Implicados en la promoción del derecho humano a la alimentación

La Universidad Loyola Andalucía forma parte del Observatorio del Derecho a la Alimentación

A mitad de septiembre la Organización de Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) hizo pública la actualización de los datos de inseguridad alimentaria en el mundo. Por primera vez en varios años, desde la gran crisis alimentaria de 2008, el número de personas hambrientas en el mundo ha aumentado, y lo ha hecho de forma significativa: 38 millones de hambrientos más en un solo año, un incremento del 5%. La cifra que ha publicado la FAO es de 805 millones de seres humanos que, en pleno siglo XXI, siguen viviendo en situación de hambre crónica; esto equivale a 17 países del tamaño de España e implica que una de cada 9 personas en el mundo pasa hambre.

Esta situación supone una de las mayores violaciones de derechos humanos de nuestro tiempo, porque la alimentación está reconocida como derecho humano por la Declaración Universal de Derechos Humanos (1948) y como tal está consagrada en el Pacto Internacional de Derechos Económicos, Sociales y Culturales (1966) que establece que, además de que todos tenemos el derecho a una alimentación adecuada, tenemos el derecho fundamental a estar protegidos contra el hambre.

En los últimos 20 años la defensa del derecho a la alimentación ha tenido una trayectoria ascendente muy significativa, impulsada por el compromiso de la sociedad civil, y plasmada en varios acontecimientos especialmente relevantes: la publicación en 1999 de la Observación General 12 del Comité de Derechos Económicos, Sociales y Culturales de Naciones Unidas, en el que se interpreta autorizadamente el contenido de este derecho; la creación de la relatoría especial de Naciones Unidas sobre el derecho a la alimentación en 2000, que ha aportado un gran caudal de reflexión y de análisis sobre el mismo; y la aprobación en 2004, por parte del Consejo General de la FAO, de las Directrices Voluntarias para la realización progresiva del derecho a la alimentación en el contexto de la seguridad alimentaria nacional, que han ayudado a muchos Estados a identificar las medidas legislativas y políticas adecuadas para cumplir sus obligaciones respecto al derecho a la alimentación.

Observatorio del Derecho a la Alimentación

Posiblemente la región en la que el derecho a la alimentación ha tenido un mayor desarrollo legal y político ha sido América Latina y el Caribe. Muchos de los países de esta región han consagrado el derecho a la alimentación en sus constituciones y en sus leyes, y han desarrollado políticas públicas orientadas a su realización. Desde el ámbito universitario también se ha hecho una contribución importante, canalizada a través de la creación de un Observatorio del Derecho a la Alimentación, que, después de 8 años de andadura, está integrado por 55 universidades de 17 países de la región.

La experiencia latinoamericana está sirviendo de acicate para que un grupo de universidades españolas estén dando pasos para crear un observatorio similar en España. En nuestro país, ni la Constitución ni las leyes consagran expresamente el derecho a la alimentación, pero, en la medida que nuestro país es uno de los signatarios del Pacto Internacional de Derechos Económicos, Sociales y Culturales, el Estado tiene obligaciones respecto a la realización de este derecho. El Observatorio del Derecho a la Alimentación en España podrá contribuir desde el ámbito docente e investigador a la realización de este derecho.

La Universidad Loyola Andalucía es una de las universidades que están participando en el proceso fundacional del Observatorio.

Texto escrito por José María Medina,  director de la ONG Prosalus y profesor asociado de la Universidad Loyola Andalucía.

Estudios Internacionales

Estudios Internacionales

Blog del Departamento de Estudios Internacionales de la Universidad Loyola Andalucía.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *