Noticias

Sevilla

Córdoba

La Universidad Loyola acuerda con el Instituto Biolife impulsar conjuntamente la investigación y la formación en el ámbito de la salud

La Universidad Loyola ha firmado un acuerdo marco con el Instituto Biolife con el objeto de establecer líneas de cooperación para el desarrollo e impulso de actividades tendentes a la promoción y el conocimiento de proyectos, estudios, programas y plataformas que generen actividad y bienestar social y formativo entre los ciudadanos.

La colaboración a partir de este momento entre las dos entidades se traducirá en líneas concretas que posibiliten una mejor formación, investigación y asistencia sanitaria principalmente en Andalucía. Uno de los objetivos específicos del convenio es el desarrollo de proyectos de investigación encaminados a profundizar en mecanismos, respuestas y adaptaciones sobre dianas fisiológicas y terapéuticas en el ámbito de la investigación básica, clínica y biotecnológica relacionada, ampliando las bases científicas del MÉTODO TERYOS un nuevo e innovador método de diagnóstico y tratamiento, con el principal objetivo de incrementar la capacidad funcional como reflejo de la mejora en calidad y expectativa de vida.

El acto de consolidación de las líneas del convenio se ha realizado de forma virtual y han estado presentes Carlos García Alonso, Vicerrector de Investigación de la Universidad Loyola y Carlos de Teresa, en representación de Biolife S.L. Así mismo han estado presentes gestores y representantes de ambas organizaciones que se encargarán de materializar y llevar a cabo las líneas del convenio.

Por su parte, Carlos García Alonso ha expresado su interés en captar a personas que ejerzan su labor en el ámbito de las ciencias de la salud para colaborar en proyectos de investigación de la Universidad Loyola y en hacer su tesis doctoral en esta universidad. El vicerrector ha explicado a los asistentes las capacidades de la Universidad Loyola y las posibilidades diversas tanto en programas de investigación como en formación. También expresó la intención de la Universidad andaluza en incrementar sus actividades en el ámbito de la salud, tanto a nivel de colaboración con entidades externas como en el incremento de proyectos de investigación.

Redes de colaboración para la investigación

Carlos de Teresa ha indicado que en el Instituto Biolife la parte asistencial clínica se realiza desde el ámbito de la investigación, cada uno del personal del centro ejerce su labor investigadora con cada reto y cada paciente para mejorar el tratamiento y el diagnóstico, con lo cual ha indicado que: “Nuestra formación está ligada a la investigación, la línea de investigación y la práctica clínica deben estar estrechamente unidas, con lo cual el establecimiento de redes de colaboración con entidades dedicadas a la investigación es un enriquecimiento natural para nuestra actividad.”

El convenio, además, expresa en sus líneas más concretas la intención clara de desarrollar proyectos de cooperación y ayuda a las poblaciones más vulnerables y frágiles, especialmente a niños, ancianos y pacientes en situaciones más complejas y críticas, en el tercer mundo y en situaciones de exclusión social, aplicando estrategias en base al citado MÉTODO TERYOS.

La colaboración recíproca en proyectos en curso o futuros de ambas entidades y el apoyo del desarrollo y difusión del conocimiento científico generado en los entornos académicos internacionales más prestigiosos, son otras de las líneas principales pactadas en el acuerdo.

El Instituto Biolife es el resultado de unir más de 35 años de trabajo en innovación tecnológica para uso clínico y biomédico con un preparado equipo clínico, para dar el mejor servicio a las personas con cualquier tipo de dolencia física. Entre los fines fundacionales de IBL está la colaboración, investigación y participación con otras instituciones educativas, empresariales y asistenciales con el objetivo de impulsar la mejora de la educación, el progreso cultural de los ciudadanos y la generación de conocimiento en el ámbito en el que desarrolla su actividad. Para ello, colaborará en la creación de nuevas líneas de apoyo e impulso a la formación y al sector académico y empresarial, mediante acciones directas y mediante el fomento de estudios y programas que permitan descubrir nuevas posibilidades económicas para la comunidad y promover la mejora de oportunidades.

Autor

María Victoria Mendoza

Periodista de temas científicos del Servicio de Comunicación, Relaciones Institucionales y Marketing de la Universidad Loyola. mvmendoza@uloyola.es

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *