Experiencia y crisis

La economía es algo dinámico, cambiante. Y lo es por su propia esencia, porque las acciones porque cada uno de los agentes que la componen evolucionan, no sólo por el mero paso del tiempo, sino por el conocimiento y, sobre todo, por la experiencia acumulada. Una experiencia que se proyecta en las expectativas y que condiciona la realidad económica de cada momento.

Tras seis años de crisis, los españoles, no nos comportamos económicamente de la misma forma, no ya que en los dos primeros años de ella, sino que el pasado año. No es sólo que seamos más viejos, es que hoy, las familias y las empresas españolas tienen la experiencia de seis años de crisis y saben que puede durar otros tantos. Las familias saben lo que es la bajada de salarios, la subida de impuestos, la amenaza constante del paro y la reducción de las prestaciones. Y, ante esta situación, saben que han de ser muy precavidas en el consumo y, sobre todo, en las deudas. De la misma forma, las empresas, especialmente las pequeñas y medianas que sobreviven, saben que los proyectos de inversión pueden fracasar, que la financiación bancaria es limitada y que tan importante como vender es cobrar. Como los bancos saben, porque lo han aprendido en esta crisis, que han de gestionarse de otra forma y han de prestar de otra manera. De lo que no estoy tan seguro es de si los políticos han aprendido que las cosas han cambiado y que es necesario gestionar de otra forma.

Mucho han aprendido la mayoría de los agentes económicos españoles de esta crisis. Tanto, que nada volvería a ser como antes, aunque se dieran las mismas condiciones de, digamos, 2006. Hoy la economía española es radicalmente diferente de la que era al principio de la crisis, mucho más de lo que reflejan los datos, no sólo por lo que la crisis se ha llevado por delante, sino por el simple hecho de que los españoles estamos viviendo la crisis. Por eso, una crisis se puede producir de súbito, pero, sólo si se toman medidas acertadas muy rápidamente, es posible salir de ella en poco tiempo. En caso contrario, la crisis se va alargando un poco más a partir de un determinado momento. De ahí, la importancia del diagnóstico y de la decisión. Y de ahí que los modelos de la economía española tengan que incluir como variable los años que ya hemos pasado de crisis.

Autor

Gabriel Pérez Alcalá

Profesor de Economía y Política Económica del Departamento de Economía de la Universidad Loyola Andalucía. Profesor visitante de las Universidades de Passau (Alemania) y Linz (Austria). Colaborador del Diario Córdoba, Cadena Ser y Canal Sur. Consultor en programas de desarrollo y cooperación. Investigador en distribución de la renta, mercado de trabajo y evaluación de políticas públicas. Consejero de distintas empresas. Actualmente es el Rector de la Universidad Loyola Andalucía. Siempre amó el mar y la poesía.

Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Calendario de Eventos

« Agosto 2017 » loading...
L M X J V S D
31
1
2
3
4
5
6
7
8
9
10
11
12
13
14
15
16
17
18
19
20
21
22
23
24
25
26
27
28
29
30
31
1
2
3