Noticias

Sevilla

Córdoba

Una investigación sobre la mejora cognitiva de niños en situación de pobreza gana el concurso 3 Minute Thesis en la Universidad Loyola

La Universidad Loyola celebró ayer el acto final del concurso “Three Minute Tesis”. Un concurso organizado por la Escuela de Doctorado de la Universidad Loyola importado de la Universidad de Queensland en Australia y que se celebra a su vez en más de 600 universidades de todo el mundo. Un total de 25 alumnos de los programas de doctorado de la Universidad Loyola que se encuentran haciendo su tesis en estos momentos y alumnos de máster que desarrollan durante este curso su Trabajo fin de Máster de orientación investigadora, presentaron su investigación científica de forma divulgativa y dirigida al público general a través de vídeos de un máximo de tres minutos, apoyados únicamente por una imagen..

La ganadora del premio principal de la Mejor Comunicación de Investigación de Tesis Doctoral ha sido para Rosalba Company, investigadora en Neuropsicología y doctoranda del programa de doctorado en Desarrollo Inclusivo y Sostenible de la Universidad Loyola, que presentó su trabajo con el título “Estatus socioeconómico y desarrollo cognitivo en la infancia y la adolescencia”. En su vídeo, la investigadora presentó su trabajo sobre los factores asociados a la pobreza que afectan a la estructura y funcionamiento cerebral infantil.

Un programa de intervención cognitiva en Guatemala

En su presentación, Company afirmó que la mitad de la población mundial que vive en condiciones de pobreza son niños, lo cual supone una pérdida de potencial humano, y que desde la investigación es necesario dar respuestas. Partiendo de esta base, la tesis se basa en lo que se puede hacer para paliar esta situación desde el ámbito de la Neuropsicología.

Para ello, han evaluado una muestra de niños que viven en condiciones de vulnerabilidad en un poblado de Guatemala, han formado a profesionales que trabajan con ellos día a día en el uso de pruebas neuropsicológicas, y han realizado una revisión de qué acciones en Neuropsicología se han hecho a lo largo de la historia para paliar los efectos negativos cognitivos de la pobreza en niños. Este trabajo de investigación ha desarrollado además un programa de intervención cognitiva que probarán en Andalucía pero que pretende ser transcultural para que pueda ser utilizado allá donde sea necesario. La ganadora finalizó su aportación afirmando que “la investigación no tiene sentido si no está al servicio de los demás”.

Con respecto a la categoría “People’s Choice Award” en la que cualquier persona podía dar su voto a través de YouTube, el galardón ha recaído en Gabriela Cáceres Rodríguez estudiante del Programa de Doctorado en Desarrollo Inclusivo y Sostenible con el trabajo con el título “Agricultura 4.0”. La investigación se basa en producir alimentos agrícolas con una mayor eficiencia. A través de la utilización de tecnologías de la información y la comunicación como Big data, inteligencia artificial o Internet de las cosas, el trabajo pretende mejorar las mediciones de sensores y optimizar el uso de agua, fertilizantes o uso de energía. El proyecto científico que se desarrolla con otras entidades como IFAPA o CSIC busca poder democratizar la digitalización de la agricultura.

Con respecto a la categoría relacionada con la mejor presentación de Trabajo Fin de Máster, el premio se ha concedido “ex aequo” a dos alumnas: Belén Martín Millán, del Máster en Psicología General Sanitaria, y María Cristina González Monroy, del Máster en Métodos de Investigación Aplicados a las Ciencias Sociales. Los trabajos han tratado sobre “Conflictos de Pareja, factores de personalidad y estabilidad matrimonial en familias con hijos/as transgénero” y “¿Cómo pueden ayudar las neurociencias en el tratamiento de la obesidad? Respectivamente”.

Los premios han sido entregados de forma virtual por el vicerrector de Investigación de la Universidad Loyola y presidente del jurado Carlos García Alonso. El resto del jurado ha estado compuesto por Francisco Javier López de Pablo, director del Servicio de Comunicación, Relaciones Institucionales y Marketing de la Universidad Loyola, y profesores e investigadores de la Universidad Loyola de diferentes áreas como Ana Mercedes López, del Departamento de Derecho; Paula Herrero, del Departamento de Comunicación y Educación; y Alejandro Galvao, del Departamento de Psicología.

Ciencia para mejorar la sociedad y la vida de las personas

Durante su intervención, Carlos García, vicerrector de Investigación destacó que “la Universidad Loyola, está especialmente interesada por que los doctorandos y los estudiantes de máster potencien la divulgación científica de sus trabajos”.  En este sentido, insistió que es esencial transmitir la investigación a todo tipo de públicos, sobre todo, en una universidad donde la investigación es un pilar clave y la ciencia, un valor necesario para mejorar la sociedad y la vida de las personas.

Así, el acto tuvo la intervención de dos expertos de la Universidad Loyola con capacidad de aportar valor a este concepto. Por un lado, la investigadora del Departamento de Ingeniería, Isabel Jurado, presentó su investigación sobre el “Diseño de vehículos autónomos de superficie para monitorización de aguas” un proyecto de diseño de drones para detectar la contaminación en aguas que ya se está aplicando en algunas zonas como en el Lago Ypacaraí en Paraguay. Por otro lado, el profesor del Departamento de Comunicación y Educación, David Varona intervino en el evento con una serie de consejos encaminados a difundir la ciencia a través de las redes sociales.

Los ganadores destacaron la importancia que ha supuesto este ejercicio para poder trasladar a su entorno la relevancia real y práctica de su investigación, así como la importancia de que sus trabajos de investigación que comienzan se abran al mundo y puedan crear lazos. Hacer un ejercicio de reflexión, de síntesis y de humildad es otro de los valores que han transmitido los premiados, además de coincidir que se trata de todo un reto la oportunidad de explicar algo tan largo y complicado en tan poco tiempo.

La Escuela de Doctorado de la Universidad Loyola, organizadora del certamen, es el centro responsable de la formación de excelencia de nuevos investigadores a través de la adquisición de las competencias y habilidades relacionadas con la investigación científica de calidad. Asimismo, la directora de la Escuela, la investigadora Emma Motrico destacó que “la investigación científica de calidad, además necesita difusión a todos los públicos especializados o no, y desde nuestros programas de doctorado seguiremos haciendo seminarios y acciones dedicadas a la divulgación científica y emplearemos todos los esfuerzos necesarios para enriquecer la transmisión de nuestros resultados de investigación”.

Autor

María Victoria Mendoza

Periodista de temas científicos del Servicio de Comunicación, Relaciones Institucionales y Marketing de la Universidad Loyola. mvmendoza@uloyola.es

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *