Noticias

Sevilla

Córdoba

Instante de la conferencia de Juan Antonio Carrillo en el Centro Cultural San Hipólito.

«La desaparición del Estado social sería un claro retroceso histórico»

El decano adjunto de la Facultad de Ciencias Sociales, Jurídicas y de la Educación, Juan Antonio Carrillo Donaire, ha ofrecido una conferencia en el Centro Cultural San Hipólito sobre ‘Estado del bienestar y justicia social: problemas y perspectivas‘. Durante su intervención, el profesor Carrillo afirmó que «el Estado Social, que persigue la realización de la justicia social a través del aparato institucional del Estado, ha sido la gran conquista histórica del siglo XX». No obstante, aseguró que este modelo surgió bajo unas circunstancias históricas que se encuentran hoy superadas por la emergencia de otras nuevas, «como la desaparición, en buena medida, del enfrentamiento dialéctico entre el socialismo totalitario y el capitalismo extremo, la globalización económica, el fortalecimiento de los actores sociales en el contexto internacional, el crecimiento desmesurado del aparato público, la ruptura del pacto político de solidaridad social que plasman muchas Constituciones europeas, etc.».

Además, indicó que «junto a este cambio de las circunstancias, la crisis económica ha puesto en cuestión la subsistencia de la política social del Estado, por el enorme peso que su financiación tiene en el gasto público, lo que amenaza la sostenibilidad de las conquistas sociales«. Sin embargo, para Juan Antonio Carrillo «la desaparición del Estado social, que vaticinan muchos países de la Europa septentrional -como recientemente ha hecho Holanda- sería un claro retroceso histórico«.

Tras el diagnóstico de las causas de la crisis del modelo y de las amenazas que se ciernen sobre él, el profesor Carrillo sostuvo en su ponencia la necesidad de tomar conciencia del cambio de circunstancias para sentar las bases de la reconstrucción del Estado social como Estado de Justicia. Destacó, en este sentido, «la conveniencia de reconducir el papel del Estado a una posición de garante más que de prestador directo de determinadas necesidades básicas de la ciudadanía».

Asimismo, puso de manifiesto que no todos los derechos sociales reconocidos por el bloque de la constitucionalidad y por la legislación tienen el mismo valor desde la perspectiva de la dignidad humana y que es posible ordenarlos jerárquicamente. A juicio del decano de Loyola Andalucía, «no pesan igual los derechos a la educación o a la sanidad o los derechos de protección de los más desfavorecidos que los derechos sociales ligados al acceso al ocio«.

 

Autor

Nuria Gordillo

Periodista del Servicio de Comunicación y Relaciones Institucionales de la Universidad Loyola Andalucía. ngordillo@uloyola.es Twitter: @Nuria_GR

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *