Noticias

Sevilla

Córdoba

Entrevista con Vicente Moreno, presidente del Club de Bolsa de la Universidad Loyola.

Vicente Moreno: «El Club de Bolsa pretende ir un paso más allá en la formación de los estudiantes de la Universidad Loyola en materia financiera»

Vicente Moreno es presidente del Club de Bolsa y estudiante en la Universidad Loyola. Hemos hablado con él para conocer mejor el club, además de hablar de sus objetivos y retos. Él asegura que el Club de Bolsa «pretende ir un paso más allá en la formación de los estudiantes de Loyola en materia financiera«. Destaca muchos aspectos del club, pero él cree que «en cierta medida te obliga a salir de tu zona de confort y eso es muy importante».

Pregunta: Para quien no conozca el Club de Bolsa ¿Qué es?

Respuesta: Es un club dentro de la Universidad Loyola centrado en el mundo de la inversión y las finanzas. Somos un grupo de estudiantes que nos reunimos, coordinamos y organizamos para aprender sobre inversión y analizar el desempeño del mercado bursátil en cada momento del tiempo.

P: ¿Por qué crees que es bueno tener un Club de Bolsa en Loyola? 

R: El Club de Bolsa pretende ir un paso más allá en la formación de los estudiantes de la Universidad Loyola en materia financiera. Además de todos los conocimientos adquiridos durante la carrera, el Club de Bolsa permite profundizar y aplicar esos conocimientos económicos y financieros al mundo real. El objetivo principal es el de servir como puente de unión entre el mundo profesional de la banca de inversión o la gestión de patrimonios, y el mundo universitario.

Conseguir que aquellos estudiantes que tengan como opción profesional el campo de las inversiones, puedan tomar contacto con esa realidad, aprender, y empezar a desarrollar un perfil profesional que pueda ser diferenciador al acabar la carrera. Y no solo aquellos interesados en las finanzas, sino que el Club sea, de hecho, una experiencia diferenciadora para cualquier perfil universitario independientemente de su enfoque profesional.

Para conseguir todo esto, el Club promueve y facilita a todos sus miembros la adquisición de nuevos conocimientos y experiencia a través de distintos eventos y la propia aplicación de todo lo aprendido a través de análisis reales de inversiones. Por el momento, el gran reto del Club es poder llegar al máximo número de estudiantes posible en la Universidad y poder ofrecerles esa experiencia y conocimientos que los diferenciaran en los primeros años de su vida post universitaria.

«El Club de Bolsa pretende ir un paso más allá en la formación de los estudiantes de la Universidad Loyola en materia financiera»

P: ¿Quiénes formáis el Club? 

R: En este momento, el Club está integrado por 15 personas. De ellas, tres son parte de la directiva del Club, y 12 son miembros analistas, que son personas que ya han recibido la formación básica ofrecida por el Club y ahora se dedican a hacer análisis de empresas, gestionar carteras virtuales y dar recomendaciones de inversión dentro del Club. Entre los 15 integrantes encontramos estudiantes de grados y grados dobles en ADE, Relaciones Internacionales, Economía, Derecho, Ingeniería Informática o Ingeniería Electromecánica. Es decir, es un grupo bastante multidisciplinar; está abierto a todas las disciplinas, precisamente, porque esto lo enriquece.

El curso anterior, pasaron por nuestras sesiones de formación y asistieron a nuestros eventos alrededor de 50 alumnos de la Universidad. Para este segundo cuatrimestre comenzaremos con las sesiones de formación básica, donde se inician los nuevos miembros del Club, y donde esperamos batir los números del curso anterior.

Encuentros del Club de Bolsa
Desarrollo de un encuentro del Club de Bolsa con Miguel Puerto.

P: ¿Qué actividades organizáis? ¿Te gustaría destacar alguna que os haya gustado especialmente?

R: La actividad básica del Club son las sesiones de formación. En ellas los nuevos miembros aprenden todo lo necesario para poder luego convertirse en miembros analistas y, de esta manera, empezar a hacer valoraciones de empresas y recomendaciones de inversión. Dentro de formación, también cabe destacar los eventos que organizamos con profesionales y expertos de la inversión. El año pasado, por poner un ejemplo, pudimos organizar un encuentro con Miguel Carlos Puerto, alumni de Loyola, que trabaja como Portfolio Research Analyst en Morningstar, en Chicago. Lo organizamos en Espacio RES y fue todo un éxito, tanto por la asistencia y participación, como por todo lo que pudimos aprender con la experiencia de Miguel.

También pudo venir a la Universidad Artur Marion Ceolin, inversor brasileño, trader y Portfolio Manager en el Clube Monticano, quien nos ofreció una magnifica sesión sobre análisis cualitativo de negocios que se extendió más allá del tiempo programado debido al gran interés mostrado por los participantes. De la misma manera, y aunque la crisis del COVID-19 nos lo impidió, organizamos también una visita a la Bolsa de Madrid y a la CNMV. Para este segundo cuatrimestre tenemos ya programados algunos eventos que haremos públicos pronto y que esperamos se puedan desarrollar con normalidad aun a pesar de las extraordinarias circunstancias.

En lo referente a análisis, los analistas preparan un mini informe mensual con una recomendación de inversión sobre nuevas oportunidades de inversión que aparecen en el mercado. Además de eso, algunos de nuestros miembros pudieron participar el año pasado en la primera edición del Value Challenge, organizada por Argent Spain, la mayor comunidad financiera universitaria de España.

P: ¿Qué es lo mejor del Club de Bolsa?

R: Lo mejor del Club es que, en cierto sentido, te obliga a salir de tu zona de confort. Te permite aprender, aplicar conocimientos, relacionarte, participar en congresos, conferencias y descubrir grandes oportunidades que de otra manera no podrías encontrar. Sin duda, es un gran complemento a la formación universitaria que se ofrece en la Universidad, para cualquier grado. Al final, todos aquellos que pasan por el Club, además de conocimientos sobre finanzas y economía, acaban desarrollando y potenciando su capacidad de análisis, trabajo en equipo, coordinación y su perspicacia. Es por ello que la actividad del Club imprime un carácter diferenciador a todos los perfiles de personas que pasan por él.

«Las características fundamentales del Club de Bolsa serían dos: actitud proactiva y compromiso» 

P: ¿Dónde os podemos encontrar? 

R: Podéis encontrarnos a través de LinkedIn (Loyola Investment Club), Twitter (@LoyolaInvest), Instagram (@clubdebolsaloyola), pero, sobre todo, a través de nuestro correo electrónico clubdebolsa@uloyola.es.

P: Si alguien quiere participar ¿Qué tendría que hacer? ¿Hace falta tener conocimientos previos, alguna habilidad especial… o se puede empezar sin saber nada?

R: Se puede empezar sin tener apenas conocimientos básicos de finanzas o economía. Precisamente, el Club dedica todos los años un cuatrimestre completo a que los nuevos miembros completen un plan de formación básico que les permitirá desarrollar funciones más avanzadas dentro de la sección de análisis del Club. Por lo que no es necesario preocuparse por nuestro nivel de partida si es que estamos interesados en unirnos al Club. Para ello, la forma más sencilla es escribirnos a clubdebolsa@uloyola.es, donde facilitaremos un formulario de inscripción de nuevo miembro que también se puede encontrar en todas nuestras redes sociales.

P: ¿Cuáles dirías que son las características que definen a un miembro del Club de Bolsa?

R: Las características fundamentales serían dos: actitud proactiva y compromiso. Para formar parte del Club y poder aprovechar al máximo todas las oportunidades que te puede abrir es necesario hacerlo de manera activa, no pasiva. Desde las ganas de aprender, de innovar, incluso de emprender distintas iniciativas dentro del Club. También es igualmente necesario el compromiso, pues unirte al Club significa comprometerse a asistir a los eventos o a cumplir con la fecha de entrega de las posibles tareas asignadas. Cumpliendo esas dos características fundamentales, cualquier persona dentro del Club puede vivir la experiencia debidamente y aprovechar todas las oportunidades que puedan aparecer.

Autor

Jaime Pastor

Periodista del Servicio de Comunicación y Relaciones Institucionales de la Universidad Loyola Andalucía.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *