Noticias

Sevilla

Córdoba

Ganadores del VIII Torneo Interno de Debate

La Universidad Loyola Andalucía celebra su VIII Torneo Interno de Debate

El equipo LOYOLA 6, integrado por Juan Manuel García, Marta Villén, Carmen Carmona y Álvaro González, se ha alzado con el premio del VIII Torneo Interno de Debate del Campus de Córdoba de la Universidad Loyola Andalucía. Un encuentro diseñado por el Servicio de Cultura que se viene celebrando desde el primer año académico de la institución privada con objeto de poner en contacto a los integrantes del Club de Debate y formar a los alumnos recién incorporados en las bases de la retórica y la oratoria.

Servicio militar obligatorio en España

A la pregunta “¿Debería (re)implantarse el servicio militar obligatorio en España?”, el equipo vencedor respondió negativamente apoyándose en argumentos fundamentados en que no es necesario ni conveniente para el país, ni para el ejército ni para los españoles porque es un gasto económico, porque hay más demanda que oferta de personas que quieren ser partícipes del ejército y por la libertad individual de decisión. Pero el equipo subcampeón, formado por Francisco Barragán, Sara Valenzuela y Miguel Luque, no se lo puso fácil rebatiendo que hay que recuperar valores como el trabajo en equipo o la confianza en uno mismo y por la seguridad colectiva de una ciudadanía capacitada para enfrentar cualquier conflicto violento.

En el torneo han participado seis equipos integrados por debatientes veteranos y noveles. Como explica el profesor Jonatan Cruz, coordinador de las actividades de debate en la sede cordobesa de la Universidad Loyola Andalucía, “en esa mezcla está la clave, porque a lo largo de dos semanas de preparación los alumnos se van conociendo entre ellos y aprenden a trabajar juntos”. Además, “los debatientes que ya han pasado algunos años con nosotros explican las dinámicas de los torneos y transmiten su experiencia a los recién incorporados, por lo que es un aprendizaje de tú a tú”, detalla Cruz.

Aprendizaje progresivo y valor añadido

Se trata de un aprendizaje progresivo, matiza Pilar Giménez, alumna del doble grado en ADE y Derecho, puesto que “en el primer debate estás muy nerviosa, más aún cuando también es tu primer año, pero a medida que avanza el torneo vas ganando seguridad en ti misma y sientes que vas creciendo de la mano de tus compañeros”. Algo en lo que coincide Isabel Diéguez, estudiante de segundo del Grado en Comunicación, premiada como mejora oradora del Torneo, insistiendo en que “la única forma de aprender a debatir es enfrentarse al atril el mayor número de veces como sea posible”.

Para la directora del Servicio de Cultura, Emma Camarero, “la apuesta por el debate es un rasgo diferenciador de nuestra universidad que no podemos perder, puesto que genera valor añadido para los estudiantes tanto a nivel personal como profesional”. Añade que “el trabajo de Jonatan y todo el equipo de alumnos voluntarios para organizar el torneo y además acoger simultáneamente en el campus de Córdoba el torneo Jóvenes Promesas de Con Acento ha sido ejemplar”.

Texto elaborado por los alumnos del Grado en Comunicación Álvaro Guerrero y María Diéguez.

Autor

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *