El Simpecado de la Hermandad del Museo de Sevilla tiene una curiosa historia.

Simpecado de la Hermandad del Museo

La Hermandad del Museo de Sevilla, acaba de restaurar su Simpecado, que contiene datos históricos llenos de interés. Fue realizado en 1946.

Este Simpecado es una bella pieza de bordado de estilo barroco, y en el centro tiene una imagen de la Virgen con el niño, que ha sido atribuida al escultor Juan de Juni (1507-1577), francés, que se formó en su país, pero en contacto con la escultura renacentista italiana de su tiempo, y trabajó después en España.

La razón de esta atribución de la imagen de la Virgen a Juan de Juni se debe a un documento encontrado debajo de la escultura en su reciente restauración, que dice lo siguiente:

Se hizo este Simpecado en los talleres de Sobrinos de Cano por encargo de la Hermandad del Santísimo Cristo de la Expiración y María Santísima de las Aguas, en honor de María Inmaculada su Madre Reina y Abogada, empleándose en su confección bordados de oro, procedentes de un manto de Nuestra Señora de las Aguas hecho en 1890.

Simpecado donado a la hermandad

La imagen de la Señora, que porta en el centro, es obra del imaginero del siglo XVI, Juan de Juni, y perteneció a San Francisco de Borja, I Duque de Gandía, siendo donada a la hermandad por su descendiente Excma. Sra. Doña Ángela María Téllez- Girón y Duque de Estrada, Duquesa de Osuna y Gandía. Sevilla. Fiesta del Corpus Christi del año del Señor 1946. Laus Deo.

Virgen del Simpecado de la Hermandad del MuseoAdemás de la belleza indiscutible de esta obra de arte del bordado sevillano, se unen en ella los datos históricos que lo acompañan: es conocida la relación de los Duques de Osuna con la hermandad del Museo, y es muy posible la donación de esta imagen por San Francisco de Borja a uno de sus descendientes, que más tarde fue donada a la Hermandad.

Se unen así, una vez más, el arte y la historia en las hermandades de Sevilla.

Autor

Fernando García S.J.

Jesuita. Licenciado en Filosofía y Letras por la Universidad de Barcelona. En 1956 marcha a Japón, en donde es profesor de Historia del Arte Oriental en la Universidad Sophia (Jochi Daigaku) de Tokio. Es Académico Numerario de la Real Academia de Bellas Artes de Santa Isabel de Hungría de Sevilla, y Académico Correspondiente de la de Bellas Artes de Cádiz y de la Real Academia San Dionisio de Ciencias, Artes y Letras de Jerez. En 1993 le fue concedida por el Emperador de Japón la cruz de la "Orden del Tesoro Sagrado, con distintivo de Rayos Dorados y Rosetas". En la actualidad es Delegado Diocesano del Patrimonio Histórico-Artístico de Sevilla.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>