Niños muy felices ¿adolescentes problemáticos?

salud mental en la adolescencia

Ya en tiempos de Rousseau (1762) se hablaba de la adolescencia, o edad de la razón, como etapa que escenifica un segundo nacimiento y supone un periodo de crisis para la persona en el que predominan las pasiones y constantes cambios de humor que hacen que el niño se torne indisciplinado.

Sin embargo, hoy en día, se asiste a un aumento de dificultades de salud mental en la adolescencia y no resulta ajeno escuchar que los jóvenes actuales resultan aún más difíciles y presentan  más problemas que en tiempos pasados.

La adaptación a los cambios en la adolescencia

La adaptación a los diferentes cambios de naturaleza biológica y tareas como la creación de la identidad individual y de género, o la definición de los propios valores y creencias supone una importante fuente de estrés, existiendo diferentes factores de ajuste y desajuste que inciden en la adaptación a los mismos (Salmera-Aro, 2011).

Los bruscos cambios hormonales, la mayor capacidad de introspección, la escasa competencia de autorregulación y el cuestionamiento de las figuras de autoridad explican, entre otros factores, la posibilidad de que se presenten dificultades de carácter internalizante y externalizante que generan malestar y conflicto en el propio individuo y en el entorno social (Achenbach, 1966; Palfrey, Tonniges, Green y Richmond, 2005).

Esto se hace más acusado debido al salto entre la adquisición de las funciones ejecutivas cold (naturaleza cognitiva) y las funciones ejecutivas hot (relacionadas con la regulación emocional) y que se adquieren a posteriori.

Estos cambios son normativos, esto es, suceden de manera invariable. La cuestión que surge, por tanto, es por qué hoy en día las dificultades son, si cabe, más marcadas que en tiempos pasados. La respuesta tal vez deba buscarse en lo que sucede en edades previas en un contexto del que todos somos responsables. Las dificultades no suceden en el vacío sino que suelen ser el resultado de lo que se conoce como epigenética probabilística, que conjuga factores de naturaleza biológica y ambiental.

Los niños hoy en día han pasado a ser el centro del universo en lo que ya ha venido a llamarse como niñocentrismo. Lo cierto es que el establecimiento de relaciones de apego seguro con las figuras relevantes es de vital importancia. Dicho esto, los niños deben aprender ya desde la temprana infancia el funcionamiento del mundo que les rodea.

Adolescentes con baja tolerancia a la frustración

A título personal, recuerdo una infancia que numerosos momentos de aburrimiento en los cuales estaba solo (sin móvil con el que chatear); así como de frustración por no conseguir todo aquello que anhelaba y pedía a mis padres; y momentos en los cuales se escuchaba lo que decían los mayores y se les dejaba hablar, porque como solía decirme mi abuelo, los niños a oír, ver y aprender.

Aún con todo, recuerdo una infancia plena, felíz y que, ahora en la distancia, entiendo que me ayudó a ser resiliente ante los fracasos, frustraciones y momentos duros que inevitablemente suceden a lo largo de la vida.

Es necesario entender que si educamos niños aislados en una burbuja y atendemos a todas sus necesidades y peticiones pensando que así serán más felices, es posible que únicamente estemos generando adolescentes con baja tolerancia a la frustración que se sentirán infelices ante mínimas dificultades y en definitiva sembrando la semilla  de lo que ya se conocen como las nuevas epidemias del siglo XXI en adultos, el estrés y la ansiedad.

Ante esto la detección y prevención de manera preventiva de estas dificultades y el trabajo con los propios niños y adolescentes, así como con la labor educativa con las familias resulta de vital importancia en busca del bienestar y salud mental en la adolescencia.

Referencias:

Achenbach, T. M. (1966). The classification of children’s psychiatric symptoms: A factor-analitic study. Psychological Monograhs, 80, 1-37.

Palfrey, J., Tonniges, T., Green, M., y Richmond, J. (2005). Addressing the millennial morbidity-the context of community pediatrics. Pediatrics, 115, 1121-1123.

Rousseau, J. J. (1762). Emile: or On Education (A. Bloom, Trans.). New York: Basic Books, 1979.

Salmera-Aro, K. (2011). Stages of adolescence. En B. Bradford Brown y M. J. Prinstein (Eds.), Encyclopedia of Adolescence (Vol. 1, pp. 360-368). Oxford: Elsevier.

 

Javier Ortuño

Javier Ortuño

Javier Ortuño es miembro del Departamento de Psicología de la Universidad Loyola Andalucía. Línea de investigación Prevención y promoción de la salud mental.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>