¿Podemos ser más felices?

Factores que influyen en nuestra felicidad y nos hacen ser más felices

Según Sonja Lyubomirsky, doctora en Psicología por la Universidad de Stanford y profesora de la Universidad de California en Riverside, la respuesta a esta pregunta es un “sí, claro que sí, por supuesto”.

Hace cinco años tuve el placer de conocerla en el II Congreso Internacional de Inteligencia Emocional, celebrado en la preciosa ciudad de Santander. Recuerdo que durante una magnífica ponencia nos habló de su libro ‘La ciencia de la felicidad’, un libro que tardaría muy poco en leer… Me entusiasmó. Y desde entonces la psicología positiva y el estudio de la felicidad se ha convertido en uno de mis temas de investigación favoritos.

Desde aquel congreso comprendí que la psicología positiva es un movimiento dentro de la psicología contemporánea que trata de estudiar las fortalezas del ser humano y todos aquellos ingredientes que contribuyen a la felicidad. Además, una de sus metas más interesantes es desarrollar intervenciones que eleven los niveles de felicidad de las personas, poniendo en marcha experimentos que aporten evidencia empírica.

Y es que la felicidad no está determinada al nacer, ni tampoco es esclava de las circunstancias vitales, como el nivel socioeconómico o el estado civil.  La felicidad depende de nosotros mismos, depende de nuestra actividad intencional. La felicidad, más que un resultado, es camino en el que nuestro esfuerzo y nuestras elecciones juegan el papel más importante.

Lo que nos hace sentirnos felices

Bueno, y si nuestra forma de vivir es tan importante, ¿qué formas de pensar o de actuar nos hacen sentirnos más felices, según la psicología positiva? Nos ayuda a ser más felices expresar gratitud a quienes nos rodean, cultivar el optimismo, evitar pensar demasiado en las cosas malas que nos pasan, practicar la amabilidad con las personas que nos rodean, cuidar las relaciones sociales, desarrollar estilos de afrontamiento activos que favorezca la construcción de un sentido y un crecimiento personal, aprender a perdonar a los demás y a nosotros mismos, saborear más las pequeñas cosas de la vida, disfrutar y comprometernos con los propios objetivos, practicar la religión y la espiritualidad, y cuidar nuestro cuerpo practicando más ejercicio físico.

La investigación al respecto sólo acaba de comenzar, la psicología positiva promete aportarnos cada vez más claves para que no sólo tratemos y solucionemos nuestros problemas, sino que también desarrollemos nuestro bienestar y seamos cada día más felices.

Diego Gómez

Diego Gómez

Profesor del Grado de Psicología de la Universidad Loyola Andalucía. Doctor en Psicología, Máster Oficial en Salud y Calidad de Vida, y Diploma de Estudios Avanzados en Psicología Clínica Experimental. Licenciado en Psicología, con Premio Extraordinario Fin de Carrera, 3er Premio Nacional a la Excelencia en el Rendimiento Académico y Premio Arquímedes de Investigación Científica. Actualmente desarrolla su labor investigadora en proyectos relativos a la promoción del bienestar psicológico y de estilos de vida saludables en la adolescencia, además del estudio de los factores de riesgo y de protección durante el desarrollo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *