Cuida tu corazón, cuida tu presente y tu futuro

Prevenir las enfermedades cardiovasculares desde la infancia

“Que tu medicina sea tu alimento, y el alimento tu medicina” Hipócrates

 Las enfermedades cardiovasculares  son la primera causa de mortalidad global por enfermedad no transmisible (WHO, 2018a). Diversos estudios internacionales han puesto de manifiesto la posibilidad de reducir la prevalencia de las enfermedades cardiovasculares a través del manejo de distintos factores de riesgo (Perk et al., 2012; Tunstall-Pedoe et al., 1999; Yusuf et al., 2004).

En este contexto, la prevención primaria y la promoción de unos hábitos de vida saludables son actividades fundamentales. En este sentido, dentro de los 17 objetivos de desarrollo sostenible planteados por las Naciones Unidas, se encuentra el objetivo 3garantizar una vida sana y promover el bienestar para todos en todas las edades” (Naciones Unidas, 2018).

Prevención primaria de las enfermedades cardiovasculares

La importancia de la prevención primaria de las enfermedades cardiovasculares apunta de manera directa a trabajar con la promoción de un estilo de vida saludable desde la infancia. Se ha establecido que, durante este periodo, hay cuatro conductas saludables ideales a cumplir para tener buena salud cardiovascular: no fumar, un índice de masa muscular por debajo del percentil 85, realizar al menos 60 minutos de actividad física y mantener una dieta saludable (Laitinen et al., 2012). Además, la adquisición de estas conductas saludables desde la infancia puede reducir el riesgo de enfermedades cardiovasculares en la etapa adulta (Laitinen et al., 2012).

Dentro de los hábitos señalados anteriormente, se ha encontrado que la obesidad infantil y adolescente requiere especial atención. En la actualidad, la tasa de obesidad infantil se ha multiplicado llegando a aumentar hasta 41 millones de casos en el año 2016 (WHO, 2018b).

La obesidad infantil se relaciona con una mayor probabilidad de desarrollar problemas cardiovasculares en la edad adulta. En este sentido, la sociedad al completo ha de tomar un papel activo y proactivo. Desde las escuelas, las familias y los profesionales de la salud tenemos que trabajar como agentes de cambio y promover la consecución de estos hábitos de vida saludables.

Trabajar y fomentar la salud cardiovascular tiene que ser una actividad enfocada a toda la población, tratando de prevenir desde el inicio la aparición de enfermedades cardiovasculares y las asociadas a ella.

Referencias

  • Laitinen, T.T., Pahkala, K., Magnussen, C.G., Viikari, J.S.A., Oikonen, M., Taittonen, L., …  Juonala, M. (2012). Ideal cardiovascular health in childhood and cardiometabolic outcomes in adulthood: The Cardiovascular Risk in Young Finns Study. Circulation, 125(16), 1971–1978. doi:10.1161/CIRCULATIONAHA.111.073585
  • Perk, J., De Backer, G., Gohlke, H., Graham, I., Reiner, Z., Verschuren, M., …Zannad, F. (2012). European Guidelines on cardiovascular disease prevention in clinical practice (version 2012). The Fifth Joint Task Force of the European Society of Cardiology and Other Societies on Cardiovascular Disease Prevention in Clinical Practice (constituted by representatives of nine societies and by invited experts). European Heart Journal, 33(13), 1635-1701. doi:10.1093/eurheartj/ehs092.
  • Tunstall-Pedoe, H., Kuulasmaa, K., Mähonen, M., Tolonen, H., Ruokokoski, E., &Amouyel, P. (1999). Contribution of trends in survival and coronary event rates to changes in coronary heart disease mortality: 10-year results from 37 WHO MONICA Project populations. Monitoring trends and determinants in cardiovascular disease. Lancet, 353(9164), 1547-1557.
  • WHO, 2018a. ¿Qué son las enfermedades cardiovasculares? Extraído de http://www.who.int/cardiovascular_diseases/about_cvd/es/
  • WHO, 2018b. Datos y cifras sobre obesidad infantil. Extraído de http://www.who.int/end-childhood-obesity/facts/es/
  • Yusuf, S., Steven, H., Ôunpuu, S., Dans, T., Avezum, A., Lanas, F., …Lisheng, L., on behalf of the INTERHEART Study Investigators (2004). Effect of potentially modifiable risk factors associated with myocardial infarction in 52 countries (the INTERHEART study): Case-control study. TheLancet, 364(9438), 937-952. doi:10.1016/S0140-6736(04)17018-9
Davinia M. Resurección

Davinia M. Resurección

Davinia M. Resurrección Mena es becaria predoctoral de investigación del Departamento de Psicología de la Universidad Loyola Andalucía.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *