Noticias

Sevilla

Córdoba

Ismael Guerrero, profesor del Máster Universitario en Ingeniería Industrial y el Diploma de Especialización en Energías Renovables.

Ismael Guerrero Arias: «En la actualidad el problema energético se encuentra en un momento fascinante. Por primera vez podemos resolverlo»

Ismael Guerrero Arias es ingeniero industrial por la Universidad de Sevilla y presidente de la división de Energía en Canadian Solar. Es graduate student en Ingeniería Mecánica en Yale University, graduado en el General Management Program y en el Private Equity and Venture Capital Program de Harvard Business School. Asimismo, es European Financial Advisor por la EFPA. Actualmente, forma parte del claustro del Máster Universitario en Ingeniería Industrial, el Máster Universitario en Ingeniería Industrial + Máster Universitario en Business Administration y en el Máster Universitario en Ingeniería Industrial + Diploma de Especialización en Energías Renovables de la Universidad Loyola.

Con más de 10 publicaciones científicas donde destaca una publicación en la revista Science. Empieza su carrera como científico con una beca de la NASA para doctorarse en la Universidad de Yale, donde realiza labores de investigación en micropropulsión y microcombustión para la NASA y el DARPA. Vuelve a España para trabajar en el programa Herschel/Planck de la Agencia Espacial Europea donde es jefe de programa en la empresa tecnológica encargada del aprovisionamiento electrónico de ambos satélites.

Comienza su aventura de emprendedor cuando despega el sector de las energías renovables en España donde comienza como socio fundador una empresa de ingeniería fotovoltaica y la primera fábrica de obleas de silicio en España (DCWafers). Marcha China donde se une a un fondo de inversión en empresas presalidas a bolsa como director de Inversiones. En Canadian Solar inicia una nueva unidad de negocio como vicepresidente de Proyectos. Pasa a formar parte del grupo de ejecutivos que sacan a bolsa Terraform Global en el NASDAQ donde es presidente. Inversor y emprendedor, actualmente dirige inversiones con su propio family office en inmobiliario, energías renovables y startups.

Pregunta: En qué áreas cree que debe formarse en la actualidad un estudiante apasionado por la ingeniería que comienza en este mundo?

Respuesta: Las energías renovables cubren muchas disciplinas dentro de la ingeniería. Desde cálculo de estructuras, obra civil, sistemas eléctricos, logística o gestión de proyectos hasta labores de desarrollo de software, o labores de investigación en laboratorio, desarrollo y aplicación de nuevos materiales, mantenimiento… Realmente tocas todos los palos y hay campo y recorrido para desarrollarse en cualquier ámbito en este sector.

«Las empresas buscan profesionales con muchas ganas y pasión por lo que hacen. Profesionales con iniciativa y con quienes verdaderamente apetezca hacer cosas, que no necesiten que se les diga qué hacer sino que sean capaces de aportar valor por sí solos, generar negocio»

P: ¿Qué claves nos daría sobre el momento en el que se encuentra el problema energético y la investigación en esta área?

(R): Cuando uno habla de energías renovables está cubriendo un campo amplísimo, las que más se han desarrollado en la última década han sido, sin duda, la eólica y la solar fotovoltaica; pero cuando hablamos de renovables hablamos también de biomasa, hidráulica, termosolar y distintas variantes de todas ellas. Es verdaderamente un campo muy amplio y muy complejo.

En la actualidad, el problema energético se encuentra en un momento fascinante. Por primera vez tenemos energías que pueden resolver el problema de la contaminación energética siendo además las más rentables desde el punto de vista económico. En la actualidad, no hay forma más barata de generar energía eléctrica que la energía eólica o la solar fotovoltaica cuando se sitúan en zonas de recurso eólico y solar suficiente, que es prácticamente en todas partes para la solar fotovoltaica. A todo esto unimos que las baterías están alcanzando precios que las hacen muy interesantes convirtiendo a energías renovables que no eran gestionables en gestionables  en un futuro muy próximo. Vivimos un momento de disrupción del sistema eléctrico que cambiará la forma en que todos consumimos energía y afectará a muchas industrias. Veremos la generación de energía eléctrica a costas prácticamente cero.

