El informe Oxfam Intermón pone de manifiesto los recortes en cooperación internacional

La cooperación: una política maltrecha

El informe sobre la realidad de la ayuda que elabora Oxfam  Intermón (OI), desde hace 21 años, es probablemente la excusa más importante que tenemos cada año para hablar de la evolución de la cooperación al desarrollo en España. Más importante incluso que los exámenes por pares que nos realiza regularmente el Comité de Ayuda al Desarrollo de la OCDE.

Se trata de un informe que aplica un análisis homogéneo en el tiempo, con indicadores ligados a los estándares de calidad internacional en materia de cooperación al desarrollo y a los compromisos políticos que sobre el tema han ido aceptando la sociedad, los gobiernos, nuestras instituciones y los partidos.

Fue presentado el pasado miércoles 19, en un acto con invitados extranjeros como Simon Maxwell del Overseas Development; Erik Solheim, director del Comité de Ayuda al Desarrollo de la OCDE; o Valentina González, Directora de Casa Amazonia de Colombia.

Un mensaje en si mismo que refuerza la idea de que la cooperación internacional es una política global que ya no puede ser debatida con criterios exclusivamente nacionales.

Recortes en cooperación y desarrollo

El tema central del informe, de lectura obligatoria para el sector y los interesados, es sin duda el impacto y la naturaleza del drástico recorte de los fondos dedicados  a esta política por los últimos gobiernos del PSOE y del PP en el marco de la austeridad. Ninguna política nacional ha sufrido un recorte tan pronunciado y grave como ésta.

Hay una verdad incuestionable en ese manido argumento sobre la oportunidad que la crisis plantea para que la cooperación española corrija parte de sus debilidades y  desmesuras. Pero el gráfico ilustra bien la intensidad de unas decisiones que plantean riesgos importantes en una política que nos define como sociedad, que desafía nuestra coherencia al reclamar soluciones ante nuestra propia crisis o que condiciona cada vez más nuestra política exterior y presencia global.

Pero quiero destacar 2 ideas que surgieron en el coloquio tras la presentación del informe. La primera es que frente a lo que se afirma, la sociedad apoya la cooperación internacional y no presiona a favor de recortarla. Como decían Maxwell en la sala y Gonzalo Fanjul en el twitter, el apoyo social es muy ancho pero poco profundo lo explicaría la falta de reacción a los recortes.

Un argumento que parece poco proporcionado porque no se puede afirmar que el silencio de una sociedad abatida por la gravedad de la crisis respalde ni estas decisiones ni otros desmanes que cometen o permiten nuestras instituciones y representantes políticos.

La segunda idea es que la cooperación debe salir del discurso lastimero y justiciero y mostrarse en todo su esplendor, con sus miserias pero con sus grandezas.

Lo ha explicado extraordinariamente bien Chema Vera, director de OI, en su reciente artículo sobre ¿Por qué defiendo la cooperación?

 

Autor

Pedro Caldentey

Pedro Caldentey del Pozo es Director del Departamento de Economía y profesor de Economia Aplicada de la Universidad Loyola Andalucía. Es especialista en economía del desarrollo e integración regional comparada.. Es Director del Máster de Investigación en Desarrollo Inclusivo y Sostenible de la Universidad Loyola Andalucía. Es investigador y Vicepresidente del Patronato de la Fundación ETEA. Es patrono de la Fundación Entreculturas y Secretario de la Junta Directiva de Fairtrade Iberia. Ha trabajado en el diseño de políticas de desarrollo con el Ministerio de Asuntos Exteriores y Cooperación de España, Unión Europa, CEPAL, OCDE, IICA y los organismos del Sistema de la Integración Centroamericana.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Calendario de Eventos