Noticias

Sevilla

Córdoba

Esther Alonso estudia el doble grado en ADE y Comunicación en el campus de Córdoba.

Esther Alonso, alumna de ADE+Comunicación: «Los estudiantes hemos sido la prioridad de los profesores, y se ha notado en nuestro resultado académico»

Esther Alonso es estudiante de cuarto curso del Doble Grado en ADE y Comunicación en el Campus de Córdoba de la Universidad Loyola. Cursa, además, el programa Dual Business Degree, que otorga una doble titulación con reconocimiento oficial en Estados Unidos y la Unión Europea. Se puede acceder a él a través de las distintas especializaciones del Grado en Administración y Dirección de Empresas. «Durante el confinamiento, los webinars me han permitido aprender de expertos a nivel mundial, lo que me ha ayudado a tener una perspectiva global de la pandemia y cómo esta está cambiando las reglas del juego», explica Esther.

Pregunta: Hemos pasado por una época difícil por la situación del COVID-19 ¿Cómo valoras las clases presenciales virtuales durante este tiempo y el apoyo del profesorado?

Respuesta: Ha sido una lucha a contracorriente a la que la Universidad Loyola ha respondido con creces. Esta situación cambió la universidad tal y como la habíamos conocido. Y como todo cambio, hubo que adaptarse para que el confinamiento no nos perjudicara a los alumnos respecto a nuestro rendimiento. Cada alumno también contaba con una situación en casa diferente, pero los profesores han sabido responder rápido.

(P): ¿Qué destacarías de la adaptación de la actividad de la Universidad a la situación ocasionada por el confinamiento?

(R): Sin duda alguna, el compromiso de la mayoría de los profesores. Desde el inicio del confinamiento se han preocupado por escucharnos y adaptar las clases de manera que nuestro rendimiento académico no se viese perjudicado. Algunos profesores redujeron el tiempo de explicación para fomentar la concentración. También han utilizado otras herramientas como vídeos explicativos sobre el temario (además de la explicación del profesor), foros, artículos… No todo lo que concierne a esta pandemia iba a ser malo, estas nuevas técnicas nos han mostrado una manera de aprender de una manera más dinámica.

«Las nuevas tecnologías nos han mostrado una manera de aprender más dinámica»

También es digno de destacar la disponibilidad que han mostrado los profesores. No solo adaptaron las clases, sino que se han mostrado siempre flexibles a la hora de las tutorías de manera presencial virtual. Me consta de alguna profesora que ha atendido a alumnos en tutorías incluso en las vacaciones de Semana Santa. Los estudiantes hemos sido la prioridad de los profesores, y se ha notado en nuestro resultado académico.

(P): Numerosas actividades, como talleres, sesiones de orientación profesional, mesas redondas y conferencias, han ido desarrollándose durante el confinamiento ¿Cómo valoras la atención de los diferentes servicios de la Universidad? ¿Has participado en alguna actividad?

(R): Por incompatibilidad de horarios no he podido participar en todas las actividades que se han preparado de la manera que me hubiese gustado. No obstante, sé de primera mano por mis compañeros que, por ejemplo, las sesiones de “Last Tuesday” han sido todo un éxito. Algunos webinars los grababan, lo que me ha permitido asistir a algunas sesiones, aunque no fuese en el mismo momento de la emisión, como la que organizó Esade “The day after: Capitalism in times of pandemics” y fue impartida por economistas de la talla de Luis Garicano y Andrés Velasco.

Durante el confinamiento, los webinars me han permitido aprender de expertos a nivel mundial, lo que me ha ayudado a tener una perspectiva global de la pandemia y cómo esta está cambiando las reglas del juego.

P: ¿Qué es lo que más valoras de tu formación en la Universidad, tanto en lo académico como en lo personal?

(R): Respecto a lo académico, pienso que estoy recibiendo una formación que responde a las necesidades del mercado en el que trabajaré en unos años. Algunos de los profesores, además de sus labores docentes, siguen activos en su ámbito de profesión, lo que nos ha permitido a los alumnos trabajar con casos actuales. Para mi es muy importante adquirir conocimientos que pueda poner en práctica incluso antes de salir al mercado laboral. Las prácticas ha sido la experiencia que me ha permitido poder llevarlo a cabo.

En mi opinión un buen profesional no debe medirse solamente en lo académico, sino también en valores. Desde que comencé mis estudios en la Universidad Loyola, el respeto, la constancia y el liderazgo han sido valores claves en mi día a día. Echando la vista atrás veo cómo he crecido durante estos tres años personal y espiritualmente en Loyola… ¡A ver cómo se presentan estos tres próximos!

«Ser excelente académicamente es importante, pero una formación en valores es fundamental, y Loyola es el lugar para combinar ambas a la perfección»

P: Estudias el Doble Grado en ADE y Comunicación (DUAL). Si tuvieras que recomendar a alguien que estudiara en Loyola ¿qué le dirías?

(R): En las jornadas de puertas abiertas en las que he participado siempre recuerdo el mejor consejo que me dieron antes de entrar: “No pases por la universidad, deja que la universidad pase por ti”. Ser excelente académicamente es importante, pero una formación en valores es fundamental. Creo que Loyola es el lugar para combinar ambas a la perfección. Loyola es una universidad 360º que forma a estudiantes 360º.

Los alumnos-embajadores siempre bromeamos con que vivimos en Loyola entre las clases, talleres, voluntariados… ¡pero no lo querríamos de ninguna otra manera!

P: Con respecto a tus prácticas en la oficina de Relaciones Internacionales de la Universidad ¿Cómo valorarías tu experiencia? ¿Cuál ha sido tu mayor aprendizaje?

(R): Desde febrero he estado haciendo las prácticas en la oficina de Relaciones Internacionales de la Universidad Loyola. En este curso las sigo continuando allí. Mi experiencia de prácticas en el Servicio de Relaciones Internacionales está siendo fenomenal. Es de agradecer lo acogedores que han sido todos los miembros del equipo. Han confiado en mi desde el primer momento con responsabilidades impensables en un principio para una alumna de 3º, proporcionándome una experiencia más completa aún. Hay muy buen ambiente en la oficina, y eso siempre es algo para valorar en positivo, pues es un gusto trabajar aprendiendo de ellos.

Autor

Jaime Pastor

Periodista del Servicio de Comunicación y Relaciones Institucionales de la Universidad Loyola Andalucía.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *