Instante de la jornada sobre novedades legales en formación para el empleo en el ámbito laboral.

Jornada sobre novedades legales en la formación profesional para el empleo en el ámbito laboral

Loyola Executive Education, centro de formación de directivos y profesionales de la Universidad Loyola Andalucía, ha celebrado junto a la Fundación Tripartita una jornada técnica para analizar las principales novedades introducidas por la Ley 30/2015, de 9 de septiembre, por la que se regula el Sistema de Formación Profesional para el Empleo en el ámbito laboral, conocida como formación bonificada.

Esta norma pretende mejorar la calidad de los cursos para el acceso a puestos de trabajo más cualificados y dotar al sistema de mayor transparencia.

El texto, cuyas principales novedades fueron presentadas por Marisa Cosmen, responsable de la Unidad de Servicio al Cliente y Orientación de la Fundación Tripartita, y Alicia del Olmo, técnica de la Unidad de Relaciones Institucionales, pretende también dar respuesta a las debilidades detectadas en el actual sistema de formación profesional.

Carencias del sistema de formación profesional

Entre ellas, estas expertas citaron, por ejemplo, la deficiente coordinación del conjunto del sistema, la falta de una planificación estratégica de la formación profesional para el empleo, su escasa vinculación con la realidad del tejido productivo, especialmente la formación de demanda dirigida a la PYME; la no disponibilidad de un sistema de información integrado, la falta de la evaluación de su impacto y una definición poco eficiente del papel de los agentes implicados en el sistema.

Modificaciones y novedades introducidas por la Ley 30/2015

La Ley 30/2015, de 9 de septiembre, por la que se regula el Sistema de Formación Profesional para el Empleo, determina la entrada en vigor de algunas modificaciones sobre lo regulado en el Real Decreto-ley 4/2015, de 22 de marzo, que afectan a la formación en las empresas.

Así, por ejemplo, los asistentes tuvieron la oportunidad de conocer aspectos como que con la nueva legislación, las acciones formativas deberán guardar relación con la actividad empresarial, se establece un mínimo de dos horas para los cursos de formación bonificables, se instaura la obligación de cofinanciación para las empresas de más de cinco y menos de 10 trabajadores en un 5%, o la inclusión como formación programada para empresas la de los trabajadores de los colectivos cuyo régimen de cotización contemple el pago por el concepto de formación profesional, para cubrir sus propias necesidades, entre otras.

 

Autor

Nuria Gordillo

Periodista del Servicio de Comunicación y Relaciones Institucionales de la Universidad Loyola Andalucía. ngordillo@uloyola.es Twitter: @Nuria_GR

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>