La Iglesia de Santa María de la Encarnación de Constantina (Sevilla) presenta una torre-fachada.

Iglesia de Santa María de la Encarnación

La Iglesia de Santa María de la Encarnación de Constantina (Sevilla) es una de las que presentan una torre-fachada, de las que hay varias en la Archidiócesis sevillana.

Llama la atención por su originalidad, especialmente por el fuerte contraste entre la blancura de sus paredes y los motivos decorativos en piedra y de ladrillos de la portada y otras partes de la fachada. Sus orígenes fueron del siglo XIV, pero una total remodelación en el siglo XVI, realizada por Juan Hernández Ruiz II y por otros constructores, la cambiaron por completo.

Iglesia de Santa María de la Encarnación en la actualidad

El resultado es el que se mantiene en la actualidad la Iglesia de Santa María de la Encarnación de Constantina: una planta de tres naves, con bóvedas apuntadas y capillas en uno de sus lados. En el otro sólo existe la capilla bautismal. La torre, de cinco plantas, es esbelta, y ocupa el centro de la fachada sobre la gran portada. Está hecha de ladrillos, y tiene motivos decorativos realizados en piedra.

Sobre el arco de medio punto aparece una doble ventana, a cuyos lados están esculpidas dos escultura de la Virgen y el ángel en la escena de la Anunciación: es el titular del templo. A pesar de la sencillez de las esculturas, tienen el atractivo de su ingenuidad.

Al lado derecho de la portada, y dando luz a la capilla bautismal, se abre la original ventana renacentista, que pone una nota de colorido de piedra en medio de la fachada blanca. Es un motivo decorativo típico del siglo XVI. El contraste entre la nitidez blanca de la pared y la piedra de la portada y ventana, forman un conjunto muy original. Esta ventana es una de las piezas más bellas de la arquitectura de Constantina.

La limpieza de líneas de la iglesia de Santa María de la Encarnación de Constantina es una de las más más características de los pueblos de Sevilla.

Autor

Fernando García S.J.

Jesuita. Licenciado en Filosofía y Letras por la Universidad de Barcelona. En 1956 marcha a Japón, en donde es profesor de Historia del Arte Oriental en la Universidad Sophia (Jochi Daigaku) de Tokio. Es Académico Numerario de la Real Academia de Bellas Artes de Santa Isabel de Hungría de Sevilla, y Académico Correspondiente de la de Bellas Artes de Cádiz y de la Real Academia San Dionisio de Ciencias, Artes y Letras de Jerez. En 1993 le fue concedida por el Emperador de Japón la cruz de la "Orden del Tesoro Sagrado, con distintivo de Rayos Dorados y Rosetas". En la actualidad es Delegado Diocesano del Patrimonio Histórico-Artístico de Sevilla.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Calendario de Eventos

« septiembre 2017 » loading...
L M X J V S D
28
29
30
31
1
2
3
4
5
6
7
8
9
10
11
12
13
14
15
16
17
18
19
20
21
22
23
24
25
26
27
28
29
30
1