“Ir a las fronteras” con rigor y discernimiento

El pasado  24 de mayo, el P. Adolfo Nicolás dirigió una carta circular a toda la CompañíaSobre los jesuitas destinados al apostolado intelectual”. El texto fue elaborado a partir de las sugerencias de un cualificado grupo de jesuitas y laicos del mundo entero que se reunieron en Roma para reflexionar sobre la cuestión.

Aunque es un documento que podríamos llamar de régimen interior -encaminado en particular a fortalecer las políticas de destino de jesuitas a la misión de investigar- me parece que hace algunas consideraciones que también resultan de interés para todos cuantos desempeñamos nuestra misión en la Universidad Loyola Andalucía.

Tradición jesuita

Tras recordar la rica tradición jesuita de cultivo de las ciencias y de la investigación a lo largo de la historia, el P. General nos invita a renovar el compromiso de la Compañía con la “misión de investigar” dado que “la dimensión intelectual es parte integrante de todos nuestros ministerios”. Se trata de estar en las fronteras –un encargo renovado a la Compañía por Benedicto XVI- “con rigor y discernimiento”, contribuyendo así a su misión del “servicio de la fe y la promoción de la justicia”.

Esto implica abrirse de una manera innovadora a los desafíos de nuestro mundo y ofrecer una aportación específica al desarrollo de las ciencias. Para ello somos invitados a adoptar “una visión crítica frente a los valores que subyacen a algunos enfoques actuales sobre determinadas cuestiones”, mencionando específicamente dos ejemplos significativos: la economía y la bioética.

Me impresiona especialmente la “actitud espiritual” que se requiere para el apostolado intelectual, una actitud que tendríamos que compartir todos nosotros. Una actitud “hecha de humildad, de abnegación y de paciencia. La reflexión intelectual implica emprender un largo camino. Este camino de búsqueda y reflexión exige estar preparados para vivir en cierta soledad, y al mismo tiempo estar abiertos a la relación y la colaboración con otros”. Una actitud “libre de todo deseo de promoción personal y de todo espíritu de rivalidad y competición”. Se trata, por cierto, de un servicio “que la Iglesia espera de nosotros”.

Autor

Jose Juan Romero SJ

Sacerdote jesuita, doctor ingeniero agrónomo y profesor emérito de la Universidad Loyola Andalucía.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Calendario de Eventos

« noviembre 2017 » loading...
L M X J V S D
30
31
1
2
3
4
5
6
7
8
9
10
11
12
13
14
15
16
17
18
19
20
21
22
23
24
25
26
27
28
29
30
1
2
3
Sab 25
Mar 28
Mie 29
Mie 29