“El lunes, empezamos los exámenes…”

Exámenes de grado la Universidad Loyola Andalucía.

Los alumnos de la Universidad Loyola Andalucía comenzamos los exámenes, una época difícil en la que nos jugamos el semestre. Entre la feria y las ganas de finalizar el curso, estudiar se presenta como un reto para los que queremos tener un verano más relajado sin tener que estar pensando continuamente en notas y libros.

Compromiso y motivación

Compañeros de distintos grados cuentan a Loyola Campus cómo se preparan para este tiempo de horas y horas de biblioteca, con el ruido de la feria de por medio esta semana. Ignacio García Vera y Miguel Crespo, de cuarto curso del Grado en Ingeniería Electromecánica, y Guillermo Borrero, de cuarto curso del Grado en Comunicación, destacan la necesidad de “dar el último tirón antes de las vacaciones”.

Para Ignacio y Miguel, que preparan también el Trabajo Fin de Grado (TFG), la clave para afrontar los exámenes de grado universitario está “en el compromiso que tenga cada uno con su carrera” porque “dependiendo de lo ilusionado y concentrado que estés con lo que estudias, será más fácil dedicar tiempo a las asignaturas”. Además, terminar el grado se presenta como “una motivación extra para aguantar el tirón sin pensar en las horas que hay que dedicar realmente al estudio”.

Saber organizarse es clave

Guillermo Borrero cree que lo verdaderamente importante es “la seriedad en el momento en el que planificas el mes de exámenes”. Un buen ‘planning’ diario “sabiendo cuántas horas le vas a dedicar a cada asignatura y qué vas a trabajar en ellas es la clave” asegura nuestro compañero del Grado en Comunicación. No solo eso, también reflexiona sobre el enorme beneficio “de aprovechar el estudio trabajando eficazmente sobre la materia para la que tengas examen” quiso matizar Guillermo.

En definitiva, para no entrar en un bucle de agobios y desesperaciones existen varias claves a la hora de afrontar los exámenes finales de grado universitario. En primer lugar, debe existir compromiso con lo que estudias para que acabar sea una motivación y no un suplicio; por otro lado, está la necesidad de una buena planificación en la que puedas aprovechar cada hora que le dediques al estudio. Los alumnos de la Universidad Loyola Andalucía comienzan una época difícil, pero rendirse nunca fue una opción para los valientes.

ComparteShare on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn0

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *