Noticias

Sevilla

Córdoba

¿La moda del crowdfunding?

Últimamente oímos con frecuencia el término crowdfunding, parece una especie de tendencia mundial, pero esta ‘moda’ no es nueva: algunas de las plataformas más destacadas en EE.UU., Indiegogo y Kickstarter surgieron en 2008 y 2009, respectivamente.

España también está dando sus pasos. De hecho, el gobierno aprobó el 4 de julio de este año una regulación para el funcionamiento del sistema de ‘crowdfunding’ con el fin de mejorar la financiación alternativa a la banca e impulsar la herramienta y proteger a los inversores, fijando unos límites de 3.000€ por proyecto y 6.000€ por plataforma al año.

En general el crowdfunding es una forma de donación en masa, de financiación participativa, de microfinanciación de proyectos de todo tipo: cine, música, tecnología, política, cultura en general e iniciativas ‘inclasificables’ como pintar nubes en el cielo o un calendario de gatitos disfrazados. Algo que The New York Times definió en 2011 como «la revolución de dar«.

Proyectos crowdfunding

Uno de los casos más llamativos de crowdfunding fue el de la campaña de Obama cuando aspiraba a su segunda presidencia. Una espectacular campaña de marketing –tras el yes, we can– en la que sólo pedía «15 dólares, o lo que puedas» que hizo que el candidato obtuviese, vía donaciones, 150 millones de dólares en un sólo mes. Otro caso de récord es el de la serie digital americana TableTop con 22.000 financiadores y $1.400.000 recaudado.

Pero el crowdfunding no sólo está hecho para ‘los grandes’, sino para que los que no han conseguido la financiación necesaria por otras vías, hagan grandes cosas.

Algunos de los proyectos que me ha resultado más llamativos –y útiles– recientemente han sido: un casco invisible para bicicletas, impulsado por unas estudiantes de diseño suecas. Además del producto, lo que más me gustó fue su lema: “si alguien te dice que algo es imposible, nosotros tenemos que probar que está equivocado”.

Actualmente venden su “salvavidas” a través de su tienda online por 299€. Otra iniciativa que llamó mi atención fue una lámpara que funciona con la fuerza de la gravedad –Gravity light. La razón de ser de este producto radica en iluminar los países en desarrollo –1,5 billones de personas no tienen acceso a la red eléctrica. Esta lámpara permite obtener luz en 3 segundos con una autonomía de 30 minutos. El proyecto se financió a través de crowdfunding y superó con creces (+727%) la meta inicial.

No siempre basta con un producto creativo, éste debe ser bien comunicado y estar conectado con su público objetivo –target. Las plataformas de crowdfunding son una forma de presentar el producto al mercado.

Detrás de una gran mayoría de los proyectos de donación está la gamificación, para hacer los procesos más atractivos y divertidos al usuario. En definitiva, se trata de aplicar las mecánicas del juego en entornos no lúdicos para enganchar, motivar y crear lealtad en el público objetivo ya sea consumidor, si hablamos de marcas o empleado, si va dirigido a los trabajadores de una compañía.

Consejos para una campaña exitosa

Algunos consejos para alcanzar una campaña de crowdfunding exitosa podrían ser:

  • Diseñar iniciativas creativas y no sólo centrarse en obtener fans y seguidores en redes sociales. Ofrecer contenido puede ser una de las claves para interactuar con los potenciales donantes y conseguir el compromiso –engagement– con la causa. Algunas redes como Pinterest pueden ser utilizadas como canal de contenidos de las campañas de crowdfunding.
  • Ofrecer incentivos: algo tan habitual en los entornos gamificados como los premios, reconocimientos y recompensas.
  • Solicitar ayuda a tu red y difundir el mensaje: las recomendaciones (familiares, amigos, compartir comentarios, etc.) funcionan muy bien en el mundo on y en el offline. De hecho el ‘Word of Mouth’ es lo que más peso tiene en el proceso de compra según Ogilvy y Google Research.
  • Mantener el contacto con la audiencia a través de redes, e-mail, etc. Ellos pueden ser los mejores prescriptores para captar otros mecenas.

Un ejemplo de buen ‘producto’ asociado a una buena comunicación (diseñada por nuestros alumnos) lo tenemos muy cerca: el proyecto Baraka-Nador. Se está produciendo un goteo de donaciones cargadas de esperanza, con un objetivo: proporcionar formación y, lo más importante, un futuro a los jóvenes de Nador.

Eres más poderoso de lo que crees: dona.

Autor

Pilar Castro

Profesora de marketing por vocación, apasionada de la música, la poesía, los buenos anuncios y el packaging. Este blog pretende ser un reflejo de lo que para mí es el marketing: números...sí, sí, muchos números, datos, análisis, investigación, pero ante todo es observación de tendencias, comportamientos, creatividad, amor por los detalles y color, mucho color con el significado que de él se desprende. ¿De qué color quieres pintar tu vida? @PilarCastroGlez

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Últimas noticias