Atentados en París, división en redes sociales y concienciación a posteriori

Atentados de París en las Redes Sociales

No olvidemos nunca que el terrorismo es, en el fondo, en su naturaleza maligna, una guerra psicológica
Norm Coleman

La gran mayoría de personas estaban en sus hogares la noche del 13 de noviembre de 2015. Por un momento, el mundo quedó mudo. Solamente se oían las noticias sobre los ataques terroristas en la capital francesa y su suburbio de Saint-Denis.

Los atentados terroristas de París, dejó mudo al mundo.Fue un impacto, pero rápidamente empezamos a compartir noticias sobre esta masacre, y a querer saber más de lo que estaba sucediendo.

Cientos de familiares contactaron con los que estaban en París, ya sea por viaje de negocios, por vacaciones… daba igual lo que estuviesen haciendo, lo primordial era saber si todos nuestros allegados se encontraban en el restaurante Petit Cambodge o en el teatro Bataclan.

Finalmente, la autoría de los ataques fue reivindicada por el autodenominado Estado Islámico, sobre el que el profesor Pedro Rivas realizó un exhaustivo análisis para Loyola Campus hace unas semanas.

El Ágora de las redes sociales

Los medios de comunicación y muy especialmente las redes sociales se hicieron eco del suceso acontecido en París y parecía no haber otro tema de relevancia. Durante aproximadamente par de semanas la información sobre los ataques terroristas copó casi todos los titulares.

Los mensajes de solidaridad con el pueblo francés se extendieron rápidamente por las redes a través de la etiqueta #PrayForParis. Todo estaba correcto dentro del panorama que se había presentado sin avisar. De la manera que podíamos, estábamos ayudando con nuestro granito de arena a una importante capital europea.

Redes Sociales y Atentado en ParísSin embargo, los usuarios nos quisieron hacer saber que esto mismo está pasando día tras día en países como Siria, un país soberano de Oriente Próximo que se ha visto perjudicado principalmente por la expansión del Daesh.

Se abrieron dos bandos bien diferenciados: los que apoyaban a Francia y quienes pedían justicia también hacia los países más afectados. La gente calificaba de hipócrita a aquellos que solamente estaban estremecidos por París y no sabían que ahí fuera hay países que en manos del grupo terrorista, viviendo bajo presión y con miedo de no saber si hoy será su último día de vida.

Para qué nos vamos a engañar,  gracias a estos ataques, cada vez hay más ciudadanos que se interesan por saber qué esta ocurriendo en las zonas de conflicto, desafortunadamente hasta que no nos hemos visto en riesgo no hemos fijado nuestro interés en el tema.  Siempre tiene que haber un detonante que nos afecte directamente para que nosotros actuemos.

Ahora sí nos afecta

Estamos en un mundo donde el individualismo cada vez está más presente. Solemos preocuparnos solamente por nuestro ombligo. Es una verdadera lástima que estos ataques ocurran en pleno siglo XXI, pero más pena es que no nos enteramos de lo que hay allí afuera si no es mediante un detonante como este.

En nuestras manos está el futuro que queremos para este mundo. Quizá ahora sí podamos afirmar que la pelota está en nuestro tejado.

Lee también

Texto: Carlos Cánovas

Fotografías: Europa Press / Rob Potvin / Pixelkult

Edición: Candela Granados / Álvaro Guerrero

 

ComparteShare on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn0

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *