Noticias

Sevilla

Córdoba

La Universidad Loyola pone en marcha dos proyectos de investigación para valorar el impacto psicológico del COVID-19

La Universidad Loyola, a través de su Departamento de Psicología ha comenzado la ejecución de dos proyectos de investigación encaminados a valorar el impacto psicológico de la actual epidemia de COVID-19. Ambos proyectos ya han fijado sus líneas de actuación concretas, han sido aprobados por el comité ético y se encuentran en fases premilinares de recopilación de datos de la población.

Por un lado, Milagrosa Sanchez Martín, Doctora en Psicología experta en Metodología de la Universidad Loyola estudia vías de prevención y medidas de intervención con el fin de evitar patologías y trastornos relacionados con posibles situaciones de estrés post traumático.

Por otro lado, Sara Domínguez Salas, Doctora en Psicología y profesora asistente de la Universidad Loyola participa en un proyecto de investigación junto con el área de Medicina Preventiva y Salud Pública de la Universidad de Huelva con el fin de valorar el impacto psicológico de la actual epidemia de COVID-19 tanto en la población general como en los profesionales sanitarios. El estudio tratará de identificar factores de protección que ayuden a poder establecer las indicaciones más oportunas para proteger y facilitar la pronta recuperación del bienestar psicológico de la población en situación de riesgo.

Dada la situación de alarma social generada por la aparición del virus Covid-19 en nuestro país, es necesario estudiar el impacto emocional que presenta en la población tanto española como mundial. Es importante cómo está afectando y seguirá afectando en las próximas semanas esta situación extremadamente excepcional de confinamiento, alarma social y riesgo sanitario. Es por ello que la Universidad Loyola se compromete como entidad dedicada a la investigación científica a establecer las medidas preventivas que sea posible poner en marcha desde este mismo momento de cara a disminuir las consecuencias traumáticas de esta situación sin precedentes, de enorme importancia social y sanitaria, tanto ahora como en un futuro cercano.

El proyecto iniciado por la investigadora Milagrosa Sánchez Martín será un trabajo dinámico que permita fundamentar medidas de intervención específicas a lo largo de todo el periodo de la enfermedad y las etapas posteriores. Según indica la investigadora responsable del estudio: “Sabemos que las situaciones que suponen un riesgo potencial contra la vida o la integridad física tienen potencial de producir Trastorno por Estrés Postraumático y patologías psicológicas/psiquiátricas diversas como ansiedad y depresión”. Las características de la pandemia por COVID19, debido a su grave impacto social, sus consecuencias socioeconómicas y su carácter universal, suponen un evento único que puede tener una repercusión diferente a todo lo analizado anteriormente. Son muchas las variables implicadas, y de su estudio detallado pueden derivarse intervenciones tanto a corto como a medio-largo plazo.

En el caso del estudio en el que participa la experta Sara Domínguez, acaba de finalizar su Fase 0 en la que han pasado el juicio de expertos y finalizado una prueba piloto que se ha realizado a más de 50 personas. Una vez superada esta fase comienzan las encuentas dirigidas a la población, la cual han agrupado en cinco grupos principales: Población general no en activo, población general  en activo trabajando fuera de casa, población general en activo trabajando desde casa, sanitarios en activo (asistenciales y/o gestores) y sanitarios en activo (docentes y/o investigadores). Para realizar las encuestas, los científicos han creado el instrumento Emotional Impact Questionnaire COVID-19 (EIQ COVID-19).

Este trabajo recién comenzado ha recopilado en las últimas semanas una gran cantidad de información acerca de variables relacionadas con el ajuste psicológico y el sentido de coherencia, de los profesionales sanitarios y de la población general. Por otro lado, los científicos también tratarán de conocer la relación entre la calidad de la información recibida y las medidas de prevención tomadas, así como analizar en los profesionales sanitarios, el papel del nivel de la implicación y compromiso con el trabajo como posible factor amortiguador del impacto psicológico en la actual situación de alarma como consecuencia de la pandemia.

Ambos proyectos están desarrollando encuestas a la población con las que es posible colaborar a través de los siguientes enlaces:

Respuesta psicológica inicial ante el COVID-19 en España:

https://docs.google.com/forms/d/e/1FAIpQLScOfLb54-XEfFOovQKEoD6OrzBYW_wzEXyNJ97N3zImlQdkeg/viewform

Evaluación del Impacto de la Pandemia de COVID-19 en el Bienestar Emocional y Ajuste Psicológico de Profesionales Sanitarios y Población General:

https://cutt.ly/IMPACT_COVID-19

 

 

 

Autor

María Victoria Mendoza

Periodista de temas científicos del Servicio de Comunicación, Relaciones Institucionales y Marketing de la Universidad Loyola. mvmendoza@uloyola.es

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *