La profesora e investigadora Ana Lucia Casademunt

Ana Mª Lucia: “En España se concilia gracias a su cultura basada en los apoyos intrafamiliares y no estatales”

El debate sobre la conciliación familiar lleva ya años sobre la mesa, ¿sobre quién recae el peso del día a día familiar? ¿sigue siendo la conciliación un problema mayoritario de la mujer?. Este mismo año IESE presentaba el estudio Maternidad y trayectoria profesional en el quedaba reflejado que el 90% de las mujeres encuestadas denunciaba la falta de flexibilidad en las empresas para conciliar y el 97%, que las ayudas públicas a la maternidad son escasas o insuficientes. En estos puntos ha puesto especial interés el estudio “¿Afectan los modelos del Estado de Bienestar a la conciliación laboral-familiar de mujeres trabajadoras con hijos? El efecto moderador del género como dimensión cultural en Europa” realizado desde la Universidad Loyola por las profesoras e investigadoras Ana Mª Lucia y Gloria Martinez, junto a María José Oteros, alumna del Máster de Métodos Cuantitativo. Esta investigación recientemente ha sido galardonado con un accésit de los Premios Nacionales de Estudios Financieros y entre sus conclusiones se extrae que en nuestro país las instituciones públicas y privadas eluden la responsabilidad sobre la conciliación de la vida familiar de la mujeres trabajadoras y que el peso recae, principalmente, en los apoyos familiares. Entrevistamos a Ana Mª Lucia sobre los aspectos más relevantes del trabajo que han realizado.

¿Es España un país conciliador?

España se incluye en el régimen mediterráneo del bienestar con países como Italia, Grecia y Portugal que compartimos analogías en cuanto a su historia, sistema de valores y peculiaridades institucionales. En temas de conciliación, el elevado protagonismo de la familia en la procura de satisfacción vital de todos sus miembros muestra un panorama que disfraza la situación real del día a día de las mujeres trabajadoras en lo que a políticas y prácticas de conciliación se refiere. Las importantes transferencias intrafamiliares que se producen en el seno del hogar parecen eludir la verdadera responsabilidad que las instituciones públicas y privadas tienen sobre la conciliación vida-familia de las empleadas españolas. Además otra característica cultural del modelo de bienestar mediterráneo como consecuencia de su marcado familiarismo es el carácter extremadamente residual de la asistencia social por parte de las instituciones públicas del sur de Europa. En pocas palabras diría que en España se concilia fundamentalmente gracias a su particular cultura basada en los apoyos intrafamiliares y no estatales

“En temas de conciliación, el elevado protagonismo de la familia en la procura de satisfacción vital de todos sus miembros muestra un panorama que disfraza la situación real del día a día de las mujeres trabajadoras en lo que a políticas y prácticas de conciliación se refiere”

¿Pero qué son los Estados de Bienestar?

En términos muy genéricos los podemos definir como los diferentes conjuntos de normas y procesos institucionales que configuran las decisiones en ámbitos tan relevantes como las políticas sociales, el gasto público, la delimitación de problemas y lo que se conoce como la estructura de consumo de bienestar, referida a la demanda y respuesta de los ciudadanos que consumen servicios de bienestar.

¿Qué datos más relevantes se extraen de vuestro estudio?

Nuestro estudio analiza cómo las Organizaciones europeas se adaptan a las presiones externas provenientes del ambiente institucional para el establecimiento de prácticas específicas de RRHH, como las de conciliación. En particular se pregunta a mujeres empleadas europeas si perciben o no que en las empresas en las que trabajan se desarrollan e implementan suficientes prácticas que les permitan una conciliación efectiva.

Sin embargo, se confirma que el gran protagonista en la configuración de las políticas y prácticas de conciliación desarrolladas en las diferentes organizaciones y empresas europeas es el modelo de Estado de Bienestar propio de cada país. Es decir, serán las diferentes presiones externas o valores provenientes del medio ambiente institucionalizado en el que coexisten las organizaciones, los verdaderos condicionantes en lo que a percepción femenina de la conciliación se refiere. Con el agravante de la existencia del valor cultural de aquellos países que a día de hoy mantienen elevados niveles de masculinidad en sus sociedades.

¿Sobre quién recae el peso real de lograr una plena conciliación?

A pesar de que con la incorporación masiva de la mujer al mercado laboral, el tradicional modelo familiar de “varón sustentador” es sustituido por el nuevo modelo de “dos sustentadores”, a día de hoy, quienes demandan políticas facilitadoras de conciliación siguen siendo en su mayoría las mujeres

“Son más conciliadores aquellos países con elevado nivel de feminidad como Noruega, Suecia o Finlandia, la inercia de las organizaciones condicionadas por ese valor cultural en aras de obtener legitimidad es fomentar el bienestar de sus empleadas”

¿Cómo influyen los valores culturales en los distintos modelos de Estados del Bienestar?

Los valores culturales permean en las diferentes instituciones públicas responsables de fomentar uno u otro sentido en las políticas y prácticas a desarrollar en las organizaciones, sentido que se propaga en la mayoría de las empresas a través del llamado isomorfismo, es decir, se termina adoptando aquellas políticas culturalmente aceptadas en la sociedad. Por ejemplo, en aquellos países con elevado nivel de feminidad como Noruega, Suecia o Finlandia, la inercia de las organizaciones condicionadas por ese valor cultural en aras de obtener legitimidad es fomentar el bienestar de sus empleadas.

¿Qué países son los más conciliadores y por qué?

Son aquellos países en donde la sociedad, las instituciones y por ende las organizaciones ponen el foco de atención en la persona, considerada como un recurso estratégico en las organizaciones que requiere de elevado bienestar tanto personal como profesional. Se trata de aquellos países pertenecientes al modelo de estado de bienestar social-demócrata como Noruega, Suecia o Finlandia.

¿En qué otra investigación estás implicada ahora?

En la actualidad estamos trabajando sobre el bienestar laboral y la conciliación familiar y laboral en la incorporación de la mujer tras la baja maternal en Europa. Fundamentalmente en mujeres que acaban de tener su primer hijo. La vida de la mujer profesional sufre un cambio radical y su reincoporación requiere de una gestión adecuada a su nueva situación vital por parte de las organizaciones e instituciones públicas.

Autor

Nuria López

Periodista del Servicio de Comunicación y Relaciones Institucionales de la Universidad Loyola Andalucía. nlopez@uloyola.es Twitter: @Nurialsanchez

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Calendario de Eventos

« Agosto 2017 » loading...
L M X J V S D
31
1
2
3
4
5
6
7
8
9
10
11
12
13
14
15
16
17
18
19
20
21
22
23
24
25
26
27
28
29
30
31
1
2
3