Ventajas de ser madre tardía

Ser madre tardía tiene ventajas como demuestran nuevos estudios

Una vez que conoces la feliz noticia que estas embarazada a los cuarenta, uno de los pensamientos que no dejan de repetirse es que la edad puede poner en peligro la salud del futuro bebe. Estamos acostumbradas a leer en multitud de medios que la mujer embarazada en edad avanzada es considerada de riesgo, ya que se relaciona con una mayor probabilidad de alteraciones genéticas, bebes prematuros y de bajo peso al nacer. Además, se asocia con una mayor posibilidad de sufrir enfermedades durante el embarazo. Nada bueno tampoco para la madre.

Sin embargo, esta información se ha puesto en cuestión con nuevos estudios que han demostrado que la maternidad tardía puede no tener inconvenientes, sino incluso algunas ventajas para el bebé y su madre.

Nuevas investigaciones sobre maternidad tardía

Un estudio1 publicado por el prestigioso Instituto Max Planck de Investigación en Demografía (MPIDR) junto con la London School of Economics (LSC) demostraron que la edad avanzada de la madre no era la causante de los riesgos del bebe al nacer. Los riesgos en el parto estaban mejor explicados por el comportamiento y estilos de vida de la madre.

Lo fundamental es que la madre practique un estilo de vida saludable (dieta mediterránea, ejercicio regular, no fumar, etc.). Además, el mismo grupo de investigación demostró que los hijos de madres mayores de 35 años, tenían mayores puntuaciones cognitivas que los hijos de las madres jóvenes2.

En la misma línea, recientes investigaciones han revelado que las madres que tienen hijos con más de 35 años viven más3,4 y tienen mayor capacidad mental en la vejez5. Dos estudios epidemiológicos han encontrado los mismos resultados, ser madre mayor incrementa significativamente la probabilidad de vivir más allá de los 90 años. Además, en otro estudio la edad avanzada en el último embarazo se asoció con mejores puntuaciones en tareas de memoria y aprendizaje en la vejez.

Estos resultados pueden explicarse en parte porque, en la actualidad, las madres mayores suelen contar con más recursos económicos y un mayor nivel educativo, pero también apuntan a que el embarazo tardío (debido a que las hormonas sexuales afectan a la función cerebral) puede ofrecer protección contra el deterioro cognitivo en etapas posteriores de la vida.

Aunque hay que seguir investigando. Me quedo con el vaso medio lleno. Existen algunas ventajas de ser madre tardía.

Referencias

  • Goisis, A., Remes, H., Barclay, K., Martikainen, P. & Myrskylä, M. (2017). Advanced maternal age is not an independent risk factor for low birth weight or preterm birth. American Journal of Epidemiology, 186(11), 1219-1226. DOI: 10.1093/aje/kwx177.
  • Goisis, A., Schneider, D.C. & Myrskylä, M. (2017). The reversing association between advanced maternal age and child cognitive ability: evidence from three UK birth cohorts. International Journal of Epidemiology, 46(3), 850-859. DOI: 10.1093/ije/dyw354.
  • Shadyab A.H., Gass, M.L., Stefanick, M.L., Waring, M.E., Macera, C.A., Gallo L.C., Shaffer, R.A., Jain, S. & LaCroix, A.Z. (2017). Maternal Age at Childbirth and Parity as Predictors of Longevity Among Women in the United States: The Women’s Health Initiative. American Journal of Public Health, 107(1), 113-119. DOI:10.2105/AJPH.2016.303503
  • Sun, F., Sebastiani, P., Schupf, N., Bae, H., Andersen, S.L., McIntosh, A., Abel, H., Elo, I.T. Perls, Thomas T. (2015). Extended maternal age at birth of last child and women’s longevity in the Long Life Family Study. Menopause Journal, 22(1), 26–31. DOI: 10.1097/GME.0000000000000276.
  • Karim, R., Dang, H., Henderson, V.W., Hodis, H.N., St John, J., Brinton, R.D. & Mack, W.J. (2016) Effect of Reproductive History and Exogenous Hormone Use on Cognitive Function in Mid- and Late Life. Journal of American Geriatric Society, 64(12), 2448-2456. DOI: 10.1111/jgs.14658.
Emma Motrico

Emma Motrico

Me interesa conocer los resultados de la investigación aplicada en salud mental, también las políticas sociales y sanitarias. Además soy madre. Me preocupa la educación y cómo hacer para dejar a nuestros hijos un mundo mejor. Como doctora en psicología, docente e investigadora de la Universidad Loyola Andalucía revisare la actualidad sobre bienestar social y salud.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *