Trastornos de la Conducta Alimentaria y Trastornos de la Personalidad

Nuevas investigaciones sobre trastornos de la conducta alimentaria

En pleno siglo XXI, los Trastornos de la Conducta Alimentaria (TCA) se encuentran en el punto de mira de la sociedad occidental, ya que captan el interés tanto de los investigadores como de los medios de comunicación.

Popularmente, cuando oímos las palabras “Anorexia” o “Bulimia”, rápidamente solemos asociarlas con síntomas característicos del trastorno, como la restricción alimentaria o la provocación del vómito, respectivamente.

Sin embargo, en la práctica sanitaria no resulta tan fácil hacer la distinción diagnóstica ya que la sintomatología suele manifestarse de forma comórbida, es decir, en presencia de otros trastorno además de la enfermedad principal.

Investigando sobre qué enfermedades suelen aparecer junto a Trastornos de la Conducta Alimentaria, encontramos cantidad de estudios (Friborg y otros, 2014; Magallón-Neri y otros, 2014) que ponen de manifiesto la comorbilidad entre los Trastornos Alimentarios y los Trastornos de la Personalidad (TP). Llegados a este punto, nos planteamos lo siguiente: ¿el tratamiento de los síntomas alimentarios sería suficiente para la remisión de la enfermedad? O, por el contrario, ¿estaríamos contemplando sólo la punta del iceberg?

Estudio empírico

En el intento de responderlas, se hizo una investigación, basada en el estudio original de Almeda, Borda, Avargues y Asuero (2015), cuyo objetivo era conocer la prevalencia del TP en una muestra de 66 mujeres diagnosticados de TCA. Las pacientes acudían a ADANER (Asociación en Defensa de la Atención a la Anorexia y Bulimia), donde se llevaba a cabo el proceso de evaluación psicológica.

Los resultados hallados mostraron que el TP más frecuente era el Trastorno Límite de la Personalidad, observado en un 47% de las participantes, seguido del Trastorno de la Personalidad Esquizotípica (40%) y del Trastorno de la personalidad Antisocial (35%). La respuesta a estos resultados podría hallarse en las teorías dimensionales, las cuales contemplan que entre la normalidad y la psicopatología no existen límites fijos y rígidos, sino que se trata de un continuum.

En este caso, niveles tan altos de comorbilidad pueden deberse a que ambas patologías (TA y TP) comparten más características de  lo esperado. En este sentido, el Enfoque Transdiagnóstico (Fairburn, 2008; Fairburn, Cooper, y Shafran, 2003) se torna esencial en su explicación, ya que se centra en las características comunes entre trastornos, a priori, diferentes. Dicho enfoque es realmente útil a la hora de diseñar programas de tratamiento eficaces, adaptados a las diversas manifestaciones del malestar y, específicamente, de sus interrelaciones (Belloch, 2012).

Así, para profundizar en la visión del iceberg, se recomienda el empleo de terapias grupales diseñadas en función de la sintomatología común, sin que estén limitadas a la categorización del propio trastorno, es decir, que contemplen más allá de los criterios diagnósticos definitorios.

 

Referencias bibliográficas

Almeda, N., Borda, M., Avargues, M. L. y Asuero, M. (2015, octubre). Comorbilidad entre los Trastornos Alimentarios y los Trastornos de la Personalidad. IX Congreso de la AEPCP. Obsesiones, compulsiones y problemas relacionados: ¿qué hay de nuevo? Valencia (España).

Belloch, A. (2012). Propuestas para un enfoque transdiagnóstico de los Trastornos Mentales y del Comportamiento: evidencia, utilidad y limitaciones. Revista de Psicopatología y Psicología Clínica, 17, 259-311.

Fairburn, C.G. (2008). Eating disorders: The transdiagnostic view and the cognitive behavioral therapy. En C. Fairburn (Ed.), Cognitive behavior therapy and eating disorder. New York: Guilford Press.

Fairburn, C.G., Cooper, Z., y Shafran, R. (2003). Cognitive behaviour therapy for eating disorders: A «transdiagnostic» theory and treatment. Behaviour Research and Therapy, 41, 509-528.

Friborg, O., Martinussen, M., Kaiser, S., Overgard, K.T., Martinsen, E.W., Schmierer, P., y Rosenvinge, J. H. (2013). Personality disorders in eating disorder not otherwise specified and binge eating disorder: a meta-analysis of comorbidity studies. The journal of nervous and mental disease, (202)2, 119-125.

Magallón-Neri, E., González, E., Canalda, G., Forns, M., De La Fuente, J.E., Martínez, E., García, R., Lara, A., Castro-Fornieles, J. (2014). Prevalence and severity of categorical and dimensional personality disorders in adolescents with eating disorders. Eurpean Eating Disorders Review, 22(3), 176-184.

Nerea Almeda

Nerea Almeda

Becaria Predoctoral de la línea Evaluación de sistemas y servicios de atención sociosanitaria en el Departamento de Psicología, Universidad Loyola Andalucía. Graduada en Psicología por la Universidad de Sevilla (US). Está finalizando el Máster Oficial en Psicología General Sanitaria, en la US. Fue alumna interna durante los 4 años del Grado en el Departamento de Personalidad, Evaluación Y Tratamiento Psicológicos de la Facultad de Psicología (US). Ha colaborado en el Servicio de Prevención de Riesgos Laborales (Área de Psicología Clínica) de la Universidad de Sevilla. Investigadora durante más de 6 años en temas relacionados con la Psicología de la Salud e intervención en Medicina Comportamental, aportando presentaciones a congresos. Ha participado en el proyecto “Emotional Eating y estrés laboral: Hacia entornos y hábitos de trabajo saludables”, enmarcado en las “Ayudas a la Investigación Ignacio Hernando de Larramendi 2014”, concedidas por la Fundación Mapfre. Referente a la experiencia profesional en el área de la Psicología Sanitaria, lleva colaborando más de 6 años en la Asociación contra la Anorexia y Bulimia Nerviosas: ADANER.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>