Agenda

Noticias

Sevilla

Córdoba

Instante del Open Day 2017 de Loyola Executive Education.

Loyola Executive Education celebra su Open Day con la internacionalización como eje central

El Campus de Sevilla ha acogido la jornada de puertas abiertas -‘Open Day’- de Loyola Executive Education, el centro de formación de profesionales y directivos de la Universidad Loyola Andalucía, un encuentro que ha servido para presentar las novedades de la escuela para el próximo curso y dar a conocer sus programas y metodologías.

En este sentido, durante el acto de presentación, moderado por el periodista José Luis Losa, la directora de Executive Education, Rosa Melero, ha asegurado que esta escuela es la propuesta de la Universidad Loyola Andalucía para servir a la sociedad desde la formación de profesionales y directivos «que no solo buscan el éxito, sino que pretenden participar de la construcción de un nuevo modelo de empresa y de sociedad mucho más sostenible y equilibrado, con una visión cosmopolita basada en los valores de cooperación y responsabilidad, y con capacidad de acometer grandes retos y reflexionar y pensar nuevos escenarios».

Asimismo, ha afirmado que en este camino «ESADE es el mejor compañero, centro con quien compartimos origen, misión, filosofía, preocupación por la excelencia y formas de actuación comunes centradas en tres ejes: conocimiento, saber hacer y la mejora continua desde el autoconocimiento».

La alianza Loyola-ESADE

Por su parte, el director de ESADE Madrid, Enrique Verdeguer, ha indicado que esta jornada supone la materialización de la alianza existente entre dos escuelas de negocios que, «como instituciones hermanas, comparten aspectos comunes como son la apuesta por la pluralidad y la diversidad, el fuerte compromiso con los valores y el debate social y la apuesta por la educación en el ámbito de la gestión empresarial». Ambas escuelas entienden que la educación es el elemento diferencial y se muestran convencidas de que desde esta alianza «va a facilitar una mejor gestión de las organizaciones».

Junto a ellos, el adjunto al Rector, Francisco Pérez Fresquet, desde Bogotá, y la responsable de Executive Education de Loyola Chicago, Colleen Reaney, también han querido estar presentes en esta jornada y dar la bienvenida a los asistentes. Y los antiguos alumnos Vita Lirola, asesora de comunicación de la Oficina del Portavoz del Gobierno de la Junta de Andalucía, y Mark Manski, director comercial de Cruzber, han compartido sus experiencias en Loyola Executive Education.

Enrique Verdeguer, durante su masterclass en el Open Day de Loyola Executive Education.

Internacionalización ¿sí o sí?

Ha sido el propio Verdaguer, expresidente de ADIF y ex director general del ICEX, el encargado de impartir para los asistentes una masterclass sobre internacionalización, en un entorno como el actual caracterizado por su complejidad, volatilidad e incertidumbre. Tras exponer cómo actualmente existen en España 2.500 multinacionales y unas 150.000 empresas exportadoras, cifras que vienen aumentando desde 2007, ha afirmado que la internacionalización «aunque es algo casi obligatorio para determinadas compañías, es una herramienta para ganar competitividad, pero no una finalidad en sí misma. Sin ser competitivo, la internacionalización no sirve para nada, es la crónica de una muerte anunciada«.

En este sentido, ha enumerado algunas de las causas que llevan a fracasar los procesos de internacionalización como su propia complejidad, y, concretamente en el caso español, las dificultades para acceder a la financiación, la falta de preparación de los recursos humanos, la escasa cultura vendedora o el bajo número de medianas empresas ya que «sólo el 20% de las empresas de menos de 20 empleados exporta, lo que evidencia una correlación entre tamaño y exportación».

El libre acceso a la información ¿homogeiniza el mundo?

Por otro lado, en cuanto a la información, que proporciona inteligencia competitiva, medio imprescindible para una adecuada internacionalización, Enrique Verdaguer ha subrayado que «vivimos en una sociedad de ruido, de exceso de información, por lo que el gran reto de la sociedad actual es la credibilidad».

Asimismo, ha destacado el papel de la cultura en los procesos de internacionalización y, en este sentido, ha indicado que «sin el conocimiento de la cultura no es posible operar de forma adecuada y sostenible en cualquier mercado, por lo que es necesario adaptar la estrategia, ser flexibles y huir de cualquier estereotipo».

¿Por qué seguir formándose?

A jucio de Verdaguer, la formación es un «elemento diferencial de aquellos que han operado con éxito y los que no y el capital humano es lo que diferencia a las organizaciones». Por ello, ha asegurado que la formación es «el mejor antídoto contra la resignación, y un contexto de cambio permanente como el actual, requiere humildad y necesidad de reciclaje«. No obstante, ante la «burbuja» de formación ha emplazado a los asistentes a ser muy selectivos, tomando la decisión de forma muy meditada, y que tengan en cuenta más allá de los contenidos «con quién vas a estar en el aula». 

Autor

Nuria Gordillo

Periodista del Servicio de Comunicación y Relaciones Institucionales de la Universidad Loyola Andalucía. ngordillo@uloyola.es Twitter: @Nuria_GR

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Últimas noticias