La comunicación online en la adolescencia, más beneficios que riesgos

Comunicación online en la adolescencia

Bajo el término de comunicación online se recogen formas de comunicación a través de las nuevas tecnologías, como los mensajes instantáneos o las plataformas de redes sociales (Valkenburg y Peter, 2011).

El estudio HBSC (Health Behaviour in School-aged Children), que se viene realizando desde hace 30 años en hasta 44 países de Europa y Norteamérica, en colaboración con la Organización Mundial de la Salud, ha mostrado en su último informe que la comunicación online se ha convertido en un medio de comunicación muy usado entre los adolescentes (Currie et al., 2012).

Si bien en los años 90 los estudios señalaban varios efectos negativos, como el uso adictivo, las relaciones superficiales con extraños y ser víctima de ciberacoso, los estudios actuales más que riesgos, plantean diversas oportunidades (Valkenburg y Peter, 2009). Una reciente revisión realizada por Best, Manktelow y Taylor (2014) ha señalado que entre los beneficios de la comunicación online se destacan un incremento de la autoestima, del apoyo social percibido, del capital social, de la seguridad en la experimentación de la identidad y de las oportunidades de autorrevelación.

Recientemente, he presentado una comunicación titulada “The positive impact of online communication on relationships with peers in a sample of Spanish adolescents”, en el VII International Congress of Child and Adolescent Psychology, celebrado el 13 y 14 de abril en la Universidade Lusiada (Lisboa).

El uso de la comunicación online en la adolescencia

En esta comunicación se presentaron los resultados de un  estudio transversal con una muestra de 1300 adolescentes, de 14 a 17 años, en el que se analizó cómo se relacionan distintos estilos de comunicación online con indicadores de la calidad en la relación con los iguales y de intimidación en la escuela.

Los resultados mostraron que un mayor uso de la comunicación online en la adolescencia para hablar con los amigos (por mensajes cortos o mediante redes sociales) se asoció con una mayor facilidad para hacer amigos, con una mayor resistencia a la presión grupal y con no sufrir ni acoso ni exclusión en la escuela. Este trabajo de investigación viene a subrayar que el uso de la comunicación online en la adolescencia para hablar con los amigos presenta más oportunidades que riesgos en el desarrollo adolescente.

Así, la creación y el mantenimiento de espacios seguros para que los adolescentes interaccionen online, además del desarrollo de intervenciones psicoeducativas para un uso responsable de estos medios, pueden mejorar la calidad de sus relaciones y su propio bienestar.

Referencias

-Best, P., Manktelow, R., & Taylor, B. (2014). Online communication, social media and adolescent wellbeing: a systematic narrative review. Children and Youth Services Review, 41, 27-36.

-Currie, C., Zanotti, C., Morgan, A., Currie, D., de Looze, M., Roberts, C., Samdal, O., Smith, O. R. F., & Barnekow, V. (2012). Social determinants of health and well-being among young people. Copenhagen, Denmark: WHO Regional Office for Europe.

-Valkenburg, P. M., & Peter, J. (2009). Social consequences of the internet for adolescents a decade of research. Current Directions in Psychological Science,18(1), 1-5.

-Valkenburg, P. M., & Peter, J. (2011). Online communication among adolescents: An integrated model of its attraction, opportunities, and risks. Journal of Adolescent Health, 48(2), 121-127.

Diego Gómez

Diego Gómez

Profesor del Grado de Psicología de la Universidad Loyola Andalucía. Doctor en Psicología, Máster Oficial en Salud y Calidad de Vida, y Diploma de Estudios Avanzados en Psicología Clínica Experimental. Licenciado en Psicología, con Premio Extraordinario Fin de Carrera, 3er Premio Nacional a la Excelencia en el Rendimiento Académico y Premio Arquímedes de Investigación Científica. Actualmente desarrolla su labor investigadora en proyectos relativos a la promoción del bienestar psicológico y de estilos de vida saludables en la adolescencia, además del estudio de los factores de riesgo y de protección durante el desarrollo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>