Noticias

Sevilla

Córdoba

María Isabel Rodríguez Bugatto estudia el Grado Doble en Derecho + Relaciones Internacionales de la Universidad Loyola.

María Isabel Rodríguez: «Realizar experiencias profesionales internacionales muestra capacidad de adaptarse a un entorno extraño y estar dispuesta a empezar de cero»

María Isabel Rodríguez Bugatto estudia el Grado Doble en Derecho + Relaciones Internacionales de la Universidad Loyola. Gracias al Servicio de Carreras Profesionales, durante cuatro meses ha realizado unas prácticas profesionales en la sede de Roma del despacho de abogados Ontier. La experiencia le ha resultado tan gratificante, que asegura que ha sido el empuje que necesitaba para enfrentar su último año de universidad.

(P): ¿Cómo ha sido su experiencia en la sede de ONTIER en Roma?

(R): Haciendo un balance general de mis prácticas, debo admitir que mi experiencia no ha sido para nada aquello que me esperaba según las expectativas que me había creado ya sea por las experiencias de otras compañeras o por la ‘supuesta normalidad’ de unas prácticas. Obviamente la emergencia mundial del COVID-19 ha generado cierta fluctuación en mi experiencia, pero todos los cambios que he tenido que incluir me han ayudado a formarme como un profesional actual, el cual debe evolucionar según las necesidades de la situación sanitaria y laboral.

A pesar de las muchas cancelaciones de diferentes programas de prácticas internacionales y nacionales, lo cual me desanimaba mucho, estimo en gran medida la valentía y ganas de colaborar con la Universidad de Ontier a la hora de ofrecerme la oportunidad de cursar las prácticas curriculares en su despacho. El equipo de Ontier se mostró muy amable y acogedor en todo momento, ayudándome a adaptarme en todos los aspectos, como estudiante en prácticas en su despacho y como española en la ciudad de Roma.

Mi experiencia ha sido muy enriquecedora, específicamente porque dada la situación sanitaria, he podido observar y aprender del lado más natural y humano de los profesionales con los que me relacioné, es decir, verlos reaccionar a muchos obstáculos en el desarrollo del trabajo.

(P): ¿Cómo ha sido su día a día, qué trabajo realizaba?

(R): No había un día igual al anterior, nunca sabíamos específicamente qué apoyo o ayuda necesitarían los clientes. Al ser un despacho de un carácter internacional marcado que tocaba muchas de las ramas del Derecho, y que estaba integrado por profesionales de diferentes categorías, es decir, abogados, abogados en prácticas, etc; tuve la oportunidad, según el apoyo que yo podía ofrecer, de turnarme con diferentes compañeros de diversas materias.

Algunos de los proyectos que más me impactaron estuvieron relacionados con la documentación y elaboración en materia de compliance, lo cual, al no ser un aspecto que se trata en la carrera, me llamó mucho la atención cómo de útil y actual es en el mundo jurídico laboral.

(P): ¿Qué le animó a realizar sus prácticas en el extranjero?

(R): Siempre he tenido una gran vocación internacional, y gracias a diferentes oportunidades y personas, desde muy joven he tenido varias experiencias internacionales, ya sean de voluntariado en Estados Unidos, por trabajo en Italia o Bélgica, siempre he podido observar las consecuencias beneficiosas que eso traía a mi vida personal y académica. Por lo tanto, nunca hubo duda en mí sobre si hacer las prácticas internacionales o no, sobre todo estudiando Relaciones Internacionales, casi lo veía una ‘obligación’.

Obviamente me encanta viajar y conocer otros países y culturas, y sabía que ganaría mucha y buena experiencia profesional de esta manera.

(P): ¿Cómo cree que le va a ayudar a su carrera profesional haber realizado estas prácticas?

(R): Realizar experiencias internacionales profesionales, en mi opinión, reflejan cualidades que son atractivas a las empresas que buscan nuevo talento. Muestra capacidad de adaptarse a un entorno extraño, salir de tu área de confort y estar dispuesta a empezar de cero; iniciativa de emprender aventuras laborales con las consecuencias añadidas de dificultad, pero resiliencia ya que es una decisión normalmente de medio-largo plazo.

(P): ¿Cómo valora la gestión del Servicio de Carreras Profesionales?

(R): Estoy muy contenta con su ayuda y apoyo durante todo este proceso. Desde el primer momento en el que me presenté a Laura Carmona con mis sueños y aspiraciones sobre las prácticas, se mostró atenta, realista y animada; dispuesta a guiarme en la búsqueda a pesar de las muchas dificultades que tuvo el año pasado y, sobre todo, fue una ayuda muy cercana y familiar, alegrándose tanto como yo de poder disfrutar esta experiencia.

(P): ¿Qué le diría a los estudiantes de Loyola que dudan en si hacer, o no, prácticas en el extranjero?

(R): Que no se lo piensen; en los tiempos que corren, debemos coger cada oportunidad que se nos ofrezca, pero que también se dejen las expectativas en casa. Nada saldrá cómo se planea, pero eso no significa que no salga bien. Será una experiencia de lo más completa y trascendente.

Autor

Francisco Javier Burrero

Periodista del Servicio de Comunicación y Relaciones Institucionales de la Universidad Loyola Andalucía. fjburrero@uloyola.es Twitter: @javierburrero

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *