Agenda

Noticias

Sevilla

Córdoba

Ángela Familiar cuenta su experiencia internacional en Bogotá.

Ángela Familiar: «Ir sola y tan lejos hace que tengas que buscarte más la vida»

Acaba de llegar de Bogotá, capital de Colombia y donde se hace el mejor café del mundo, lugar en el que ha estado por un intercambio académico de un semestre de duración. Ángela Familiar es alumna del doble grado en Derecho y Relaciones Internacionales (RRII) en la Universidad Loyola Andalucía. Más concretamente, hizo parte de sus estudios en la Universidad Pontificia Javeriana de Bogotá, una de las mejores de todo el país.

Si le preguntan por su experiencia solo tienen que escucharle decir que está lista de nuevo para volver, y eso que no lleva muchos días en España desde su regreso. Cualquier salida, dentro o fuera de Europa, marca la vida universitaria. Narra su aventura en Latinoamérica en una entrevista realizada por Javier de Haro, compañero del Grado en Comunicación.

Ser más vivo tras un intercambio académico

Pregunta: ¿Cuánto tiempo estuviste en Bogotá?

Respuesta: He estado  fuera casi 6 meses, me fui la primera semana de julio, que es cuando comienza el curso académico, y llegue el 23 de diciembre a España. Ha sido mucho tiempo y ha sido algo más largo de lo que suele ser lo normal.

(P): ¿Te fuiste con algún compañero/a de la Universidad?

(R): No, hay otra chica que se va ahora, pero en el segundo semestre. Fui sola, había más españoles porque la colonia española allí es enorme.

(P): ¿Crees que te ha aportado más ir sola que acompañada?

(R): Yo creo que sí,  ir sola y tan lejos hace que tengas que buscarte más la vida. Te hacer ser más vivo, que tengas que buscar amigos nuevos e integrarte más en el estilo de vida del país al que vas, que en este caso es muy diferente.

(P): ¿Te has sentido integrada?

(R): Desde el primer momento, no sé si fue suerte o qué. La mayoría de mis amigos eran colombianos, la mayoría de ellos costeños. Una amiga me dijo ¿Sabes por qué muchos de tus amigos son de Barranquilla? Porque es la ciudad que se parece más a Sevilla, en todos los sentidos, de todo el país. Tiras para casa, pero con gente de otra zona.

(P): Tu lugar de intercambio no es muy común por la situación del país ¿Por qué Colombia?

(R): Minutos antes de que se cerrara el plazo puse Colombia: Bogotá, Medellín y Cali, en ese orden. Tenía una oferta de poder ir a Israel en verano, hablé con un compañero que estuvo en Bogotá y otros profesores me apoyaron. El tema que más me gustaba en Relaciones Internacionales era el conflicto armado, vi que era una oportunidad muy grande poder ir allí y aprender, realmente no me lo pensé mucho.

Experiencia en Colombia: Proceso de Paz

Intercambio Académico
Ángela Familiar, alumna de Loyola Andalucía, estuvo en Bogotá.

(P): ¿Cómo has vivido todo lo que tiene que ver con el Proceso de Paz en Colombia?

(R): Tuve mucha suerte y pude vivir bastante desde dentro. Me he movido con gente relacionada con este mundo, me he sentado a hablar con guerrilleros de las FARC, lo que me ha permitido ver el conflicto desde otra perspectiva. Cuando uno mira Colombia desde fuera puede pensar que es mejor decir no a los acuerdos con este grupo, pero esos guerrilleros de base estaban en lugares muy lejanos y poco accesibles para el el gobierno.

Si querías ir a un campo donde estuvieran ellos tenías que viajar más de 12 horas para recorrer poco más de 100 kilómetros.  Ellos querían sentirse escuchados después de 60 años. No estoy de acuerdo con, valga la redundancia, los acuerdos por algunas de las prioridades que se les concede a las FARC. Esos guerrilleros de base, en cierta medida, no tienen toda la culpa. Tuve la oportunidad de tratar con la otra posición, la del no a los acuerdos. Mantuve contacto con personas del partido Centro Democrático, a ellos se les entiende también porque son familias que han sufrido todo el tema de la guerra. En la calle, Colombia quiere paz, pero no de la forma en la que se ha hecho.

(P): Entonces este acuerdo no ha tranquilizado a la población ¿no?

(R): No, porque hay mucho miedo en el sentido de que las FARC tenga puestos políticos. Se tiene miedo a que Colombia se convierta en una Venezuela. Yo, personalmente, no creo que pase. La idea que se tiene es que la gente que votó que no es que no quería la paz, en realidad son personas que no querían los acuerdos en los que se priorizaba a las FARC en, por ejemplo, el reparto de tierras. Hay mucha confrontación en la sociedad, Colombia quiere paz, pero no a cualquier precio con más prioridades a las FARC que al ciudadano de a pie.

(P): El ciudadano de a pie convive con muchos de los temas que impide un verdadero crecimiento de Colombia ¿Se le da importancia real a todo esto con las elecciones a la vuelta de la esquina?

(R): Es un tema complicado porque la queja en Colombia es que después no hay garantías sociales. Allí se sigue comprando el voto. La gente se implica y cada vez más: las universidades, la gente joven… Antes nadie hablaba por miedo, pero Colombia está perdiendo el miedo y quiere paz, estabilidad y ser una de las cabezas de Latinoamérica.

(P): Respecto al salario mínimo, también es una realidad que el crecimiento del país se ve muy afectado ya que hay pocos impuestos y pocos beneficios…

(R): El salario mínimo en Colombia es ridículo. Tú con un salario mínimo sobrevives, pero en ciudades como Bogotá o Cartagena es difícil porque son caras. La leche y cerveza son el triple de caras que en España, pero, sin embargo, los taxis son muy baratos. Los precios varían en cosas absurdamente caras y baratas y esa gente con ese salario es la que todavía se dejan comprar el voto con 50.00 pesos (ronda los 20 euros). Ellos ven que voten a quien voten el gobierno no va a venir nada.

(P): Hablando del gobierno y de las elecciones que son muy próximas, ¿qué crees que va a pasar el domingo 27 de mayo? Cuéntanos cómo ves las elecciones.

(R): Yo veo que van a ser muy importante las elecciones de marzo porque que se elige la cámara de representantes. Según lo que consiga las FARC, tanto en la Cámara como en el Senado, va a depender mucho de lo que la gente también vote en mayo con segunda vuelta en junio. Para mí, las FARC no lo ha hecho bien a la hora de poner como candidato a ‘Timochenko’, algo que ha alejado a mucha gente por ser ex cabeza de las FARC. Es una forma de traer el propio voto de los guerrilleros de las FARC y de los pueblos ocupados que no ha votado.

A mi parecer, el próximo presidente de Colombia será Germán Vargas Lleras de Cambio Radical, porque es el único que está en un punto medio al haber presentado Centro Democrático a Iván Duque, que no es muy querido ni dentro ni fuera del partido. Colombia está en un punto de inflexión ahora mismo por los partidos emergentes que están surgiendo, pero eso también depende de la zona. El odio hacia los paramilitares hicieron muchísimo daño en Colombia y eso provoca que algunos sectores de la población cambienel voto hacia los partidos de izquierda.

A continuación, pueden escuchar la entrevista completa:

Entrevista  realizada por Javier de Haro

Autor

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Últimas noticias