Fernando Iwasaki recuerda las tres cosas básicas que cualquier interesado en las Humanidades debería conocer de la filología.

Filología

Uno de mis maestros más queridos y admirados fue don Luis Jaime Cisneros, quien era lingüista y profesor de literatura. En mi universidad limeña jamás empleamos el término Filología, y así la facultad que ofrecía aquellos estudios era la Facultad de Lengua y Literatura.

Sin embargo, durante las clases de Lengua de Luis Jaime las fronteras semánticas quedaban abolidas y todo se convertía en una única y maravillosa disciplina que le hacía justicia a su significado etimológico: amor a las palabras.

Desde mi arbitrario punto de vista, las tres cosas básicas que cualquier interesado en las Humanidades debería conocer de la filología son las diferencias entre lengua y habla, los criterios para el análisis de textos y ciertos fundamentos de crítica literaria.

Por supuesto que un filólogo profesional podría proponer otros temas con mejores argumentos que los míos, pero de la experiencia he aprendido que es fascinante comprender los fenómenos del lenguaje, que es utilísimo saber leer con distancia crítica y que los buenos libros de ficción se dejan desmontar mejor que aquellos juguetes que destripábamos de niños y que nunca más volvían a funcionar.

Una obra deliciosa que me hizo comprender la maravilla de la lengua (de cualquier lengua) fue El lenguaje y la vida de Charles Bally, discípulo de Saussure y creador de un ejemplo que no he dejado de repetir desde que lo leí hace más de treinta años: la lengua es como las reglas del ajedrez y el habla son las jugadas del ajedrez.

Por eso me desconcierta cuando la RAE acepta como válido que un caballo se mueva como un alfil o que una torre ataque en diagonal como los peones, porque ahora las reglas las ponen los jugadores. Mi edición de Charles Bally es de Losada y el prólogo y la traducción son de Amado Alonso.

Géneros literarios y análisis de textos

Por otro lado, una de las panorámicas más completas sobre los géneros literarios, las escuelas filológicas y las corrientes de la crítica la encontré en el manual de Víctor Aguiar e SilvaTeoría de la Literatura– obra que me consta que continúa reeditándose a pesar de su antigüedad. No hace falta ser filólogo para asimilar el tratado de Aguiar e Silva, pues lo recuerdo como un libro ameno y sencillo.

Así, antes de pasar a Roland Barthes, Eugene Coseriu o Gérard Genette, al joven estudiante de dieciocho años que uno era le vino muy bien leer Teoría de la Literatura de Aguiar e Silva.

Finalmente, si tuviera que elegir un libro que sirviera como introducción a la hermenéutica, el análisis de textos y las complejidades lingüísticas, me atrevería a sugerir Ensayos de poética o bien Fundamentos del Lenguaje del ruso Roman Jakobson, cuyo ensayo sobre la función poética me ha parecido siempre iluminador y brillante. Sin duda cualquier filólogo agregaría a Chomsky o Wittgenstein, pero mis recomendaciones no provienen de la razón pura sino de la pasión pura. Es decir, de las asignaturas de Humanidades que cursé antes de entrar a la especialidad de Historia.

La lectura de textos filológicos no necesariamente van a mejorar nuestra ortografía o nuestra expresión oral, mas sí deberían fortalecer nuestro dominio y comprensión del lenguaje en todas sus expresiones. No me atrevo a proponer bibliografía semiótica, pero si alguien tuviera curiosidad por la semiótica del imaginario, lo animaría a leer primero El aire y los sueños o El agua y los sueños de Gastón Bachelard, dos obras que me deslumbraron a fines de los setenta y a las que siempre regreso.

Las ediciones que poseo de los títulos citados son las siguientes:

  • Aguiar e Silva, Víctor Manuel. 1972. Teoría de la Literatura. Madrid: Gredos.
  • Bachelard, Gastón. 1958. El aire y los sueños. México: Fondo de Cultura Económica.
  • Bachelard, Gastón. 1978. El agua y los sueños. México: Fondo de Cultura Económica.
  • Bally, Charles. 1962. El lenguaje y la vida. Buenos Aires: Losada.
  • Jakobson, Roman. 1967. Fundamentos del lenguaje. Madrid: Editorial Ciencia Nueva.
  • Jakobson, Roman. 1977. Ensayos de poética. México: Fondo de Cultura Económica.

Autor

Fernando Iwasaki

Licenciado en Historia y Magister en Historia por la Pontificia Universidad Católica del Perú, Doctor en Historia de América por la Universidad Pablo de Olavide (Sevilla) y candidato al doctorado en Literatura Española e Hispanoamericana por la Universidad de Salamanca. Profesor de Retórica y Comunicación Argumentativa en el Grado de Comunicación, y profesor de Comunicación Oral y Escrita y de Estudios Regionales III: Estado, Conflicto y Sociedad en Iberoamérica en el Grado de Relaciones Internacionales. Es autor de tres libros de investigaciones históricas, seis libros de ensayos, dos novelas, siete libros de relatos y siete compilaciones de crónicas y artículos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Calendario de Eventos