Agenda

Noticias

Sevilla

Córdoba

De izquierda a derecha, Emma Motrico, Carlos García e Isabel Benítez.

La Escuela de Doctorado de la Universidad inicia su cuarto curso

La Escuela de Doctorado de la Universidad Loyola Andalucía ha comenzado un nuevo curso académico, el cuarto desde su puesta en marcha, en el que 23 nuevos doctorandos comenzarán a desarrollar su actividad investigadora, 15 de ellos en el Programa de Doctorado en Ciencia de los Datos y 8 en el Programa de Doctorado en Desarrollo Inclusivo y Sostenible. En el acto de bienvenida a los nuevos doctorandos participaron el vicerrector de Investigación, Carlos García; la directora de la Escuela de Doctorado, Emma Motrico, y la secretaria académica de la Escuela, Isabel Benítez, que presentó la memoria de actividades del curso 17/18.

Investigación al servicio del desarrollo

En el marco de este acto, José Manuel Martín, director de la Fundación ETEA-Instituto de Desarrollo de la Universidad Loyola Andalucía, pronunció la conferencia de apertura, en la que subrayó cómo la Universidad “ha identificado el campo del desarrollo como uno de los pilares de su actividad, con una visión propia y llevando a cabo intervenciones específicas en este campo”.

Martín, que fue presentado por el profesor Rafael Araque, coordinador del Doctorado en Desarrollo Inclusivo y Sostenible, destacó que la Fundación ETEA, en el marco de la misión propia de la Compañía de Jesús, trabaja desde hace más de 30 años para “promover desde la investigación y la generación de pensamiento, el desarrollo humano integral, inclusivo, solidario y sostenible”.

José Manuel Martín, director de la Fundación ETEA, durante su conferencia.
José Manuel Martín, director de la Fundación ETEA, durante su conferencia.

En este sentido, indicó cómo esta labor se lleva a cabo “al servicio de los más pobres y marginados, en sociedades con graves problemas de injusticia, contribuyendo a la transformación interna de las estructuras sociales, económicas y políticas, y desde la investigación, teniendo también como objetivo la presencia efectiva de nuestros investigadores sobre el terreno“.

Asimismo, en su intervención, José Manuel Martín se mostró satisfecho por haber incorporado a la Fundación la “riqueza investigadora de la Universidad”, aumentando significativamente el número de líneas de trabajo y ampliándola a nuevos campos como la psicología, la educación o la ingeniería, “algo que va a hacer mucho bien a la sociedad, trabajando en la resolución de problemas concretos y reales de la gente que más sufre”.

Autor

Nuria Gordillo

Periodista del Servicio de Comunicación y Relaciones Institucionales de la Universidad Loyola Andalucía. ngordillo@uloyola.es Twitter: @Nuria_GR

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *