Prevenir los trastornos psicóticos

Investigación trastornos psicóticos en la adolescencia

Puede que los genes carguen el arma, pero el modo de vida aprieta el gatillo” (Proverbio anónimo).

Hoy en día, superado ya el debate que ocupó buena parte del siglo 20 en el campo de la psicología sobre Natura vs Nurtura, el desarrollo humano se explica, desde el marco teórico neuroconstructivista, como fruto de la relación bidireccional entre la complejidad biológica y la organización psicológica, incluyéndose, por lo tanto, la actividad genética y neurológica así como la experiencia y el entorno (Westermann y Mareschal, 2012).

Estas ideas se aplican para entender el desarrollo del ser humano tanto en sus procesos típicos como en sus procesos atípicos. En el caso concreto de los trastornos del espectro psicótico, y a pesar de los enormes avances de los últimos tiempos, no existe a día de hoy una explicación unívoca acerca de su origen.

Se postula que el trastorno tiene una base genética debido, entre otros factores, a la mayor prevalencia entre aquellos cuyos familiares de primer orden lo padecen. Sin embargo, queda la cuestión de si el hecho de que uno de los padres o los dos tenga esquizofrenia habla de trasmisión genética o se puede relacionar con estilos de apego y educativos que inciden en la propensión de los hijos a la psicosis.

Por otro lado, no está todavía claro si los trastornos psicóticos son como un melocotón o como una cebolla (intentaré explicar tal metáfora). Es decir, si existe una causa nuclear y, por lo tanto, una vez vamos pelando y cortando el melocotón llegaremos al hueso o núcleo y origen del problema, o por el contrario estamos lidiando con una cebolla, en donde después de ir quitando capas para llegar al núcleo, nos acabemos dando cuenta que en realidad no hay tal “hueso” o núcleo sino que es precisamente eso una sucesión de capas y niveles sin origen definido.

Trastornos psicóticos: detección temprana

Si se atiende a la asumida hipótesis de diátesis-estrés (Zubring y Spring, 1977), dada la predisposición o vulnerabilidad genética de ciertas personas (que actuaría cargando el arma), se hace imprescindible la articulación de planes de detección temprana para tratar de prevenir la aparición de trastornos psicóticos en las mismas a consecuencia de diferentes estresores ambientales comunes en la adolescencia y transición a la edad adulta, que es precisamente donde suelen debutar los problemas de este tipo.

En este sentido, la investigación sobre los trastornos esquizotípicos, como conjunto de síntomas premórbidos de la esquizofrenia, puede reportar un sinfín de aspectos positivos para todos aquellos adolescentes que tienen una mayor vulnerabilidad y que se pueden beneficiar de una intervención a nivel educativo y de salud mental con vías a evitar el desarrollo de un trastorno psicótico.

El proyecto Sentiaware, en las Comunidades de La Rioja y Asturias, pretende detectar este tipo de problemática mediante pruebas de autoinforme como el SPQ-C (Ortuño-Sierra, Badoud, Knecht, Paino, Eliez, Fonseca-Pedrero y Debbané, 2013), así como pruebas experimentales como por ejemplo la prueba del espejo (Fonseca-Pedrero, Badoud, Antico, Caputo, Eliez, Schwartz y Debbané, 2015),  con vías a la detección temprana, monitorización (incluyendo aplicaciones móviles) e intervención de adolescentes en riesgo a la psicosis que se puedan beneficiar de un seguimiento e intervención individualizadas, con el fin de evitar que se dispare el gatillo de una patología que resulta mucho más costosa a todos los niveles e incapacitante en la edad adulta.

Javier Ortuño, miembro del Departamento de Psicología de la Universidad Loyola Andalucía.
Línea de investigación Prevención y promoción de la salud mental.
 

Referencias

Fonseca-Pedrero, E., Badoud, D., Antico, L., Caputo G., Eliez, S., Schwartz, S., and Debbané, M., (2015). Strange-face-in-the-mirror illusion and schizotypy during adolescence. Schizophrenia Bulletin, 41, s2, S475–S482,

Ortuño-Sierra, J., Badoud, D., Knecht, F., Paino, M.. Eliez, S., Fonseca-Pedrero, E., and Debbané, M. (2013). Testing measurement invariance of the Schizotypal Personality Questionnaire-Brief  scores across Spanish and Swiss adolescents.PLOS one, 8(12):e82041. doi: 10.1371/journal.pone.0082041

Westermann, G., and Mareschal, D. (2012). Mechanisms of developmental change in infant categorization. Cognitive Development, 27, 367-382. doi:doi:10.1016/j.cogdev.2012.08.004

Zubin, J., and Spring, B. (1977). Vulnerability: A new view of schizophrenia. Journal of Abnormal Psychology, 86, 103-126.

Javier Ortuño

Javier Ortuño

Javier Ortuño es miembro del Departamento de Psicología de la Universidad Loyola Andalucía. Línea de investigación Prevención y promoción de la salud mental.

One thought on “Prevenir los trastornos psicóticos

  1. No se si soy BICI genia pero sed soy BICI adicta =) desde que en nvmreobie 2011 me reencontre con la bici y pense9.. a ver q onda ir a laburar en bici ? No pare9 mas todos los dias Colegiales-Plaza de Mayo! es un placer! tardo menos que en subte y puedo RESPIRAR!!!Un placer poder participar!! Hay otra calle muy amigable Teodoro Garcia.. tiene una trepada linda de empedrado, pero esta muy buena y los conductores respetan bastante a los ciclistas!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>