Memoria y olvido: el ying y el yang de nuestro proceso de aprendizaje

la memoria en el proceso de aprendizaje

La memoria es el proceso cognitivo que nos permite fijar información, consolidar dicha información a lo largo del tiempo, y recuperarla cuando la necesitamos.

Esta fijación y consolidación de información se realiza en nuestro cerebro gracias a la participación de múltiples estructuras entre las cuales se establecen nuevas conexiones. Es lo que conocemos como aprendizaje. Y podemos aprender muchas cosas.

Podemos aprender una serie de números y ordenarlos de manera creciente, podemos aprender a montar en bicicleta, podemos aprender que sonreír a otros es agradable, podemos aprender a reconocer objetos visualmente, o por su tacto, y asociarlos a un nombre, podemos aprender una pieza musical y recordar el lugar en el que la bailamos por primera vez… en efecto, podemos aprender multitud de cosas diferentes.

Tipos de memoria

Es por ello que resulta más adecuado hablar de distintos tipos de memoria que hablar de una única. Así, tenemos memoria de trabajo (operativa o a corto plazo), memoria implícita o procedimental (inconsciente), memoria emocional, memoria semántica (en la que guardamos nuestros conocimientos generales del mundo que nos rodea), o memoria episódica (que nos permite “viajar en el tiempo” y recordar cuándo y dónde experimentamos algo), entre otras que me dejo en el tintero.

Y cada una de ellas tiene su base en circuitos neuroanatómicos específicos que pueden ser alterados por diversos procesos patológicos como sucede en la Enfermedad de Alzheimer o el Síndrome de Korsakoff.

El papel del olvido

la memoria en el proceso de aprendizajeEn esta sociedad que vivimos del “cuanto más mejor” uno podría pensar que cuanta más memoria, mejor. Sin embargo, las personas con hipermnesia, las cuales presentan un desarrollo excepcional de las habilidades de memoria, nos demuestran que la naturaleza humana no siempre funciona así.

De este modo, al contrario de lo que se podría pensar, estas personas muestran dificultades emocionales y de interacción social con mucha más frecuencia de la esperada.

Y es que el olvido juega un papel importante en nuestra felicidad. Si no somos capaces de olvidar ese feo que una vez nos hizo nuestro amigo, o esa mala contestación de nuestra pareja en un momento de enfado, difícilmente podremos encontrar paz interior. Este hecho probablemente esté relacionado con el poder sanador del perdón.

Cuando perdonamos, la ofensa deja de estar presente en nuestro foco atencional, y esta es condición necesaria para que el olvido pueda hacer su función. Olvidar los sinsabores que de vez en cuando nos trae la vida, por tanto, parece ser una potente herramienta para mejorar nuestro bienestar socioemocional y ser un poco más felices.

Y como recordar lo positivo evita que lo olvidemos y nos hace sentir mejor, quisiera compartir estas imágenes de la visita realizada junto a estudiantes del grado en psicología de nuestra universidad a la exposición “Memoria” en la casa de la ciencia de Sevilla. Fue inolvidable ;)

Exposición sobre la memoria en sevilla
Durante la visita a la exposición sobre la ‘Memoria’ en la Casa de la Ciencia de Sevilla
Joaquín Ibañez

Joaquín Ibañez

Doctor en Psicología conmención internacional por la Universidad de Sevilla. Especialista en Neuropsicología Clínica por la Universidad Pablo de Olavide y el Hospital Universitario Virgen Macarena, donde ha ejercido actividad clínica e investigadora durante 8 años. Ha sido investigador en el estudio multicéntrico “Cognición y Educación” financiado por el Ministerio de Ciencia e Innovación, centrándose en los efectos del contexto socioeconómico y cultural sobre el desarrollo cognitivo de las habilidades de autorregulación y su repercusión en el rendimiento académico, y ha participado en proyectos de investigación aplicada como la adaptación de la batería NEPSY-II para la evaluación neuropsicológica de niños y adolescentes. Actualmente es profesor del Departamento de Psicología de la Universidad Loyola Andalucía, miembro del Laboratorio de Neurociencia Humana, y Presidente del Consorcio de Neuropsicología.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>