«Vivimos un momento de disrupción del sistema eléctrico que cambiará la forma en que todos consumimos energía y afectará a muchas industrias»

La investigación en energías renovables está siendo frenética, en prácticamente todas ellas y en todos los ámbitos. En mantenimiento, por ejemplo, vemos la irrupción de la inteligencia artificial en el mantenimiento predictivo y en gestión de redes, investigación de nuevos materiales y nuevas técnicas de fabricación que hacen que las turbinas sean cada vez más eficientes y más grandes haciendo su uso posible en zonas donde anteriormente no era posible. En fotovoltaica, la carrera por células cada vez más eficientes es frenética, la industria está viviendo una nueva revolución que migrará a células tipo N que básicamente no se degradan con el tiempo y consiguen rendimientos mayores. En hidráulica, se está desarrollando mucho la minihidráulica que respeta los lechos en los que se instala. Son tantos los campos en los que se investiga que es realmente difícil resumirlo en un párrafo. La investigación en baterías es frenética también con nuevos materiales, software de gestión del sistema, etc. Un momento verdaderamente apasionante.

(P): ¿Cómo cree que ha afectado el momento actual que vivimos por la pandemia?

(R): Estas cosas afectan por todos lados, retrasos en permisos, en suministros, en ejecución de obras, en ventas porque afecta a los bancos y a los mercados financieros. En el corto plazo, ha afectado a todo el mundo; en el medio a largo plazo, creo que va a verse beneficiado por permanecer bajos los tipos de interés que hace que estos proyectos paguen menos por su deuda, que es grande pues está presente muchos años, y por considerarse refugio por muchos inversores que no tienen alternativas de inversión a las rentabilidades que da invertir en proyectos de energías renovables por un riesgo similar.

(P): ¿Por dónde avanzamos en el problema ambiental?

(R): Mi sensación personal es que por primera vez hay una verdadera conciencia que va a cambiar las cosas. Los negocios contaminantes van a comenzar a estar seriamente penalizados por los inversores y por los gobiernos. A nadie se le ocurre ahora abrir una central de carbón o comprarse un coche muy contaminante. El cambio del mix de generación energética hacia las renovables hará una buena contribución al problema ambiental aunque hacen falta muchos más cambios. El transporte es un sector fundamental en el cambio y todas las marcas están apostando por el coche eléctrico. Tesla es ya la empresa de coches más grande del mundo por capitalización bursátil, muchos más sectores se irán sumando. Hay una clara conciencia sobre el plástico, creo que esta ola de cambio se va a prolongar. El cambio está en nuestra mano, solo hay que querer verdaderamente hacerlo.

«Mi sensación personal con el problema ambiental es que por primera vez hay una verdadera conciencia que van a cambiar las cosas»

(P): ¿Qué queda por hacer?

(R): Muchos sectores tienen que meter en sus objetivos ser respetuosos con el medioambiente al máximo y deben estar claramente incentivados para ello. El transporte de mercancías tiene que resolver este problema, cambios en nuestro sistema de alimentación, excesivo consumo de carne, etc. Poco a poco creo que se van a ir viendo todos estos cambios. La energía nuclear tiene que resolver el problema del residuo. Bill Gates ha contribuido enormemente a esto, recomiendo a todos que vean la serie ‘Inside Bill’s brain’ donde se explica lo que Bill Gates ha contribuido al aprovechamiento del residuo nuclear, estamos muy cerca.

(P): ¿Cuáles son los principales retos?

(R): Cambio de actitud y poner los incentivos adecuados. Una vez que esto se consigue el ser humano siempre resuelve el problema, no creo que vaya a ser una excepción en el problema ambiental. Teníamos problemas mayores y esto no era una cuestión principal en las agendas, ahora sí lo es.

«Teníamos problemas mayores y el tema medioambiental no era una cuestión principal en las agendas, ahora sí lo es»

(P): ¿Qué cualidades y perfiles cree que se demandan en este momento más en el mundo de la ingeniería?

(R): Además de haberse graduado, las empresas buscan profesionales con muchas ganas y pasión por lo que hacen. Profesionales con iniciativa y con quienes verdaderamente apetezca hacer cosas, que no necesiten que se les diga qué hacer sino que sean capaces de aportar valor por sí solos, generar negocio. Perfiles que combinan conocimientos técnicos y financieros son también muy demandados, que tengan conocimientos de gestionar empresas y gestionar equipos. Los idiomas se han convertido en una obligación, quien no domine el inglés tiene que resolverlo cuanto antes para no estancarse.

Autor

María Victoria Mendoza

Periodista de temas científicos del Servicio de Comunicación, Relaciones Institucionales y Marketing de la Universidad Loyola. mvmendoza@uloyola.es

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *