Trastorno de personalidad múltiple, a propósito de la película ‘Múltiple’

¿Qué es el trastorno de la personalidad múltiple?

El trastorno de identidad disociativo o personalidad múltiple, se caracteriza por la presencia de dos o más personalidades distintas en el mismo individuo, de las que sólo se manifiesta o toma el control una cada vez.

Cada identidad construye sus propios recuerdos, tiene sus gustos, preferencias, y una conducta específica. El individuo es incapaz de recordar información personal relevante que no es explicable por un olvido ordinario, hasta el punto de que cada personalidad se experimenta como si tuviera su propia historia y autoimagen.

Suele existir una personalidad principal o anfitriona previa a la aparición del trastorno y otras identidades que se desarrollan posteriormente. El paciente normalmente desconoce la existencia de las otras personalidades, lo va descubriendo lentamente como consecuencia de sus comportamientos (ej. Despertarse con un osito de peluche en la mano que no sabe de dónde procede, descubrir que ha hecho uso de una gran cantidad de dinero sin saber en qué etc.).

Las causas de este trastorno de personalidad múltiple en el 95% de los casos están asociadas a traumas infantiles (abuso físico y sexual) el sujeto no puede hacer frente a la situación traumática vivida y desarrolla una personalidad que le protege o le hace más fuerte.

El trastorno de personalidad en el cine

Esta descripción, viene a colación de la película ‘Múltiple’, que narra la vida de un individuo con 23 personalidades diferentes, y cómo estas preparan la llegada de una personalidad definitiva a la que llaman ‘la bestia’. Existen ciertas presunciones no respaldadas científicamente que pueden llevar a error en el espectador y a crearse una imagen incorrecta de este trastorno.

Por ejemplo, se expone que cada identidad tiene una entidad fisiológica y orgánica separada; mientras uno tiene diabetes el resto no, uno puede ser ciego y el resto ver, entre otras.

Cuando esto es del todo imposible, las funciones orgánicas no pueden ser independientes, lo que si sucede es que, por ejemplo, ante una personalidad más agresiva la activación del sistema nervioso central puede ser mayor y el nivel de alerta generalizado permitir tener mayor agudeza visual, mientras que una personalidad más infantil se caracterizará por un tono más asustadizo y vulnerable, pero dentro del continuo que permita una condición física determinada.

Por otro lado, las identidades no hablan entre sí, en la película aparecen conversando y transmitiéndose información, incluso suplantándose la una a la otra de forma intencional, cuando generalmente lo que sucede es que la persona tiene grandes lagunas de lo que sucede en su vida y va conociendo la existencia de las otras personalidades a posteriori, bien por las consecuencias que produce o por el proceso terapéutico.

Finalmente, se transmite una idea de enfermedad mental vil y peligrosa que alimenta la estigmatización existente en este tipo de trastornos. El sujeto, impulsado por sus múltiples personalidades urde un plan mezquino y retorcido para agasajar a su identidad venidera, pero esta maldad ni está justificada ni es veraz.

Tenéis aquí un enlace a un video que han realizado los alumnos de tercero de psicología,  de Córdoba, en la asignatura de psicopatología, sobre el trastorno de identidad disociativo, donde describen y representan un caso de forma rigurosa.

Referencias

Davey G. (2014) Psychopathology: Research, Assessment and Treatment in Clinical Psychology. Second edition; Chichester: John Wiley & Sons, Ltd.

Robles R., Páez F., Marín, M. (2011) Trastornos disociativos. En VE Caballo, IC Salazar y JA Carrobles (Dirs.) Manual de Psicopatología y Trastornos Psicológicos. Madrid: Ediciones Pirámide

Desireé Ruiz es coautora de este post

Mencía Ruiz

Mencía Ruiz

Profesora del Departamento de Psicología, Sociología y Trabajo Social de la Universidad Loyola Andalucía. Doctora en Psicología por la Universidad Camilo José Cela, Máster en intervención sobre la ansiedad y el estrés. Experta en investigación sobre servicios de salud mental, ha participado como miembro de la Asociación Psicost en proyectos europeos y nacionales en evaluación de servicios y sistemas de financiación: REFINEMENT (investigación sobre sistemas de financiación en servicios de salud mental en Europa) eDESDE-LTC (descripción y evaluación de servicios de atención a largo plazo en Europa), Atlas de Salud Mental de Vizcaya, Guipúzcoa, Cataluña, Madrid, y el Atlas de Salud Mental sobre 8 Comunidades Autónomas de España para el Ministerio de Sanidad. Investigador de proyectos de discapacidad intelectual: TRINNODD (Transferencia de Innovación para personas con diagnóstico dual); Pomona II (Indicadores de Salud para Personas con Discapacidad Intelectual), FIL (Guía de Consenso sobre el Funcionamiento Intelectual Límite).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *