El jesuita Olaizola y su análisis de la realidad

Entrevista al jesuita José María Rodríguez Olaizola en Loyola Campus.

El jesuita y sociólogo José María Rodríguez Olaizola sabe de lo que habla. Con su visión y lenguaje consigue acercar a los jóvenes a realidades cotidianas de la vida diaria. Ha escrito libros como Hoy es ahora, gente sólida para tiempos líquidos’, ‘Ignacio de Loyola, nunca solo’ o ‘En tierra de nadie’, en los que combina una visión creyente con el estudio sutil de la verdad. En Loyola Campus hemos hablado con él para tratar asuntos como la libertad de expresión, las redes sociales al servicio del Evangelio o el mensaje del Papa Francisco.

Evangelizar en redes sociales y libertad de expresión

Para Olaizola, “transmitir el mensaje del Evangelio es dar una buena noticia para todas las personas” y, añade, “se puede hacer por redes sociales. No todos los mensajes que se transmitan por estas plataformas tienen que ser pesimistas o fomentar polémica”.

José María  tiene un canal en YouTube en el que manda mensajes cortos relacionados con todos los aspectos de la vida “yo por ejemplo utilizo las redes sociales para fomentar y buscar espacios de encuentro sin polémicas, ni malos gestos”, comenta en en referencia a lo que hace en este canal.

En lo que a libertad de expresión y respeto se refiere, “separar esta línea es muy difícil porque lo que para unos es una ofensa, para otros es libertad de expresión y viceversa”. Olaizola subraya que “el equilibrio es complicado”, pero existe una forma positiva de cambiar la realidad recurriendo “al humor”. En este sentido, recuerda que “hay que tener cuidado porque no todo se puede censurar. Que no te guste algo no significa que tenga que ser una ofensa y se salte las reglas de la libertad de expresión” añade.

El Papa Francisco y un mensaje de esperanza

Otra de las cuestiones que hemos tratado con el jesuita, es el espíritu que tiene el Papa Francisco respecto al mundo y las personas. Para él “no ha cambiado la doctrina,  ha cambiado el acento”. El Papa “pone en el centro a la persona, la misericordia y la pastoral, algo muy evangélico”.  Además indica que con esto “abre la puerta a muchísimas personas porque pone el foco sobre la humanidad frágil y real. Todos tenemos pies de barro y con ellos hay que ir caminando por la vida”.

Olaizola también ha hablado sobre el optimismo utópico para el que piensa que “no hay sitio; lo hay para aquel que se ajuste a la realidad y lance un mensaje esperanzador”, aunque también es cierto “que existen personas que te acusan de buenista e ingenuo cuando lanzas mensajes positivos”.

En su reflexión, José María reconoce que sí hay sitio para un optimismo “que parta de la realidad y dé esperanza, porque si piensas que es posible, es obvio que la alegría tiene hueco en nuestros corazones”, concluye.

En cuento al papel de los jóvenes en el mundo, éstos han de mantenerse sólidos en tiempos tan líquidos donde cualquier opinión es válida por inercia.

Por último, José María Rodríguez Olaizola ha querido lanzar un mensaje positivo para aquellos estudiantes que están cursando un grado universitario: “no se puede tener todo, esto implica tener responsabilidades y saber elegir. Se debe apostar por algo con lo que te quieras comprometer y hacerlo a conciencia”.

Escucha la entrevista completa.

ComparteShare on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn0

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *