Arte y creatividad en el Grado en Educación Primaria Bilingüe

Los alumnos del Grado en Educación Primaria Bilingüe, han realizado un especial proyecto  “Decorating our room”, en la asignatura ‘Visual Arts Teaching’, desarrollando su creatividad y expresión artística y poniendo en práctica sus conociomientos sobre la enseñanza a niños de entre 6 y 11 años.

El aula, espacio de aprendizaje

En primer lugar, la profesora Esther Menor instó a sus alumnos a desarrollar su creatividad y expresión artística situándolos en un contexto potencialmente real. Los alumnos, imaginándose profesores de primaria, debían preparar su aula creando un ambiente acogedor que al mismo tiempo influyera positivamente en el proceso de aprendizaje. Desde que la conocida pedagoga María Montessori indicara que el ambiente que rodea a un niño debe estar adornado o decorado con materiales que estimulen el pensamiento y que proporcionen un elemento interesante del que aprender, muchos han sido los estudios que hacen énfasis en la preparación del aula como un espacio de aprendizaje para el niño.

En el aula preparada por los alumnos del Grado en Educación Primaria, el niño puede interactuar con distintos elementos para afianzar su aprendizaje de forma divertida. El aula es, asimismo, un lugar apropiado para exponer los logros del niño: el rincón del artista de la semana es una afirmación en público del valor de un trabajo realizado por ellos; el rincón del escritor muestra los diferentes escritos que los niños han realizado y que todo el mundo puede leer; en el rincón de lectura, cada niño cuelga el título del último libro que ha leído…

Por último, la decoración del aula desarrolla en el niño el sentimiento de sentirse parte de una comunidad: además de la exhibición de sus trabajos, el nombre y la foto de cada niño formando parte de un todo reafirma este sentido de pertenencia. Todos estos aspectos fueron tenidos en cuenta por los alumnos de educación cuando desarrollaron sus proyectos.

Formando mentes creativas

En segundo lugar, Esther Menor se planteó como objetivo que los estudiantes del grado, se dieran cuenta de su propia capacidad de creación para que, en el futuro, sean capaces de fomentar la creatividad en los niños. Para desarrollar una metodología creativa es imprescindible haber experimentado una metodología activa y haberse enfrentado a actividades reales, sin respuestas cerradas, que favorezcan y estimulen la búsqueda de soluciones originales.

En este sentido, uno de los objetivos de la Universidad Loyola es formar a personas ricas en originalidad, con iniciativa, listas para afrontar los posibles problemas que deriven del desarrollo de su profesión de una manera creativa. Al poner en práctica el proyecto “Decorating our room”, los alumnos de educación tuvieron que imaginar su proyecto mentalmente, seleccionar de entre todas sus ideas aquello que mejor expresaba sus ideas, tomar decisiones a la hora de elegir materiales, un color, un trazo…Tuvieron que poner en práctica elementos y técnicas artísticas aprendidas en la asignatura ‘Visual Arts Teaching’, y al hacerlo, tuvieron que resolver con creatividad todos los problemas que se encontraron durante el proceso.

Trabajo colaborativo

Por último, todo el proyecto fue un actividad de trabajo colaborativo. Explica Esther que, aunque “los trabajos en grupo no son una metodología nueva en la Universidad Loyola Andalucía”, lo realmente complejo fue “el compromiso con el que todos debían involucrarse en el proyecto, tuvieran más habilidades artísticas o menos, y dar lo mejor de cada uno para que el proyecto final tuviera éxito”.

ComparteShare on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn0

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *