Hector Samour, acompañado de Juan Antonio Senent, durante su conferencia sobre Ignacio Ellacuría.

La Universidad como elemento de transformación social

El jesuita Ignacio Ellacuría, asesinado en 1989 por el ejército salvadoreño, es un intelectual reconocido internacionalmente, no sólo por sus contribuciones teóricas originales a la teología de la liberación y a la construcción de un pensamiento filosófico crítico y liberador de cara a la realidad latinoamericana, sino también por su rol en la búsqueda de una solución negociada al conflicto armado interno en El Salvador en la década de los 80.

“Durante sus 22 años de trabajo en la UCA, los diez últimos como rector, orientó todo el poder institucional de la Universidad, a través de su docencia, investigación y proyección social, a la transformación de la realidad social desde un profundo análisis de las causas de la pobreza, la exclusión y la opresión en El Salvador”.

Así lo ha puesto de manifiesto Hector Samour, de la Universidad Centroamericana José Simeón Cañas de El Salvador (UCA), que ha impartido la conferencia previa del XI Congreso Internacional de la Cátedra Latinoamericana Ignacio Ellacuría SJ, que se celebra hasta el día 27 en el Campus de Sevilla de la Universidad Loyola Andalucía.

Samour ha destacado alguno de los aspectos más relevantes de la biografía, la figura y el aporte de Ignacio Ellacuría y ha concluido que “a los 26 años de su asesinato, su obra, su vida, su legado y la fuerza de su mensaje de cara al futuro debe ser retomado y continuado hoy a la luz de las nuevas situaciones que se han configurado en la actualidad en El Salvador, en Centroamérica y en el mundo”.

Búsqueda de la paz

Durante su intervención, ha indicado cómo en su búsqueda activa de una solución dialogada a la guerra de El Salvador, el jesuita apostó por “la fuerza de la sociedad civil para que ejerciera presión para finalizar el conflicto armado, defender los intereses de las mayorías populares y democratizar el país, y aunque en su momento su propuesta no fue valorada, el tiempo le dio la razón con la firma de los acuerdos de paz que pusieron fin al conflicto en 1992″.

Un hombre transdimensional

“Lo destacable de Ignacio Ellacuría es que a la vez que se involucraba en la dinámica socio-política salvadoreña, ejercía sus tareas de rector y profesor, producía en el campo de la teoría política, la teoría universitaria, la teología y la filosofía”.

Pero no se puede entender a este hombre transdimensional sin la UCA, “su espacio de exposición a los mundos intelectuales, académicos, de pobreza, de exclusión e incluso militares, que comprendió y buscó transformar”, aseguró Héctor Samour.

Su faceta como filósofo y la función liberadora de la filosofía, la realidad histórica como ámbito de la liberación y su tarea intelectual como una forma de vida entregada a la liberación han sido otros de los temas abordados por Samour en su intervención.

XI Congreso

Organizado por el Departamento de Humanidades y Filosofía de la Universidad, el XI Congreso de la Cátedra Latinoamericana Ignacio Ellacuría, reúne hasta el 27 de noviembre a expertos españoles y latinoamericanos en torno al tema “Iglesia, política y sociedad”.

 

Autor

Nuria Gordillo

Periodista del Servicio de Comunicación y Relaciones Institucionales de la Universidad Loyola Andalucía. ngordillo@uloyola.es Twitter: @Nuria_GR

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>