Noticias

Sevilla

Córdoba

Encuentro de la Universidad Loyola y la Fundación Antonio Guerrero

La Universidad Loyola y la Fundación Antonio Guerrero sientan las bases para trabajar conjuntamente en proyectos sociales

La Universidad Loyola y la Fundación Antonio Guerrero mantuvieron un encuentro la pasada semana para trabajar conjuntamente en materia social y establecer un primer contacto. En dicha reunión estuvieron el Director del Instituto de Políticas para la Transformación Social de la Universidad Loyola Andalucía , Antonio Sianes; la ayudante de investigación y trabajadora social, Rocío Vela Jiménez; y la directora del Servicio de Cultura y coordinadora de comunicación de este proyecto, Emma Camarero. Por parte de la fundación acudieron el presidente, Antonio Guerrero, y la vicepresidenta, Katy Herrero.

Un primer encuentro para sentar bases

La Fundación Antonio Guerrero trabaja en el barrio del Polígono Sur y tiene previsto abrir un centro para niños que tienen necesidades de atención especial. Según ha explicado Emma Camarero «nos contactaron porque en la Universidad Loyola tenemos la línea de Transformación Social». Se trata de un proyecto en el que la universidad lleva trabajando tiempo con un grupo multidisciplinar de personas.

Concertaron una entrevista en la sede de la fundación «para que nos contaran un poco los proyectos que ellos tenían en marcha para ver cómo podía la Universidad colaborar con ellos o cómo hacer algún tipo de acuerdo» explicó Camarero. Esta reunión fue un primer contacto en el que tocaron temas como el de la línea de neuropsicología que tiene la Fundación Antonio Guerrero. Cuenta la directora del Servicio de Cultura que «ellos ahora están realizando algunos vídeos» y se ha hablado de la posibilidad de que «pudieran tener las instalaciones de la universidad disponibles» para esto.

«Se interesaron de manera especial por el proyecto Viviendo con Mi Dragón y Música para ilusión» además de una de las próximas líneas «que queremos abrir sobre neuroeduación, porque quizás se llegue a conclusión de que hay que jugar más, mediante juego dirigido en las escuelas y estar menos tiempo sentado en una silla atendido las explicaciones en una pizarra» comentaba el presidente de la fundación, Antonio Guerrero. Además, Guerrero explicó que la Universidad Loyola y la fundación colaborarán en varias líneas de investigación.

Asimismo los estudiantes de Loyola podrán realizar prácticas en sus Centros de Atención Infantil Temprana (CAITs). De esta manera, según el presidente de la fundación, podrán conocer «la tecnología puesta al servicio de la recuperación y estimulación sensorial; la relación con la familia y conseguir la implicación de estas; también la asistencia a domicilios y entornos».

Instituto de Políticas para la Transformación Social

El proyecto del Instituto de Políticas para la Transformación Social se inscribe dentro de un trabajo conjunto con los movimientos vecinales y sociales que habitan estos barrios andaluces. El sentido de esto es el de fortalecer procesos transformadores que surjan desde los propios contextos; incidir en las políticas que en éstos se llevan a cabo para mejorar las condiciones de vida ¿Cómo? A través de la formación, la investigación, informar políticas y el fomento de prácticas transformadoras basadas en la evidencia científica.

Es un trabajo conjunto universidad-agentes sociales que pretende favorecer procesos que tiendan a transformar la realidad social de los barrios en exclusión social. «Es importante que la universidad sea aquí un agente generador  de espacios para integrar este trabajo de dinamización y fortalecimiento vecinal, además de de fortalecer el trabajo que la administración y las entidades llevan a cabo en estos barrios para mejorar la realidad social de los mismos.

Es por eso que la Universidad Loyola se reúne con las entidades dentro de la lógica del proceso que se está llevando a cabo con los agentes sociales en cada uno de los barrios. El Instituto de Políticas para la Transformación Social cumple la doble misión de la Universidad: formar e incidir en la sociedad para generar procesos transformadores que mejoren las condiciones de vida.

Autor

Jaime Pastor

Periodista del Servicio de Comunicación y Relaciones Institucionales de la Universidad Loyola Andalucía.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *