Agenda

Noticias

Sevilla

Córdoba

El profesor de la Universidad Loyola Andalucía Pedro Rivas nos habla del Estado Islámico .

Pedro Rivas: “Quien diga que el uso de la fuerza no soluciona nada está equivocado”

 Estamos ante una nueva amenaza que poco a poco se está instaurando en Occidente mediante atentados en las capitales más conocidas, por parte del Estado Islámico, siendo la última en París.

Pedro Rivas, profesor de Relaciones Internacionales en la Universidad Loyola Andalucía y experto en terrorismo y seguridad nacional, nos atiende para hablar sobre el autodenominado Estado Islámico, ahora Daesh; la capacidad de respuesta de España y de cómo afrontar el futuro ante esta amenaza terrorista.

Pregunta (P): Hace unos días hubo un atentado en París, hace ocho meses otro en Túnez, y ambos cometidos por el Estado Islámico, puesto que ellos mismos se autoproclamaron autores de estos dos atentados. ¿Podría contextualizar explicando quiénes son y qué quieren exactamente?

Respuesta (R): Quieren tener el control completo del Oriente Próximo y Medio, y en la medida de lo posible extenderlo al resto del mundo para islamizar el mundo contemporáneo y crear un califato, es decir, la forma óptima de gobierno según ellos y lo que quieren es el control del mundo y que todos sean musulmanes a su manera, no de la manera ‘correcta’.

Entrevista al profesor de la Universidad Loyola Andalucía, Pedro Rivas, sobre el Estado Islámico

Miembros del Daesh (Foto: BBC)

(R): Los hay desde los antiguos oficiales de alto rango del ejército de Sadam Husein que se acabaron integrando en el Daesh. Pero también tienen lo peor de cada casa, es decir, el perfil de delincuente común que se integra para cometer los delitos sin ser castigado y con un sueldo también. Pero no solamente está este perfil de terrorista, porque los hay que están firmemente convencidos que están actuando para la creación del califato.

 (P): Uno de los terroristas que cometió el atentado en París entró como refugiado el 3 de octubre por Grecia ¿está ahí el problema? ¿Cómo se controla la entrada de refugiados?

(R): El problema es que no hay una respuesta única y cualquier decisión que se tome será preocupante. ¿Es probable que entre los refugiados, en los que la mayoría son personas que huyen de lo mismo de lo que ahora estamos huyendo nosotros, haya terroristas? Probable ¿Podemos impedirlo?

Es casi imposible, porque cuando la gente viene ‘sin papeles’ no sabes quiénes son porque el terrorista puede tener cualquier cara ya que no tiene una cara de terrorista. Por lo tanto blindar las fronteras, como ha sugerido Jean-Marie Le Pen en Francia, no se puede hacer porque sería dejar a los refugiados, que huyen de lo mismo que nosotros, a su suerte. ¿Realizar más controles? Es complicado, salvo que vengan con documentos y hayan estado fichados en sus países de origen o haya indicios de que puedan ser posibles amenazas, por lo que hay que aceptar que entre esos refugiados se colará alguno.

Entrevista a Pedro Rivas - Estado Islámico (2)

Refugiados sirios (Foto: mundo árabe)

Si blindáramos las fronteras tendrían una coartada perfecta, porque les estaríamos diciendo que en Occidente no queremos riesgos de ningún tipo y ellos estarían diciendo a los refugiados “¿os estáis dando cuenta que esa Europa os desprecia profundamente porque cree que sois todos terroristas?”, por lo que creo que es un riesgo imprevisible en cierta medida, con lo que tendremos que acostumbrarnos, si valoramos una democracia como la nuestra con sus virtudes morales, a que nos pondrán más bombas de las deseables.

(P): Y entonces ¿hasta qué punto deberíamos estar alertados o preocupados? En España estamos en alerta 4 y en Francia se prorrogará el nivel 5 durante tres meses más.

 (R): Tenemos que ser conscientes de que el riesgo es muy alto, y que es muy probable que ataquen a cualquier país de Europa con relativa facilidad y relativamente pronto. Algo tan llamativo como lo de París no se va a repetir con facilidad por la coordinación que requiere, pero que un hombre entre en el metro y le pegue puñaladas a tres personas o quiera inmolarse en un cine, es fácil porque no requiere de una formación especial.

Hay que aceptar que el terrorismo no se puede erradicar, y quiero incidir en lo que dijo el Ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, de que estamos en alerta 4, pero reforzada y eso quiere decir que puede haber un atentado y no se pueda prever. El nivel cinco sería llevar las tropas a las calles controlando edificios críticos y manteniendo un control de la población mucho mayor.

(P): Después de los atentados en París, Francia contestó inmediatamente con bombardeos a Raqqa. ¿La solución es bombardear por el aire, o hay que pisar terreno y atacar por tierra?

 (R): El uso de la fuerza armada es uno de los elementos, aunque hay otros también. Quien diga que el uso de la fuerza no soluciona nada está equivocado, porque la fuerza en sí no es la solución, pero es un elemento que ayuda a contener a los grupos terroristas y a debilitarlos en origen.

Entrevista a Pedro Rivas. Muestra de la ciudad de Raqqa

Ciudad de Raqqa (Foto: Lafm)

La fuerza aérea es una herramienta para laminar al enemigo desde el aire, pero hasta que no hay tropas de infantería ocupando el terreno no se acaba con eso. El autodenominado Estado Islámico tiene elementos para considerarse un estado porque controla de 6 a 8 millones de población en un territorio más o menos delimitado, con un derecho propio y ofrece educación, sanidad y ha acuñado su moneda, y esos son elementos casi de estado.

Si se hubiera intervenido militarmente hace año y medio hubiera sido más fácil, pero la intervención es muy costosa tanto en dinero, como en imagen pública o vidas. ¿Qué significa? Que habrá que meter tropas en el terreno y es ahí cuando habrá reticencias entre los países, aunque el terrorismo no es un ejército, con lo que habrá que debilitarlos en su origen para que estos radicales, primero, no lleguen a Europa y, segundo, para que los europeos radicalizados se den cuenta que esa fuerza no es tan grande, porque no es tan potente como parece. Hay que poner medidas como neutralización del terrorismo y su prevención que están en Europa pero sin funcionar demasiado bien.

(P): ¿El ejército español está preparado para atacar? ¿Necesitaremos de ayuda de otros países?

 (R): Quizás una gran potencia que ponga todo su empeño con el grueso de la gente del Estado Islámico pero no acabar con todos sus miembros porque eso es imposible. España por sí sola no puede hacer frente porque la experiencia acumulada nos ha hecho ver que hace falta todo tipo de cooperación. Francia ya está bombardeando pero se está coordinando con Rusia, y Estados Unidos ha dicho que aún no se va a coordinar con Rusia porque las reticencias son muy grandes. Sería razonable que España se sumara a Francia y Rusia, porque es la única manera de demostrar una unidad, política y moral, de las democracias ante este tipo de terrorismo. El ejército español está preparado para algunas técnicas pero sería plantear un esfuerzo innecesario.

 (P): A partir de las reticencias entre Estado Unidos y Rusia ha surgido el debate de la financiación de este grupo terrorista ¿Cómo se financian?

 (R): De varias maneras. Se financian con los pozos de petróleo que han ido conquistando, y ese petróleo lo venden ilegalmente al régimen sirio de Bashar Al-Asad, para que pueda continuar con su vida cotidiana, y éstas son las contradicciones que surgen en tiempos de guerra. Pasan muchos camiones diarios por la frontera de Turquía, pero hasta el otro día, misteriosamente, nadie sabía nada de ellos.

