Noticias

Sevilla

Córdoba

La Escuela de Doctorado inicia su quinto curso con dos nuevos programas

La Escuela de Doctorado de la Universidad Loyola ha comenzado un nuevo curso académico, el quinto desde su puesta en marcha, en el además de los dos programas ya existentes: Programa de Doctorado en Ciencia de los Datos y el Programa de Doctorado en Desarrollo Inclusivo y Sostenible, incluyen dos nuevos: El Programa de Psicología y el Máster en métodos de investigación aplicado a las ciencias sociales.

En el acto de bienvenida a los nuevos doctorandos participaron la directora de la Escuela de Doctorado, Emma Motrico, y la secretaria académica de la Escuela, Isabel Benítez, que detalló la estructura de la escuela y ofreció datos de cursos anteriores. Además, la responsable de la secretaría académica habló de las nuevas actividades transversales para el nuevo curso que comienza, en el que se celebrarán seminarios, talleres de redacción de artículos científicos y más recursos de biblioteca entre otros. Como retos para el nuevo curso, la responsable detalló la mayor internacionalización y el fortalecimiento de las relaciones con la empresa como ejes fundamentales.

‘Triple “i” mobility’
A su vez, la directora de la Escuela de Doctorado, Emma Motrico resaltando ante todo las dos misiones principales de la Escuela que son la formación de investigadores y la investigación de calidad y con impacto social, habló de los propósitos principales alineados con los requisitos del Espacio Europeo de Investigación. Éstos, además de resaltar valores como la ética en la investigación y la tesis como valor fundamental para la excelencia, destacó la llamada ‘Triple “i” mobility’: International networking, Interdisciplinary research e intersectorial mobility, principios generales en los que la Escuela de Doctorado basará su camino a lo largo del curso que comienza.

Presentado por Emma Motrico, Ian Craig, Director del programa de Psicología y del mismo Departamento de la Universidad Loyola, fue el encargado de ofrecer la conferencia inaugural dirigida a los nuevos doctorandos. El científico australiano eligió la curiosidad como lema que ofrecer a los estudiantes, aludiendo a la capacidad actual como estudiantes de perseguir ideas, explorar y avanzar mediante ese motor de la curiosidad intrínseca a la actividad investigadora que comienzan a experimentar.

De la curiosidad al gran descubrimiento
Para ilustrar su conferencia, Ian Craig estableció ejemplos científicos que a lo largo de la historia han constituido la evidencia de que la simple curiosidad por algo mínimo e insignificante ha llegado a grandes descubrimientos de la ciencia. Por ejemplo, de cómo Fleming por un simple descuido de laboratorio, llegó a vislumbrar una serie de cambios en sus cultivos celulares que le llevó a descubrir la penicilina, o de como el científico australiano Alan Mackay, a raíz de la observación de una peculiaridad de las células del olfato en ratones, consiguió regenerar el sistema nervioso en humanos. Como conclusión, el científico de la Universidad Loyola destacó la idea de “el largo plazo de la ciencia, donde lo que a veces parece insignificante, puede tener una gran transcendencia gracias al poder de la curiosidad y la creatividad”.

Por último, intervino Vicente González, director de la Revista Fomento Social, que presentó la revista científica de la Universidad Loyola a los allí presentes, ofreció las posibilidades para publicar y presentó la misión de la coherencia de los contenidos que se publican, además del reto de ser una revista de impacto en el sector.

Autor

María Victoria Mendoza

Periodista de temas científicos del Servicio de Comunicación, Relaciones Institucionales y Marketing de la Universidad Loyola. mvmendoza@uloyola.es

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *