Agenda

Noticias

Sevilla

Córdoba

Justicia Social, principio fundamental

Hace unos días, el Congreso de Diputados ha aprobado una ley en la que niega la Justicia Global. Es decir, que España se inhibe en incriminar a nadie en conflictos fuera de nuestras fronteras. Con lo cual, posiblemente, se bloquee toda acción para incriminar a los responsables del asesinato de los jesuitas de El Salvador. Este es uno de los casos que podría quedar impune.

Por otra parte, la reciente ley de educación ha suprimido la Educación para la Ciudadanía, herramienta que creemos indispensable para la consolidación de una sociedad civil madura e internacionalmente solidaria.

Pero hoy, la ONU invita a la sociedad civil, a los ciudadanos de los países del mundo y a los gobernantes a sensibilizarse ante la necesidad de trabajar por la Justicia Social. Y no solo crear condiciones de igualdad jurídica dentro de España sino crear una conciencia internacional. Lo cual parece que contradice a lo que nuestros diputados han aprobado.

La Asamblea General de las Naciones Unidas proclamó el 20 de febrero Día Mundial de la Justicia Social en 2007, al invitar a los Estados Miembros a dedicar este día especial a promover, a nivel nacional, actividades concretas que se ajusten a los objetivos y las metas de la Cumbre Mundial sobre Desarrollo Social y el vigésimo cuarto período extraordinario de sesiones de la Asamblea General.

La justicia social es un principio fundamental para la convivencia pacífica y próspera, dentro de las naciones y entre las naciones. Los ciudadanos, la sociedad civil y los gobernantes defendemos los principios de justicia social cuando promovemos la igualdad de género o los derechos de los pueblos indígenas y de los migrantes. Promovemos la justicia social cuando eliminamos las barreras que enfrentan las personas por motivos de género, edad, raza, etnia, religión, cultura o discapacidad.

Para las Naciones Unidas, la búsqueda de la justicia social para todos es el núcleo de nuestra misión global para promover el desarrollo y la dignidad humana. La adopción por la Organización Internacional del Trabajo de la Declaración de la Organización Internacional del Trabajo sobre la justicia social para una globalización equitativa es sólo un ejemplo reciente del compromiso del sistema de las Naciones Unidas para la justicia social. La Declaración se centra en garantizar resultados equitativos para todos a través del empleo, la protección social, el diálogo social, y los principios y derechos fundamentales en el trabajo.

La celebración del Día Mundial de la Justicia Social debe apoyar la labor de la comunidad internacional encaminada a erradicar la pobreza y promover el empleo pleno y el trabajo decente, la igualdad entre los sexos y el acceso al bienestar social y la justicia social para todos.

Autor

Leandro Sequeiros

Leandro Sequeiros San Román es jesuita y científico. Licenciado en Teología y doctor en Ciencias (en la especialidad de Geología), a lo largo de su trayectoria ha tratado de unir su compromiso con la ciencia y la filosofía, con la espiritualidad y la construcción de un mundo más justo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Últimas noticias