Noticias

Sevilla

Córdoba

Jesús Tejado, responsable RR.HH. Ventas Andalucía/Extremadura en PepsiCo y profesor de Loyola Másteres.

Jesús Tejado: «Un buen asesor laboral debe conocer en profundidad la actividad empresarial, la estrategia de la compañía en el medio y largo plazo y su cultura corporativa»

Jesús Tejado Sánchez es responsable RR.HH. Ventas Andalucía/Extremadura en PepsiCo. Licenciado en Derecho y Administración de Empresas por la Universidad Pablo de Olavide, durante su trayectoria profesional ha participado en numerosos proyectos dentro del ámbito de las Relaciones Laborales y los Recursos Humanos. En la Univesidad Loyola imparte clases en el Máster en Asesoría y Consultoría Laboral.

(P): ¿Por qué se especializó en Derecho Laboral?

(R): El Derecho Laboral siempre me ha resultado apasionante por la diversidad de materias que engloba y por ser una especialidad muy dinámica, cambiante y en constante evolución, lo que supone un desafío y un reto casi diario para los profesionales que se dedican a esta especialidad.

Por mi formación académica en Derecho y en Administración y Dirección de Empresas siempre quise estar conectado al mundo de la empresa. El Derecho Laboral me brindó esa oportunidad desde que me inicié en el ejercicio como abogado laboralista en Garrigues.

Durante mi trayectoria profesional como asesor en el ámbito de las relaciones laborales y los recursos humanos, he colaborado en múltiples proyectos con todo tipo de empresas que operaban en diferentes sectores, lo que me ha permitido estar siempre conectado con la realidad de las organizaciones.

En la actualidad, como HRBP del área comercial de PepsiCo, sigo disfrutando del Derecho Laboral desde una visión orientada al desarrollo de los equipos y al compromiso con las personas. En las personas reside la clave del éxito y la mayor ventaja competitiva para las organizaciones. Por ello, en PepsiCo trabajamos cada día para construir un talento y una cultura corporativa diferenciales para ser más rápidos, más fuertes y mejores.

(P): ¿Cuáles son las características que debe tener un buen abogado laboralista?

(R): Las relaciones laborales deben enfocarse desde un punto de vista estratégico y proactivo. Peter Drucker, padre del management actual, afirmaba que planificar no es pensar en las decisiones del futuro sino en el futuro de las decisiones presentes.

Un buen asesor laboral debe conocer en profundidad la actividad empresarial, la estrategia de la compañía en el medio y largo plazo y su cultura corporativa. La misión y la visión de la empresa deben inspirar la toma de decisiones. Sólo así se podrán ponderar en cada momento los intereses en juego y buscar las mejores soluciones para las personas y para el negocio.

Un asesoramiento que no tenga en cuenta los objetivos empresariales y las necesidades de sus personas corre el riesgo de convertirse en un asesoramiento reactivo y limitado a velar por el cumplimiento de la legalidad vigente. Un buen abogado laboralista o un profesional de los recursos humanos debe ir más allá para que su asesoramiento aporte valor a la organización y esté perfectamente alineado con la visión empresarial.

En un entorno económico incierto y que cambia a un ritmo vertiginoso son necesarias cualidades como la capacidad de anticipación y la planificación, la agilidad en la toma de decisiones, la capacidad analítica y de síntesis y, sobre todo, la capacidad para proponer soluciones y respuestas creativas, innovadoras, disruptivas y a la medida de la organización.

(P): ¿Cómo ha afectado la pandemia al mundo del derecho laboral? En especial a la conciliación laboral y familiar desde el punto de vista del derecho.

(R): La crisis sanitaria provocada por el COVID-19 ha venido acompañada de numerosas novedades y cambios normativos que han requerido mucha dedicación y estudio a los profesionales de los recursos humanos y del ámbito jurídico laboral. Asimismo, desde el punto de vista empresarial, la pandemia ha puesto a prueba a las organizaciones y, en concreto, su capacidad de reacción y adaptación.

En materia de conciliación de la vida laboral y familiar se aprobaron medidas como el derecho de adaptación del horario y de reducción de jornada por guarda legal, con alternativas como los cambios de turno, la reducción total de la jornada, las modificaciones del horario o el cambio de funciones. El ejercicio de estos derechos no siempre resulta pacífico y está sometido a criterios de razonabilidad y proporcionalidad en relación con la situación organizativa de la empresa.

No obstante, con independencia del marco regulatorio vigente en materia de conciliación, es importante que las organizaciones integren medidas e iniciativas de conciliación en su ADN, como una parte esencial de sus políticas de responsabilidad social corporativa. Esto contribuirá a incrementar la motivación de los equipos, su fidelización y el compromiso con la organización y con el cumplimiento de sus objetivos.

Las personas demandan flexibilidad, confianza y acompañamiento por parte de sus organizaciones, sobre todo en situaciones como las vividas durante la pandemia. Por ello, en muchos casos, no será suficiente con el cumplimiento de la normativa aplicable en materia de conciliación y las personas demandarán soluciones a la medida de sus propias necesidades.

Las organizaciones que no promuevan medidas efectivas de conciliación serán penalizadas y deberán hacer frente a la fuga de talento que, más temprano que tarde, buscará un nuevo reto profesional en el que pueda satisfacer sus necesidades profesionales, personales y familiares.

(P): ¿Qué papel puede desempeñar un recién graduado en el Máster en Asesoría y Consultoría Laboral de la Universidad Loyola?

(R): El contenido del Máster y su carácter práctico garantizan a los alumnos una formación sólida y muy completa en Derecho Laboral y en Relaciones Laborales.

Un recién graduado, sin duda, estará capacitado profesionalmente para prestar un asesoramiento laboral cualificado y de garantías, dado que el Máster en Asesoría y Consultoría Laboral de Loyola tiene una clara orientación a la incorporación al mercado laboral y es impartido por profesionales experimentados y que son un referente en el ejercicio de la abogacía o el ámbito de los Recursos Humanos.

El enfoque del Máster permite que el alumnado se enfrente a escenarios y desafíos propios del día a día de las organizaciones y aborde los mismos como lo haría un profesional experimentado, valorando los pros y los contras de las diferentes alternativas y posibles soluciones a los casos que se plantean. Lo anterior, además de una alta especialización en la materia, permite que el alumno ponga en práctica y desarrolle habilidades que serán críticas para su desempeño y desarrollo profesional como la capacidad de análisis, la capacidad de comunicación y negociación, habilidades necesarias para la gestión de personas, etc.

Son múltiples las opciones laborales que, como asesor o consultor laboral, existen para los alumnos una vez finalizado el Máster, estando todas ellas altamente demandadas en el mercado laboral. Los alumnos podrán prestar servicios en consultoras o asesorías laborales, en departamentos jurídicos o de recursos humanos de empresas o, incluso, ejercer como abogados laboralistas por cuenta propia o en despachos de reconocido prestigio con los que colabora Loyola.

Autor

Francisco Javier Burrero

Periodista del Servicio de Comunicación y Relaciones Institucionales de la Universidad Loyola Andalucía. fjburrero@uloyola.es Twitter: @javierburrero

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *