Agenda

Noticias

Sevilla

Córdoba

Fabio Gómez-Estern, director de la Escuela de Ingeniería de la Universidad Loyola Andalucía.

Fabio Gómez-Estern: “Las escuelas de ingeniería jesuitas colaborarán con la red IAJU especialmente en materia de economía y sostenibilidad”

Del 8 al 12 de julio se ha celebrado en Deusto la Asamblea Mundial de Instituciones Jesuitas de Educación Superior en la que se ha constituido oficialmente la Asociación Internacional de Universidades Jesuitas (IAJU). En el marco de este encuentro, se constituyó asimismo la Asociación de Escuelas de Ingeniería Jesuitas, donde el director de la ETSI de Loyola Andalucía, Fabio Gómez-Estern, estuvo presente. Hablamos con él para que nos cuente cuáles son los objetivos de esta nueva asociación y qué puede aportar Loyola Andalucía.

Pregunta: En el marco de la celebración de la Asamblea Mundial de Universidades Jesuitas en Deusto se ha constituido la Asociación de Escuelas de Ingeniería Jesuitas (IAJES) ¿Cómo surge la idea y cuáles son los objetivos de esta asociación?

Respuesta: Este tipo de asociación ya existía para las escuelas de negocio jesuitas. Las escuelas de ingeniería tienen una serie de particularidades que hacen especialmente interesante compartir información, recursos, experiencias y estrategias. Tanto por la naturaleza experimental de los estudios, que requieren unas infraestructuras y profesionales muy particulares, como por la relevancia que adquiere el concepto de sostenibilidad medioambiental para los ingenieros, siendo una de las prioridades de la Compañía de Jesús actualmente, resulta especialmente interesante constituir este tipo de asociación. Los primeros pasos para la concreción de este proyecto los ha dado la Escuela de Ingeniería francesa ICAM, una de las más antiguas y consolidadas.

“La relevancia del concepto de sostenibilidad medioambiental para los ingenieros hace especialmente interesante constituir este tipo de asociación”

(P): ¿Qué temas estratégicos se abordarán desde la IAJES?

(R): Los temas estratégicos que se abordarán desde IAJES están en línea con los temas fundamentales que interesan a la totalidad de la Asociación de universidades jesuitas IAJU, que se articulan a través de 6 grupos de trabajo o task forces. Por destacar una línea estratégica, se espera de las escuelas de ingeniería que colaboren especialmente con el task force de Economía y Sostenibilidad.

(P): ¿Puedes hablarnos del proyecto que presentaste ante tus homólogos de otras escuelas de ingeniería jesuitas?

(R): Nuestra universidad lanzó varias propuestas, en distintos aspectos. Una de ellas es la llamada a la participación en una competición internacional respaldada por la prestigiosa asociación de ingenieros eléctricos y electrónicos IEEE. Esta propuesta, en la que participa especialmente Loyola Andalucía a través de su instituto de investigación Loyola Tech, busca recabar propuestas e ideas por parte de estudiantes e investigadores que aborden el tema del despliegue de la red eléctrica con alcance a todas las comunidades de África que actualmente se encuentran aisladas del suministro energético, una población que alcanza los 1.000 millones de personas.

Esta propuesta es de naturaleza especulativa, ya que se pretende pasar de la conocida instalación individual basada en energía fotovoltaica o microhidrocentrales, tecnología en la que hemos trabajado desde la escuela de ingeniería en Centroamérica, a una solución escalable que despliegue la red eléctrica hasta todas las comunidades de manera interconectada. Dicha solución requiere una propuesta de nuevas tecnologías para la distribución y el almacenamiento, además de estrategias escalables para la gestión de la red y la elaboración de planes de negocio.

“Nuestra escuela, en un período de 4 años ha desplegado 5 titulaciones de ingeniería, infraestructuras especializadas, laboratorios, software, tecnología de innovación docente, y un sistema de gestión que permite compartir con gran eficiencia los recursos”

(P): ¿Qué temas se han abordado durante la reunión de escuelas de ingeniería jesuitas?

(R): En el debate sobre la disrupción tecnológica, que estuvo muy presente durante las jornadas, nuestra universidad propuso definir un nuevo task force dedicado a analizar, prever y mitigar el impacto social negativo que podría acarrear el proceso de disrupción digital. El auge de los datos masivos y la inteligencia artificial está planteando unos retos sociales que ya no podemos ignorar, y la Compañía de Jesús, y más concretamente las escuelas de ingeniería jesuitas, deben abordar sin demora esta problemática.

(P): ¿Qué puede aportar la ETSI de Loyola Andalucía a la red IAJES?

(R): Aunque resulte paradójico, la Escuela de Ingeniería de Loyola, con su juventud, puede aportar experiencia. Nuestra escuela, en un período de 4 años ha desplegado 5 titulaciones de ingeniería con carácter profesionalizante y oficial, infraestructuras especializadas, laboratorios, software, tecnología de innovación docente, y un sistema de gestión matricial que permite compartir con gran eficiencia los recursos. A menudo las universidades de IAJES nos consultan o nos invitan a visitarlas para poder compartir la experiencia adquirida en el proceso. También sucede con universidades consolidadas que desean renovar sus procesos y actualizar sus metodologías a el entorno y las oportunidades del siglo XXI.

Autor

Nuria Gordillo

Periodista del Servicio de Comunicación y Relaciones Institucionales de la Universidad Loyola Andalucía. ngordillo@uloyola.es Twitter: @Nuria_GR

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *