días, visitamos empresas tales como Google, Uber, Adobe, Salesforce o Stryker en las que nos recibían antiguos alumnos de Loyola University Chicago o colaboradores de esta institución. 

Experiencia internacional en Quinlan Rambler Spring delante de Google
Carmen, junto con el resto del grupo, delante de la empresa Google.

Personalmente, esperaba que nos dieran tours por las instalaciones y que tuviéramos alguna charla formal y distante con los miembros de estas instituciones, pero en ningún caso pensé que íbamos a tener el diálogo abierto e informal que tuvimos con personas de tal relevancia. Nos explicaron cómo habían llegado a trabajar allí; en qué consistía su día a día; porqué estaban trabajando en esas empresas y no en otras; y cuáles eran sus expectativas profesionales.

Una experiencia increíble

Nos dieron consejos y nos hicieron sentir que teníamos verdaderos mentores a mano, si necesitábamos cualquier tipo de orientación. La experiencia fue francamente increíble, me hizo descubrir el significado de conceptos tales como innovación, trabajo duro y cambiar el mundo.

Muchas de las personas que conocimos nos invitaron a escuchar más, no tener miedo, explorar y fracasar y, sobretodo, a perseguir con decisión nuestras metas si las tenemos claras.

En San Francisco, no sólo nos involucramos con el tejido empresarial del “Bay Area”, sino que también tuvimos la oportunidad de tener tours por la ciudad. Así llegamos a conocer mejor una ciudad rica en historia y rebosante de interculturalidad.

En nuestro paso por el primer Chinatown de América, o por The Mission, el barrio donde nació “el burrito”, o en las casitas que parecen de muñecas, donde actualmente viven genios como Michael Zuckerber.  

Hicimos un recorrido por la historia californiana, desde la época que formaba parte de México, pasando por la llegada de la colonia China para la construcción del ferrocarril, hasta llegar al actual auge tecnológico que vive la ciudad.

Visita a San Francisco gracias a la experiencia internacional de Chicago
Carmen, junto con sus compañeros de esta experiencia internacional de Chicago, delante del Golden Gate.

Finalmente, además de la experiencia académica/profesional y la intercultural e histórica, cabe destacar la calidad del equipo de Loyola University Chicago. Tanto los tres miembros del staff, como mis 13 compañeros de viaje me enseñaron algo nuevo cada día y me ayudaron a procesar lo que estábamos viviendo, gracias a los  debates y conversaciones que enriquecieron infinitamente esta experiencia.

Una experiencia muy recomendable

La diversidad del grupo tuvo mucho que ver, debido a que, entre los 14 estudiantes, sumábamos ocho nacionalidades: Honduras, México, China, Madagascar, Ecuador, Puerto Rico, España y EEUU. Además, cada uno estudia un área específica de negocios: innovación, medio ambiente, finanzas, contabilidad o economía. Esto nos ha permitido estar en continuo aprendizaje. Conocer nuevos idiomas y nunca dejar de sorprendernos, los unos a los otros, con opiniones dispares y con preguntas que enriquecían nuestras visitas y  debates.

En conclusión, me llevo nuevos amigos, contactos y una vivencia única. Sin duda, una actividad que recomiendo encarecidamente a los alumnos que estudiarán aquí el próximo año. No dejéis pasar esta oportunidad de sacar el máximo partido a vuestra experiencia internacional de Chicago. 

Columna de opinión de Carmen Cuadrado

Fotografías: Carmen Cuadrado

Edición: Javier Llorente

ComparteShare on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn0

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *