Aprendizaje: teoría y aplicaciones

teoria y aplicaciones del aprendizaje

¿Por qué tenemos miedo de la oscuridad? ¿Por qué algunos pacientes de cáncer comienzan a vomitar antes de una sesión de quimioterapia? ¿Cómo recuerdan los pájaros dónde han guardado la comida? ¿Cómo aprenden los perros policía a discriminar entre explosivos y sustancias seguras, aunque sean muy parecidas?

Todos éstos fenómenos se pueden entender en términos de aprendizaje pero, ¿qué entendemos exactamente por aprendizaje? En su sentido más amplio, el aprendizaje puede entenderse como un cambio de conducta relativamente permanente como resultado de una experiencia previa.

Esta experiencia previa puede variar desde algo sencillo con un evento único hasta la interacción con un amplio rango de contingencias complejas y múltiples eventos que podemos encontrar a nuestro alrededor. Cuando nos adentramos un poco mas a fondo en el estudio del aprendizaje podemos examinar cuáles son los mecanismos responsables de la mayoría de las formas de aprendizaje tanto en animales humanos como no humanos.

Podemos comenzar desde los fenómenos mas básicos de aprendizaje como la experiencia con eventos o estímulos simples, a través de los que podemos explicar cómo nos habituamos a eventos que se repiten a nuestro alrededor, a un alimento específico, o cómo podemos hacernos más sensibles a ante un estímulo específico.

A partir de ahí, el aprendizaje estudia también la forma en que organizamos la información cuando dos o mas eventos ocurren juntos o muy cercanos en el espacio y tiempo. A éste tipo de aprendizaje lo llamamos aprendizaje asociativo. Dos fenómenos bien conocidos dentro del aprendizaje asociativo son el condicionamiento clásico (muchos conocen al “perro de Pavlov”) o el condicionamiento instrumental, a través de los cuáles establecemos cuáles son las reglas que todos los organismos seguimos a la hora de establecer una relación los eventos de nuestro que nos ayude a adaptarnos y a desarrollarnos en él.

Fenómenos del aprendizaje

Pero, ¿cómo nos ayudan todos éstos fenómenos de aprendizaje a entender mejor nuestro entorno y a darle un sentido? ¿Sigue siendo relevante el aprendizaje en éstos términos hoy en día?

Entender cuáles son los procesos y mecanismos de aprendizaje puede ayudarnos a entender mejor el modo en el que nos relacionamos con nuestro entorno, desde cómo desarrollan los niños preferencias por una y otra comida, o la adicción a las drogas y las recaídas, al desarrollo de miedos y fobias.

Además, podemos utilizar el conocimiento sobre éstos procesos de aprendizaje para desarrollar programas de entrenamiento de animales (perros guía, animales de rescate), el uso de la economía de fichas que se utiliza día a día en las prisiones y en contextos educativos, y muchos otros ejemplos de nuestro día a día.

Entender la naturaleza los mecanismos de aprendizaje no sólo resulta interesante desde un punto de vista teórico, sino que tiene importantes consecuencias para el desarrollo de estrategias de intervención que tienen un gran impacto para el bienestar tanto de los animales humanos como no-humanos.

Marta Gil

Marta Gil

Profesora del Departamento de Psicología, Sociología y Trabajo Social de la Universidad Loyola Andalucía. Doctora en Psicología por la Universidad de Granada. Licenciada en Pedagogía, Licenciada en Psicopedagogía, Master en Neurociencia Cognitiva y del Comportamiento y Experto Universitario en Desarrollo, Programación y Evaluación de la educación abierta a distancia con nuevas tecnologías por la Universidad de Granada. Ha realizado diversas estancias de investigación en la Universidad de York (UK) y ha sido investigadora postdoctoral en la Universidad de Granada, la Universidad del País Vasco y la Universidad de Lincoln (UK). Ha impartido docencia en la Universidad de Granada y en la Universidad Internacional de La Rioja, donde además de docencia ha supervisado trabajos de investigación de postgrado.

One thought on “Aprendizaje: teoría y aplicaciones

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *