Objetivo Chicago: una experiencia única

Universidad Loyola Chicago

Durante nuestra existencia, vivimos todo tipo de experiencias, que modelan nuestra manera de actuar, nos aportan una forma de ser, que nos hace únicos y nos diferencia de los demás. Aprovecharlas depende de nosotros. Del mismo modo que elegimos nuestra formación académica, también escogemos las experiencias y cómo aprovecharlas. Estas serán las que formen nuestro currículum vital.

Entre las muchas aportaciones que recibí durante mi estancia en Loyola University of Chicago, me quedaría con la vida en comunidad dentro de la universidad jesuita. Fue llegar y sentirme parte del grupo desde el primer momento. Un grupo que acoge a todos los alumnos que llegan y cuya característica principal es la diversidad, pero con una identidad común, un ‘grupo Loyola‘.

La vida dentro del Campus

La universidad en Estados Unidos está concebida para que todo el mundo viva continuamente dentro del campus. De hecho, los alumnos de los primeros cursos deben vivir en los halls, clases comunes que tomas con gente de distintos grados. Por otro lado, la cantidad de actividades, clubs y cosas que pudes hacer dentro del campus es tanta, que necesitaría varias páginas para enumerarlas todas.

Es un círculo creado para que vivas dentro de la universidad. Para que tu tiempo de estudio y tu tiempo libre lo emplees en el mismo lugar y con la gente que forma parte de esta gran comunidad. Ellos pasan a ser las personas con las que compartes el tiempo y experiencias, tanto alumnos, jesuitas, como miembros del staff.

Esto hace que te sientas totalmente involucrado y un miembro más de la comunidad universitaria jesuita. El calor humano que encuentras también ayuda a combatir el frío de Chicago.

Los alumnos siempre suelen formar parte de un par de grupos, ya sea de deporte,  órganos representativos de cualquier organización, asistentes de profesores, trabajadores dentro del campus, etc. Ello hace que conozcas cientos de personas con las que compartir distintas ideas e intereses.

Escuchar opiniones diferentes es lo nos hace tener visiones distintas de las cosas y nos aporta enriquecimiento personal. Reforzado también por la gran diversidad lingüística y cultural, que te encuentras dentro de este país. Distintas religiones, razas… cada uno tiene una procedencia totalmente distinta.

En definitiva, creo que el sistema educativo en América está concebido para crear este grupo de personas que, aunque a veces nos parezcan mucho más impersonales que nosotros, tienen un lazo común, que les une e impulsa a crecer juntos como comunidad universitaria.

Una lección de vida como otras muchas que están por llegar, por la que doy gracias de haber recibido, porque creo que vivencias como éstas aportan experiencias formativas únicas.

Por eso, desde aquí invito a todos aquellos estudiantes que puedan, que aprovechen todas las oportunidades que ofrece la Universidad Loyola Andalucía. Nos ayudan a formarnos como profesionales y, sobre todo, como personas. Formamos parte de la comunidad universitaria jesuita.

Texto de Curro Santiago 

 

ComparteShare on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn0

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *