El estrés laboral suele influir en nuestros hábitos de alimentación. Es el hambre emocional, ¿debemos hacerle caso siempre? Fuente de la foto: nortesalud.com

Estrés laboral y hábitos alimentarios

Son muchas las investigaciones que han puesto de manifiesto las consecuencias tan negativas que el estrés laboral puede tener sobre nuestra salud, como alteración del sueño o del estado de ánimo. Sin embargo, en este post queremos enfatizar la repercusión que esta situación puede tener sobre nuestros hábitos alimentarios.

El estrés va a aparecer asociado a distintas emociones negativas: preocupación, frustración, enfado, tensión, etc. Entre las muchas consecuencias derivadas del manejo inadecuado del estrés y de las emociones asociadas a él, se encuentran los cambios en los hábitos alimentarios, lo que llamamos “comer mal”, lo que nos lleva a hablar del “comer emocionalmente”. Dicho concepto haría referencia a la tendencia a ingerir alimentos en respuesta emociones negativas, en mayor medida, como forma de afrontar los sentimientos negativos.

Estrés laboral y comer emocional

La relación entre el estrés laboral y comer emocional ha sido poco estudiada en trabajadores, sin embargo, un estudio reciente en este ámbito (Avargues, Borda, Almeda, Ramírez y Pérez, 2015) aporta varias conclusiones:

a) las principales fuentes de estrés laboral se relacionan con la organización y demandas del trabajo y con la incertidumbre sobre su futuro profesional.

b) las emociones ante las que se come más son el aburrimiento, la frustración, la insatisfacción, la falta de control y la tensión; por el contrario, las emociones ante las que se come menos son estar desanimado, preocupado y triste.

c) en los casos en los que el estado emocional lleva a pagarlo con la comida, habitualmente se tiende a picotear durante todo el día o a tomar casi compulsivamente algún alimento concreto.

d) respecto a las consecuencias para la salud, un 25% de las personas manifiesta que ha aumentado de peso teniendo esta conducta, además de otros problemas como musculoesqueléticos, digestivos o sobrepeso/obesidad.

Así que ya sabes, si notas que el trabajo te está estresando, busca estrategias adecuadas de afrontamiento, como hacer deporte o practicar una afición que te guste. No dejes que el estrés cambie tu vida y tu salud.

Referencia:
Avargues, M. J., Borda, M., Almeda, N., Ramírez, M. R. y Pérez, M. (2015, octubre). Estrés laboral, estados emocionales negativos, patrón alimentario y complicaciones de salud. IX Congreso de la AEPCP. Obsesiones, compulsiones y problemas relacionados: ¿qué hay de nuevo? Valencia (España).

Milagrosa Sánchez Martín
Coordinadora Grado Psicología 

Autor

Mila Sánchez Martín

Doctora con mención europea por la Universidad de Sevilla. Actualmente es la coordinadora del Grado en Psicología en la Universidad Loyola Andalucía. Fue Personal Investigador en Formación (PIF) por la Consejería de Economía, Innovación, Ciencia y Empleo de la Junta de Andalucía, obteniendo en 2011 el Premio Jóvenes Investigadores que otorga la Asociación Española de Metodología de las Ciencias del Comportamiento. Socia fundadora de la spin-off, Metodik, empresa dedicada a proporcionar asesoramiento metodológico y realizar análisis de datos en investigación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Calendario de Eventos