Mi experiencia como coautor en un trabajo de investigación

Importancia de la investigación académica en los estudiantes universitarios

La investigación académica parece un mundo muy lejano para cualquier estudiante universitario. A simple vista parece que en ese espacio donde los expertos en materia debaten y aportan conocimiento, un simple estudiante poco tiene que añadir. Pero la realidad es bien diferente.

Desde que empecé a estudiar teoría de conflicto y cambio climático descubrí una faceta de las Relaciones Internacionales que no estaba del todo explorada. Está claro que el cambio climático lleva siendo relevante en la agenda internacional desde hace ya bastantes años, pero, ¿cuánto se sabía y cuánto se estaba haciendo por resolver los problemas que éste causa? Hace falta escuchar nuevas voces en esta problemática.

Durante esos meses de estudio, el Dr. Alfonso Sánchez me dio la oportunidad de colaborar con él en una investigación científica. El tema de estudio giraba en torno al cambio climático, agua y conflicto en el Norte de África, por lo que la oportunidad era imposible de rechazar. Aunque en una primera impresión parezca que el estudiante tendrá un rol completamente secundario y prescindible, lo cierto es que nunca fue así. Lo que viví desde mi experiencia personal es que cualquier punto de vista crítico es necesario, siempre que esté bien apoyado en argumentos fuertes y probados, ya que opinión tenemos todos.

El Dr. Alfonso Sánchez me dio la responsabilidad de ser coautor de la investigación, es decir, tener las mismas labores que las de un investigador. Esto no quería decir otra cosa que cualquier estudiante con capacidad de trabajo responsable, con ganas de aprender, y sobre todo, ganas de aportar, podía participar en un proyecto de investigación.

Lo principal para dar esos primeros pasos en este mundo era hacer que Google Scholar fuera tu mejor amigo, encontrando en él las infinitas referencias bibliográficas que pudieran dar estabilidad y rigidez a tus argumentos. Seguramente, de la mayoría de investigaciones ya hayan escrito algo, la cuestión es, ¿qué es lo que quieres aportar tú? Para encontrar cómo puedes dar un nuevo enfoque al tema es necesario horas y horas de lecturas. Eso era una parte del trabajo total.

Quizás una de las labores más exhaustivas era la búsqueda de datos. Recopilar cuánto ha llovido en según que zonas anualmente en un intervalo de 30 años, recoger información sobre el estado del agua potable en todas las regiones de todos los países seleccionados, o analizar caso por caso qué conflicto fue por causas relativas al agua y cuales no, son solo algunos de los ejemplos.

Finalmente, una vez con los datos en la mano y teniendo cierto conocimiento por todas investigaciones leídas, ya solo quedaba mostrar cual sería tu aportación en el asunto. El estudio se publicó hace ya unos meses. El título final fue “When the taps run dry: water stress and social unrest” y en él podéis ver el fruto de todo un trabajo bastante exhaustivo.

¿Qué te aporta personalmente participar en un proyecto de investigación académica?

Aunque esta experiencia parezca reservada exclusivamente a ciertas personas, realmente es un mundo desconocido para la amplia mayoría. Personalmente, desde que empecé mis estudios en Relaciones Internacionales, nunca se me pasó por la cabeza la investigación. Quizás sabía que existía, pero era algo completamente desconocido. Lo cierto es que se anima a cualquier a estudiante a conocer de primera mano este mundo de la investigación académica y dar los primeros pasos en él.

Complementariamente, esto es una ayuda para el futuro, ya sea tanto por la responsabilidad que se adquiere, como para futuros trabajos, específicamente el Trabajo Final de Grado (TFG). Al final y al cabo el TFG es un proyecto de investigación académcia en el que has de demostrar ciertas habilidades, las cuales personalmente, adquirí a la hora de colaborar con el Dr. Alfonso Sánchez.

La búsqueda de datos, de bibliografía, la estructura de tu investigación (quizás la faceta más relevante), son cuestiones bastante complejas sin un conocimiento previo o una experiencia anterior. Desde aquí se anima a cada alumno aprovechar con ganas y ambición cualquier oportunidad que les ofrezcan sus profesores. Y si esa oportunidad no llega, preguntar en cualquier momento si hay en algo en lo que puedan ayudar.

Texto escrito por Guillermo Rylance González, exalumno del Grado en Relaciones Internacionales.

Estudios Internacionales

Estudios Internacionales

Blog del Departamento de Estudios Internacionales de la Universidad Loyola Andalucía.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *