Esta obra de misericordia, Enterrar a los muertos, está representada en el retablo mayor de la iglesia de la Santa Caridad de Sevilla.

Enterrar a los muertos

En nuestro recorrido por los Obras Corporales de Misericordia, que venimos analizando, Dar de comer al hambrientoDar de beber al sedientoDar posada al necesitado, Vestir al desnudo y Socorrer a los presos y Visitar al enfermo, es el turno de Enterrar a los muertos.

Esta obra de misericordia está representada en el retablo mayor de la iglesia de la Santa Caridad, de Sevilla. El retablo puede considerarse como el más bello que se ejecutó en el barroco español (Enrique Valdivieso).

Es la obra de tres grandes artistas: la estructura fue ejecutada por Bernardo Simón de Pineda; la parte escultórica por Pedro Roldán; y la pintura y el dorado por Juan Valdés Leal. Todo el conjunto fue realizado entre 1670 y 1674.

El cuerpo muerto de Cristo ocupa el centro, y es llevado con reverente cariño por los santos varones, mientras que las santas mujeres colaboran desde un segundo plano. La Virgen manifiesta un dolor contenido, en el lado izquierdo de la escena, con una resignación humilde y amorosa; San Juan la acompaña y sostiene su dolor.

Conjunto inigualable

Las expresiones de dolor y cariño de todos los personajes del grupo son extraordinarias. Es un conjunto inigualable, que realiza esta obra de misericordia, a la vez que enseña a los seguidores de Miguel de Mañara a hacer lo mismo con los hermanos difuntos, enterrar a los muertos.

Toda la escena se desarrolla en un ambiente de silencio y tinieblas, delante de un fondo tallado en que se describe el vacío del monte Calvario. La visión lejana del sitio donde murió Cristo, aumenta el ambiente de dolor y silencio con que se está realizando este entierro del Señor.

La talla y el cromatismo de la escena aumentan el patetismo manifestado de este momento. Es una obra capaz de expresar con medios materiales los sentimientos interiores de todos los personajes. Es un buen ejemplo de la obra de misericordia, enterrar a los muertos.

Autor

Fernando García S.J.

Jesuita. Licenciado en Filosofía y Letras por la Universidad de Barcelona. En 1956 marcha a Japón, en donde es profesor de Historia del Arte Oriental en la Universidad Sophia (Jochi Daigaku) de Tokio. Es Académico Numerario de la Real Academia de Bellas Artes de Santa Isabel de Hungría de Sevilla, y Académico Correspondiente de la de Bellas Artes de Cádiz y de la Real Academia San Dionisio de Ciencias, Artes y Letras de Jerez. En 1993 le fue concedida por el Emperador de Japón la cruz de la "Orden del Tesoro Sagrado, con distintivo de Rayos Dorados y Rosetas". En la actualidad es Delegado Diocesano del Patrimonio Histórico-Artístico de Sevilla.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Calendario de Eventos

« septiembre 2017 » loading...
L M X J V S D
28
29
30
31
1
2
3
4
5
6
7
8
9
10
11
12
13
14
15
16
17
18
19
20
21
22
23
24
25
26
27
28
29
30
1