Se financian por el narcotráfico, por el cobro de impuestos a los ciudadanos que, por ejemplo, viajan por carretera y también con el secuestro de personas o la venta de mujeres para violaciones o lo que ellos vean oportuno. De igual manera se financian con la venta de material arqueológico y este tipo de actividades ilícitas. Allá donde no hay normas y ellos mismos la imponen, pueden disponer del dinero que quieran, pero además han ocupado unos cuantos bancos con bastantes millones de dólares en Siria, con lo cual disponen de recursos necesarios para seguir subsistiendo.

(P): Entonces, después de todo lo que nos has contado ¿Cómo debe actuar la sociedad civil, la que compra en comercios o va a trabajar a las nueve de la mañana?

 (R): Hay que actuar con total normalidad, porque lo contrario sería darles la razón. Ellos quieren sacarnos de esa normalidad, que vayamos con miedo y confusión a todos lados. Sería bueno una labor pedagógica sencilla por parte de los medios de comunicación o lo que sea, para explicar al ciudadano qué busca el terrorista y como mermar aquello que busca.

Hablando claro, uno no va a poder evitar que un día en el autobús haya un loco que cometa un atentado y se inmole, con lo cual hay que estar permanentemente preocupado por lo que pudiera ocurrir, y lo digo con esa frialdad porque es la realidad, hay que luchar contra ellos viviendo con total normalidad, aunque nos cueste.

 (P): ¿Tardar tanto en contestar les da a ellos la posibilidad de reaccionar más rápido y evolucionar mejor?

 (R): Sí, como ocurre siempre, porque mientras más tardemos en plantarle cara al chulo del colegio más se fortalece él, y más fuerza, por tanto, hay que mostrarle. Como he dicho antes, si hubiéramos empezado año y medio atrás, pese a las dificultades hubiera sido mucho más fácil. Con lo cual, mientras más nos demoremos, más nos va a costar hacerles frente ya que en este tiempo se han radicalizado unos cuarenta mil civiles, que eran totalmente normales hasta que se fueron a Siria para combatir.

(P): Y por último ¿el fuerte que tienen ellos es utilizar a gente joven que están dispuestos a inmolarse sin ningún tipo de reparo?

(R): Uno de los puntos fuertes es ese. Esos jóvenes no tienen nada que perder, o bien se adhieren a esa causa de que es verdaderamente real la posibilidad de islamizar el mundo contemporáneo, o incluso musulmanes nacidos en Europa que no se sienten de ningún grupo y quieren darle sentido a sus vidas incorporándose a este tipo de grupo para adherirse a un termino acuñado ya como ‘Yihad Cool’ que, aunque suene de broma, significa para ellos sumarse a la aventura. Una persona normal sube una foto a las redes sociales comentando “sólo se vive una vez”, pero en cambio uno de ellos las puede subir comentando “sólo se muere una vez”, y ahí está una herramienta peligrosa de ellos: los jóvenes que no saben a qué se unen.

 

Entrevista realizada por Jaime Pastor

Autor

Comments

6

    1. Hola María, te explico:

      Simplemente son dos personas que tienen cargos distintos. El Papa Francisco no es experto en terrorismo y seguridad, en cambio Pedro Rivas sí; Pedro Rivas no es experto en religión, pero el Papa Francisco sí.

      ¿Sabe el Papa Francisco las consecuencias de no intervenir para que el Daesh no siga matando a inocentes por motivos «políticos»? Al igual que Pedro Rivas ¿Sabe Pedro como funciona la religión específicamente o realizar las funciones papales?

      Por otro lado, te expongo un símil. Un profesor sabe más de cómo enseñar que un cocinero, al igual que el cocinero sabe más de cocinar que un profesor, que la comida guste más o menos ya es otra cosa, y que la forma de enseñar guste más o menos también es otra.

      En definitiva, son simplemente distintos puntos de vista de personas con cargos distintos.

      Espero que te haya ayudado mi razonamiento para simplificar la duda

      Saludos¡

  1. ¡Chicos, permitid el diálogo! Nadie tiene la verdad absoluta. Dejad que el blog sea un espacio donde la gente se exprese con libertad. No «apuntilléis» cada comentario. Se os quiere, «Pepe Pérez».

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *